¿Ingerimos pesticidas sin saberlo? ¡Atento!

Desde la Unión Europea y sus organismos van chequeando continuamente el nivel de tóxicos que hay en los alimentos de la zona europea. La entidad encargada para ello es la Agencia Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés). En su último estudio, esta entidad ha analizado más de 88 mil muestras de casi todos los alimentos que consumimos. Lo primero que indica es que la seguridad alimentaria en el continente es alta pero si profundizamos más en el análisis, vemos que otras conclusiones podemos sacar sobre si ingerimos pesticidas en lo que comemos. ¡Presta atención a los datos!

Resultados del informe de pesticidas

El último informe de la EFSA recoge los datos de las muestras analizadas en 2017 de los alimentos con origen de los 28 países de la Unión Europea, además de los de Noruega e Islandia con un 64 %. El 29 % corresponde al origen de terceros países y el 7 % restante responden a terceros países sin identificar.

De todas las muestras analizadas, en todo el periodo se buscaron los cerca de 800 pesticidas y compuestos. Esos que se utilizan en la producción y conservación de estos alimentos. Se ha llegado a las siguientes conclusiones, aunque esto no determine si ingerimos pesticidas realmente:

  • El 95,9 % de estas muestras están dentro de los niveles legales de toxicidad y no pasaban los límites autorizados de pesticidas.
  • El 54,1 % no presentaban ningún tipo de pesticida.
  • El 4,1% superaban los límites autorizados por la UE.

En España los resultados son estos

  • El 66,6 % de estas muestras están por debajo de los límites autorizados de pesticidas.
  • El 30,3 % están con niveles que no superan los límites.
  • El 3,0 % superaban los límites autorizados por la unión europea.

Es importante mencionar que la legislación no es igual para los productores de la Unión Europea que para los terceros países. De esta forma, sí se aceptan que los alimentos importados de otros países contengan pesticidas prohibidos en la eurozona. En estos casos se autoriza la comercialización si no superan los límites máximos marcados por sanidad. En la gran mayoría de casos son fruto de acuerdos comerciales bilaterales donde la UE vende otros productos en su mayor parte no alimentarios.

ingerimos pesticidas

Tractor fumigando un campo

De esta forma, el informe recoge que los productos de importación presentan un incumplimiento en comparación con los europeos que es del 2,6 %. Algunos de los productos más relevantes de estos incumplimientos son el arroz, los kiwis, las patatas, las cebollas, las naranjas, los pomelos y las bananas.

En general, el uso de pesticidas y en concreto de insecticidas está asociado a los lugares productores con más temperatura y humedad donde los insectos son más frecuentes. También vemos una relación con todos los productos, especialmente las frutas que su piel es más fina o delicada. Por último, como hemos comentado, va muy relacionado con la legislación de cada país, también en la Unión Europea, y a los controles que se realizan.

Es importante recalcar que tan solo en el 1,1 % de las muestras analizadas de productos de origen animal se han encontrado niveles superiores a los permitidos. Los productos con más riesgo dentro de los productos cárnicos son el hígado de ternera y de ovino. ¿En estos ingerimos pesticidas? La probabilidad es más alta.

En lo referente a los productos ecológicos, el 86,3 % de los productos analizados no tenían presencia de pesticidas. Un 12, 2% los tenían dentro de los límites autorizados por la legislación de productos ecológicos y un 1,5% incumplía claramente la legislación.

Los alimentos con mayor riesgo de pesticidas

En general, suelen ser frutas y verduras y podemos destacar los siguientes: tomates, pimientos, fresas,  naranjas, uvas, melocotones, mandarinas, pomelos, lechugas, plátanos, bananas y las hojas de té.

Las menores opciones de si ingerimos pesticidas estarían presentes en verduras y frutas más resistentes y autóctonas como la coliflor, el brócoli, el aguacate y las calabazas.

¿Ingerimos pesticidas o se pueden eliminar antes?

En primer lugar y después del análisis del informe se debe aconsejar comprar los alimentos en lugares de confianza y donde se conozca el origen y trazabilidad. Evitar el origen de países donde los controles son más escasos. También priorizar el consumo local y ecológico.

Por último, debemos limpiar bien los alimentos con agua abundante y algunas gotas de lejía. Posteriormente pelar los alimentos si es posible o frotar o raspar su piel. Todo ello aunque se procesen o trituren, ya que de otra forma no se eliminan los tóxicos. Esta es una útil solución para que la duda de si ingerimos pesticidas quede más aclarada.