Guía para maridar cervezas, la unión hace la fuerza

Existe una fuerte tendencia a creer que solo se puede disfrutar de una buena birra en la terraza de un bar o como acompañante a cualquier comida o cena. Pero, se trata de un producto perfecto para incorporar en numerosas recetas. A continuación, te vamos a presentar una guía para maridar cervezas. Pues, aunque parezca mentira, se trata de un punto muy fácil pero que pasa desapercibido de cara al público. ¿Te interesa conocer los mejores platos que puedes combinar con cada tipo de birra? Vas a conseguir un punto de calidad increíble y descubrirás un nuevo mundo de sabor.

Reglas básicas para maridar cervezas

La cerveza es un producto que combina con múltiples estilos de elaboraciones. Además, aportar infinidad de ventajas y beneficios para nuestro organismo. Pero, existen tres reglas básicas que hay que respetar para hacer un buen maridaje. La primera de ellas es mantener el equilibrio entre los sabores de la birra y la comida, es decir, que no sobresalga uno sobre el otro. Por otro lado, buscar la afinidad entre el producto y la cerveza para mantener un buen equilibrio. Y, por último, debes saber que el maridaje por contraste funciona siempre.

Y es que, para poder realizar un correcto maridaje hay que concentrarse en la identificación de las características de todos los ingredientes. De hecho, existen cuatro características que podemos encontrar en todas las cervezas: las sensaciones, la intensidad, los sabores primarios y los secundarios. Este punto es muy importante porque todas estas características interaccionan entre ellas y, dependiendo de los alimentos con los que maridemos, tendrá mayor o menos énfasis. Cabe destacar que esta unión se puede hacer por afinidad o por contraste de sabores.

Guía para maridar cervezas

Craft beer lager ale stout pairing with bite size food accompaniments on wooden board

La búsqueda de la perfección

En esta guía para maridar cervezas hacemos hincapié en el seguimiento de las reglas que te hemos comentado anteriormente. Y, teniendo claro cuales son las máximas a tener en cuenta, es hora de encontrar el equilibrio, la armonía y el contraste. Si lo consigues, vas a tener una receta perfecta con un toque de sabor que le va a aportar la cerveza adecuada. Existen una gran cantidad de alimentos que casan perfectamente con la birra. En primer lugar, los sabores agridulces, los picantes y los especiados. Por ello, la cerveza está tan presente en la cocina oriental, ya que se convierte en el contraste perfecto para estos gustos.

Por otro lado, las verduras amargas o el tomate encuentran su mayor aliado en la cerveza. Además, la birra contrasta muy bien con la acidez del limón o del vinagre. Por ello, cualquier plato que contenga limón es ideal para acompañar con esta bebida. Y, aunque no te lo llegues a creer, las carnes y pescados pueden llegar a ser productos con los que la cerveza case a la perfección, aportándolos un toque diferente en boca. Para acabar, y como detalle peculiar, podemos confirmar que los quesos y el chocolate son alimentos compatibles y recomendables para maridar con cerveza.

Diferentes estilos para maridaje

Como es obvio, existen muchos tipos diferentes de birras. Y, por tanto, unas casarán mejor que otras con diferentes comidas o alimentos. Gracias a esta guía para maridar cervezas vas a poder conocer las más óptimas para cada receta. De esta manera, podrás disfrutar en tu propia casa de las mejores elaboraciones con esta bebida tan característica de nuestro país.

Pale Ale

Esta cerveza es capaz de maridar a las mil maravillas con los pasteles de carne, quesos ingleses como el cheddar o derby con saliva e incluso hamburguesas. Además, de con una gran cantidad de postres entre los que te puedes decantar por el flan de calabaza, budín de pan de miel o plátanos.

Imperial IPA

El filete de pechuga ahumada, cordero grillado o filete de pollo frito son las opciones perfectas para maridar con este estilo de cerveza. Además, es una de las que mejor maridan con el queso artesanal azul y los postres dulces como la torta de zanahoria, cheescake o creme brulee.

Guía para maridar cervezas

Imperial IPA. Fuente: norteenlinea

Amber Lager

Para este tipo de birra la mejor opción es la comida abundante y condimentada, barbacoa, hamburguesas o ají. Incluso con el queso cheddar blanco, Jack o Brick. Sin olvidar los postres como el budín de maracuyá, peras escalfadas y otras muchas frutas del mismo estilo.

Marzen

La comida mexicana es la más característica para unir con este tipo de cerveza. De hecho, es la mejor opción para cualquier elaboración abundante y condimentada, pollo, salchichas o cerdo. Por otro lado, también se puede disfrutar con la hamburguesa de queso y jalapeños o con flan de coco o mango, pan dulce con almendras o pastel de piñones.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sommbeer (@sommbeer)

Pilsner

Es excelente con comidas livianas: pollo, ensaladas, salmón o salchichas alemanas. Y, como es obvio también lo es para postres del mismo estilo entre los que puedes elegir el mantecado de banana o las fresas frescas con sabayón.

Imperial Stout

Casa fácilmente a platos principales, pero da solidez al foie gras y al ganzo ahumado. Sin dejar de lado los quesos largamente envejecidos y a las trufas de chocolate amargo, pastel de mousse de chocolate y frambuesa.

Estas son algunas de las mejores recomendaciones para incorporar la birra adecuada a cada elaboración que estés dispuesto a preparar en tu cocina. Pero, si prefiere algún otro estilo de cerveza solo tienes que echar una ojeada a sus características y descubrir cuáles son los alimentos adecuados para incluir en tus recetas. ¿Estás dispuesto a probar lo que te hemos indicado en esta guía para maridar cervezas?

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.