Lechuga minutina, el manjar inculto salino

Crujientes, sabrosas e incluso con notas salinas dada su procedencia, las hierbas que te presentamos aquí son bastante desconocidas, aunque están ganando protagonismo en la cocina. Aunque su nombre de lechuga minutina es muy poco sabido, ésta es una planta herbácea tradicionalmente usada como medicina. Pero es comestible, posee unas propiedades interesantes y puede servirte como alternativa a las típicas hojas verdes lechugueras. Esas que nacen en el campo, en extensos terrenos cultivados. Algo en lo que se diferencia este vegetal de tallos finos, inculto e incluso confundible con otra flora. ¡Ven a conocer todo sobre él!

¿Dónde crece la hierba estrella?

La verdad es que su aspecto es similar al de las algas, unos alimentos marinos cada vez más incorporados a las cocinas de los grandes restaurantes. Sin embargo, ya te queremos dejar claro que la lechuga minutina no nace del fondo del mar ni tiene un contacto directo con dicho entorno. Perteneciente a la familia de las plantagináceas, crece de forma natural en territorios incultos. Es decir, que ni tienen cultivos ni se trabajan para ese objetivo. En la mayor parte, esos terrenos son salinos o beben de las aguas de mares y océanos. Pero rotundamente es una planta, no una alga.

lechuga minutina

Hierbas estrella / Foto: gardencenterejea.com

En toda nuestra región mediterránea te la puedes encontrar como un matojo de hierbas verdes cuyos tallos son alargados y no muy gruesos. También hace acto de presencia en zonas atlánticas desde Europa hasta Finlandia e incluso llega a países asiáticos. Eso sí, los habitantes de Australia, Nueva Zelanda o Norteamérica han querido disfrutarla, por lo que introdujeron su cultivo una vez supieron de su existencia. En efecto, la lechuga minutina se puede cultivar, sobre todo en las proximidades a la costa. De ahí que su uso, por ejemplo, en Italia sea más popular que en otras regiones del continente. Un dato bastante curioso.

Su cultivo y crecimiento en rosetas basales

Aunque puedes comprar esta hierba estrella en algunas páginas web que la venden como es el caso de El Cultivo Desterrado, cabe la posibilidad de adquirir semillas de ella. Las hay ya hasta ecológicas para que puedas enterrarlas en tierras con cierta influencia marina o salina. Después, solo te quedará mimarla hasta que crezca y llegue su momento de recolección. Es una planta anual y perenne, así que puedes obtenerla durante todo el año natural.

Su crecimiento se da en forma de rosetas pero que no se elevan como otras plantas, sino que son basales, por lo que van desarrollándose de manera circular a ras de suelo. El tallo verdoso sí que puede alcanzar una altura de entre 5 y 25 centímetros. Aunque bebiendo del húmedo terreno, también a este cultivo herbáceo le gustan los rayos del sol. Según la región en la que decidas cultivarla, florece entre febrero y octubre, siempre ofreciendo pequeñas inflorescencias con forma de espiga.

Decenas de nombres para reconocerla

Si ya te ha parecido muy curioso este vegetal, todavía te sorprende más el número de nombres o denominaciones que tiene arraigadas desde tiempos de antaño. Quizás si preguntas a alguno de tus abuelos, ellos sí reconozcan a la lechuga minutina, pero con otra palabra: llantén, plantago, rampete, barballa, corónopo, archicorilla, salgadilla, hierba almorranera… Incluso se puede reconocer como barba de los frailes, estrella de empedrados o cuerno de ciervo.

 

 

 

hierba estrella

Hierba estrella en su entorno natural / Foto: mejorconsalud.com

Según la zona en la que se conozca, adquiere uno u otro distintivo y es que antiguamente se ha utilizado este tipo de lechuga como remedio natural. Desde las hojas hasta las propias semillas gozan de una tradición medicinal para aliviar anginas, bronquitis, catarros o asma. Igualmente se le atribuyen propiedades contra la conjuntivitis, frenando así la inflamación de los párpados. Además de ser una planta diurética, su término ‘almorranero’ te puede dar una idea de otro de sus beneficios: para combatir las hemorroides. Esto, al freír sus hojas en aceite de oliva.

hierba estrella

Tallo de lechuga minutina / Foto: cultivodesterrado

Otras aportaciones de este alimento son las vitaminas A, C y K junto al yodo, entre otros nutrientes. A la hora de consumirla en tus platos, cabe resaltar lo tiernas que son sus hojas antes de espigarse. Son crujientes y aportan un contraste amable al comerse crudas directamente. Si lo prefieres, puedes cocinar estas hierbas estrella de cualquier forma (en guiso, salteada, hervida…) para disfrutar de su sabor fresco y ligeramente amargo. Muy sabrosa, la lechuga minutina te brinda unos toques a agua salada que encajan a la perfección en ensaladas u otras recetas refrescantes. ¡Búscala ya para probarla!