Grandes Productos Argentina 

Escribe: Laura Litvin (@laulitvin)

Este bocado emblemático de la gastronomía argentina se convirtió también en un producto turístico. Quien visite la provincia más pequeña del país tiene una cita con sus deliciosas empanadas. En Argentina, la empanada es un símbolo nacional y, probablemente, el bocado más federal que existe, junto con el asado.

No se trata de una comida autóctona, se conoce su origen antiguo que llegó a estas latitudes con los españoles, como tantos otros platos. Con el tiempo se convirtió en emblema de la identidad culinaria argentina. Cada región, de norte a sur, tiene su versión y se vanagloria de su receta que ostenta un ingrediente particular. Existen rutas gastronómicas para probarlas todas y  concursos para elegir cuál es la mejor.

Tucumán, al noroeste del país (a 1200 km desde Buenos Aires), ofrece una empanada singular. El corte más utilizado es el matambre de la vaca (ese extenso músculo que recubre la panza del animal). La receta es simple: matambre cortado a cuchillo, cebolla (toda buena empanada lleva cebolla), huevo, verdeo, ají, comino, pimienta y pimentón.

La tradición indica que se cocina en horno de barro y al morderla -con las piernas separadas para que no manche la ropa- se puede agregar un chorrito de limón. Además, debe tener 13 repulgues, ni uno más ni uno menos, para lograr el tamaño exacto que requieren las exigentes reglas de las tucumanos.

La ruta de la empanada

Por supuesto, hay distintas localidades famosas por sus empanadas en la provincia, por eso se creó la conocida Ruta de la Empanada. Volvió a esta delicia norteña un producto turístico. El recorrido está compuesto por 54 establecimientos gastronómicos de San Miguel de Tucumán (la capital de la provincia). También de Yerba Buena y Famaillá, sede de la Fiesta Nacional de la Empanada, que este año celebra la edición 40°.

Dónde probarlas

En la capital tucumana, a dos calles de la Plaza Independencia y la Casa Histórica de San Miguel de Tucumán (donde se firmó la Independencia), funciona Peña El Cardón (Las Heras 50), donde se sirven riquísimas empanadas tucumanas.

A 13 kilómetros de la capital, en Yerba Buena, hay varios restaurantes, pero se destaca Los Hornos (Av. Aconquija 2419). Si se sienta en la vereda, disfrutará de sus sabrosas empanadas con vista al cerro San Javier.

Famaillá, a 41 km de la S. M. de Tucumán, es una visita ineludible. Posee numerosos restaurantes y muchas de las cocineras que fueron coronadas como ‘Reina Nacional de la Empanada’ trabajan en estos establecimientos.

empanada

Empanadas y vino en jarra

Como dice la zamba “Al jardín de la república” escrita en honor a Tucumán y que inmortalizó Mercedes Sosa, la gran cantante argentina, una buena empanada se acompaña siempre con vino y la provincia posee excelentes ejemplares.

El turista podrá sentarse en las llamadas peñas. Son casonas antiguas llenas de historia en las que abundan las guitarreadas, el buen vino, el folclore y, por supuesto, no faltan las empanadas.

Cómo llegar

Existen múltiples opciones para visitar la ciudad de San Miguel de Tucumán, que posee un aeropuerto internacional. Por vía aérea existen vuelos diarios desde Buenos Aires y Córdoba.

Translate »