Komvirra, ¡la cerveza saludable!

¿Propósitos para septiembre? ¿Te has apuntado al gimnasio? ¿Has empezado una dieta y te sientes mal por la cervecita de media tarde? Te vamos  a dar una solución. Seguramente, pensarás que no hay nada que sustituya a tu refrescante, apetecible y burbujeante bebida con cebada. Pues sí, estás equivocado. Si la hay y solo contiene 5 kilocalorías y responde a esos mismos adjetivos (o a más). Se llama Komvirra y será la cerveza favorita de los «sanos». Sí, ese grupo al que, en el fondo, le tienes un poco de envidia. Te contamos más…

¿Qué es la kombucha?

Para entender la nueva Komvirra primero hay que saber que es una kombucha. La kombucha es una bebida milenaria de origen asiático que bebían los samuráis hace miles de años. Cuenta la leyenda que estos soldados de élite la consumían antes de sus batallas para lograr un plus de energía. Hablamos de una bebida probiótica hecha a partir de té negro o verde endulzado y fermentado por levaduras y bacterias. Por esta razón es muy beneficiosa para la salud, ya que contribuye al equilibrio de la flora intestinal y potencia el sistema inmunológico.

Los beneficios de la kombucha son mayores que tomar el té negro o verde por separado gracias a la fermentación. Hasta hace poco eran discutibles los efectos positivos de la kombucha sobre nuestra salud debido a que no existía ninguna evidencia científica. Sin embargo, un reciente estudio de la Universidad de Stanford ha demostrado que consumir fermentados es beneficioso para nuestro organismo. El consumo de fermentados diversifica la microbiota (conjunto de bacterias en nuestro intestino) previniendo diversas enfermedades.

¿Y la Komvirra?

Nuria y Bea son las fundadoras de Komvida, la marca española líder en la venta y distribución de la kombucha. Su Kombucha es 100% natural realizada a base de ingredientes ecológicos y embotellada en vidrio para cuidar el planeta. Así, Komvida se ha consolidado como un gran referente en el mercado de las bebidas saludables. Está presente en más de 8000 puntos de venta en España y es la única marca con el sello IFS en Europa.

Su último lanzamiento es el no va más para los que quieren cuidarse: Komvirra, una birra sin alcohol hecha a base de Kombucha y con tan solo 5 kilocalorías. Es ideal puesto que mantiene todos los beneficios del té verde fermentado y, además, huele, sabe y burbujea como una cerveza gracias al lúpulo ecológico. Komvida no se sale del carro y continúa apostando por las bebidas NOLO (No alcohólicas y bajas en calorías), veganas, ecológicas, sin pasteurizar y sin gluten.

Komvirra

La nueva Komvirra/Fuente: Komvida

Auge de la tendencia «healthy»

Los consumidores cada vez son más «healthy» y demandan productos que cuiden su salud. Al mismo tiempo buscan transparencia, es decir, saber de qué está hecho el producto, cuáles son sus ingredientes o conocer su proceso de elaboración. Existen tantas confusiones con los etiquetados nutricionales y la publicidad engañosa que los consumidores miran con lupa. Eso se refleja después en la oferta de las empresas.

En los últimos años, ha aumentado considerablemente el número de startups que apuestan por opciones saludables y que están basadas en la innovación. Son meses de investigación para conseguir un producto que cumpla con las expectativas de los consumidores. Komvirra es un gran ejemplo. No es fácil crear una birra sin alcohol a base de Kombucha que tenga el aspecto y el sabor de una cerveza. No obstante, tendrá un gran impacto en nuestro país puesto que el 15% de los españoles consumen cerveza sin alcohol y, con toda seguridad, les gusta cuidarse.

Siempre es bueno que los consumidores demanden productos saludables y en sintonía con el medioambiente puesto que esto hará que las empresas los desarrollen. La educación nutricional está evolucionando poco a poco y con ella la oferta de las empresas alimenticias. Es muy positivo que se fomente el cuidado de la salud y por ello te animamos a probar las opciones más saludables que con tanto esfuerzo se han conseguido. Así, te animamos a probar la Komvirra. Ojo, para gustos los colores. Pero sí te gusta, ya tienes tu cervecita de media tarde.

Compártelo