Guadalquibeer, una pionera cerveza ‘solar’

La primera cerveza producida a través de energía limpia y renovable ya está en la provincia de Sevilla con Guadalquibeer, una cervecera artesana que homenajea al famoso río en su nombre. Bajo esa palabra tan graciosa, digna del arte andaluz, nace una birra que también cumple los estándares de sostenible y natural. A estos dos elementos que forman parte de su esencia, se une ahora el autoconsumo fotovoltaico. Unas placas instaladas en la fábrica y proporcionadas por la compañía The South Oracle (TSO) le darán el añadido ecológico más brillante. Porque con cada rayo de sol se podrá elaborar la receta de esta joven empresa.

Apuesta 100 % ambiental en Guadalquibeer

Esta cervecera sevillana basa su filosofía de negocio en la elaboración de cerveza mediante métodos artesanos y un proceso natural bajo el principio de la sostenibilidad. Sus bebidas son sin aditivos, conservantes, antioxidantes ni estabilizantes, beneficiando también el aspecto saludable de cada birra. Pero su apuesta 100 % ambiental no solo está presente dentro de la fábrica, sino ya desde el nombre. Porque con la elección de Guadalquibeer quieren hacer “un guiño a una de las señas de identidad de Andalucía: el Guadalquivir“. Ese río que “convierte el agua en cerveza a su paso por las provincias por las que discurre”.

Así lo explican en la propia web de la empresa, que recientemente ha recibido el sello ECO20, creado por la propia compañía fotovoltaica TSO y avalado por ECA Bureau Veritas. Es el único que existe en el mercado para garantizar que un producto ha sido obtenido con energía renovable de autoconsumo. Tal y como ocurre con las placas que están instaladas en el tejado de la fábrica de Valencina (Sevilla). Unos 11 kW de potencia ofrecen toda la electricidad para cubrir hasta el 94 % del gasto anual en las instalaciones de Guadalquibeer.

Guadalquibeer cerveza

Cerveza / Foto: guadalquibeer.com

En términos más ecológicos, reducen en unos 6.800 kg las emisiones de CO2 a la atmósfera, fruto del proceso de elaboración del líquido dorado. Por la parte más económica, la tarifa solar eléctrica que ofrece TSO le sale a la cervecera a 0,125 € el kilovatio en horas de sol durante una década. Una apuesta de futuro sostenible de principio a fin para la pionera birra ‘solar’ sevillana.