El enoturismo del 2018 mejora en sus cifras

Positivas y prometedoras noticias nos llegan del año pasado, cuando el enoturismo del 2018 fue mejor con un aumento del 20 % en impacto económico sobre las Rutas del Vino de España. Así lo asegura en un reciente informe la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN). A pesar del descenso en el número de visitantes que recibieron las zonas vinícolas nacionales, fue una gran temporada. Se lograron superar los 80 millones de euros solamente con visitas a bodegas y museos, esas que se produjeron en los meses de vendimia, sobre todo. Os contamos algunos datos más sobre este turismo enológico. 

Así fue el enoturismo del 2018, según ACEVIN

La organización acaba de publicar su undécimo Informe Anual sobre las Visitas a Bodegas y Museos del Vino que están asociadas a las rutas vinícolas. Los resultados son buenos, en general, aunque se hayan dado algunos no tan positivos. El primer punto reside en un crecimiento económico del 20,5 % en el enoturismo del 2018, respecto al año anterior. Esta cifra se obtiene teniendo en cuenta el precio de la visita estándar y el gasto medio por visitante tanto en bodegas como en museos. Así, la madurez del sector se ha demostrado con servicios de mayor valor, pues el nivel de gasto subió hasta casi los 20 euros. 

En cambio, debido a la salida de dos Rutas del Vino -Txakoli y Empordà– lo que sí descendió fue el número de visitantes totales. Se situó por debajo de los tres millones, cifra alcanzada en 2017. Si bien es cierto que entraron hasta tres nuevas rutas -Rioja Oriental, Arribes y La Mancha– solo una ha arrojado datos para este cómputo. Por tanto, se ha notado la ausencia del par de recorridos que estaban experimentando crecimiento, además.

No resulta sencillo estimar una cifra total de negocio relacionado con las Rutas del Vino de España, pues no se incluyen en el cálculo otras actividades del enoturismo del 2018. Por ejemplo, catas especiales, comidas, comercios, alojamientos, etc.

La época favorita y las rutas más exitosas

Los meses de septiembre y octubre continúan liderando el ranking general de época donde mayores visitas se registran de enoturismo del 2018. Esto se debe a la gran atracción que genera poder observar la temporada de vendimia en los campos. Las bodegas suelen ofrecen propuestas especiales y acordes a esta tarea, no disponibles en otros meses. No obstante, también agosto se posiciona como mes con mucha afluencia de público en la mayoría de Rutas del Vino. Las vacaciones son aprovechadas por los amantes del turismo enológico para disfrutarlo así.

Luego, en relación a las rutas, la del Brandy del Marco de Jerez y la del Cava del Penedès siguen ocupando los primeros puestos del listado. Recibieron 582.351 y 441.467 visitantes, respectivamente. Por detrás se encuentran las rutas de Ribera del Duero, Rioja Alta, Calatayud, Rioja Alavesa y Rías Baixas. Así pueden estar orgullosas de posicionarse a la cabeza de las 26 Rutas del Vino totales. El enoturismo del 2018 creció. ¿Lo hará también el de este presente año?

 

Translate »