Helados caseros sanos y ricos para el verano

Ahora que llega la época más calurosa del año qué mejor opción hay que refrescarse con unos ricos y deliciosos helados. Y más aún si te atreves a crearlos tú mismo sin salir de tu casa. Hoy te proponemos unas cuantas recetas de lo más saludables que seguro que te ayudan a afrontar este verano. ¿Quieres conocer la clave para preparar helados caseros sanos? Quédate con nosotros.

¿Quién dice que un helado no puede ser sano?

Muchas veces relacionamos los helados con grandes tarrinas de chocolate o cucuruchos llenos de nata y automáticamente lo tachamos de poco saludable. Pero además de ese estilo de helados existen grandes creaciones con ingredientes tan sanos como la fruta o la verdura. Fresa, melón, uva,  sandía, melocotón, plátano, mango, cereza… La lista de fruta con la que crear maravillosos helados es casi infinita, pero hay algunas recetas que no puedes dejar de probar si eres un amante de estos frutos comestibles. Por ejemplo estas dos que te contamos.

sabores de helados originales

Dos cucuruchos / Foto: rgtogether

Helado cremoso de plátano

Para hacer esta receta tan solo necesitas dos sencillos ingredientes que puedes obtener en cualquier supermercado o tienda online: dos plátanos maduros y mantequilla de cacahuete natural sin azúcar ni sal.

Para su realización lo primero que tienes que hacer es pelar y cortar en rodajas el plátano. Después congelarlo en una bolsa de congelación o en un recipiente hermético durante al menos dos horas. Pasado ese tiempo, debes sacarlo y batirlo hasta obtener una textura cremosa. Ahí llegará el turno de la mantequilla, que la añadirás para triturar todo junto. Por último, debes meterlo en el congelador entre media hora y una hora y… ¡voilà!

Helados caseros sanos

Helado de plátano | Fuente: Lapalmerarosa.com

La maravillosa receta de helado de sandía

Algo más complicado de preparar que el anterior (pero poco más). Para conseguir este refrescante producto necesitas sandía, nata para montar, azúcar glas y zumo de limón. Para crearlo el primer paso es meter en el congelador un bol horas antes de realizar la preparación y en otro bol tamizar el azúcar glas. Posteriormente, debes triturar la sandía (sin las semillas), agregar al triturado el zumo de limón y añadir la mezcla al bol con el azúcar tamizado. Después, tienes que echar la nata fría en otro recipiente que también debe estar frío y batir hasta que tome consistencia.

Tras estos pasos llega la hora de mezclar la nata montada con la sandía y el limón y poner la mezcla en el bol frío tapado con papel de aluminio. Tras esperar unas dos horas rompe la capa que se ha solidificado, mezcla y vuelve a meterlo una hora y media más. Así obtendrás el mejor resultado y por supuesto un delicioso helado que dejará anonadado y enganchado a quién lo pruebe.

sandía

Helado de sandía | Fuente: Cosascaseras.com

Helados caseros sanos con verdura

Si eres más de verdura que de fruta también tenemos para ti una increíble receta de helado casero que tienes que probar a hacer en estos meses de calor. Ahora toca el turno de que conozcas cómo adquirir de forma rápida y en tu hogar un sabroso polo de espinacas.

Para prepararlo los alimentos que necesitas son espinacas, aguacate, leche de trufa, zumo de limón, azúcar y sal. Y lo primero que tienes que hacer es introducir todos los ingredientes en la batidora hasta conseguir una masa cremosa casi líquida. Mientras vas creando el licuado puedes añadir la leche de trufa, el azúcar y la sal según tus preferencias. Después, introduce la mezcla en moldes para polos y mételos en el congelador hasta que se solidifiquen. Por último, solo te queda sacarlos y disfrutar de tus polos caseros sanos solo o en compañía.

Helados caseros sanos

Sabrosos polos de espinacas | Fuente: Hoyverdurascongeladas.com

Como ves, crear helados caseros sanos y a la vez ricos es de lo más sencillo y apetecible. Nosotros te aportamos esas tres increíbles y fáciles recetas de hacer, que tan solo te llevarán unos minutos, pero hay muchas más que puedes aventurarte a probar y a contarnos después el resultado. Y no te preocupes si a la primera no te salen bien, puedes intentarlo de nuevo todas las veces que quieras. ¿Qué receta te ha gustado más para innovar? ¿Sabías que se podían crear polos de espinacas?

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.