Los insectos en Europa… no convencen

En variedad de países asiáticos son unos auténticos manjares ya desde hace mucho tiempo y, por motivos de necesidad futura, los insectos en Europa están empezando a llegar. Ahora bien, de sobra es sabida la inexistente cultura que hay en nuestro continente para el consumo de grillos, hormigas, saltamontes, etcétera. Todavía es una incipiente opción más para introducir en la dieta europea. Aunque ya se puede disfrutar de algunos productos elaborados con una materia prima así de especial. Eso sí, de ahí a que los bichos enteros se coman con frecuencia como un plato más de cualquier gastronomía de países europeos, hay un buen trocho. ¿Gustan o no gustan?

Como sustitutos, muy pocos adeptos

Apostar por los insectos en Europa serviría también para reducir el consumo de otros alimentos tradicionales, muy arraigados en nuestra alimentación. Pero que, últimamente, están teniendo detractores o personas que prefieren elegir otros productos de origen vegetal. Cada vez crece más el número de consumidores veganos que dejan de lado el consumo cárnico. Y los bichos, tan populares en algunas gastronomías asiáticas, quieren jugar su papel como alternativa para la sustitución de las carnes.

Por eso, una reciente encuesta de la asociación de consumidores BEUC ha revelado algo muy interesante y es que solo uno de cada diez europeos estaría dispuesto a comer insectos en vez de carne roja. Solo el 10,3 % los tomaría (en esos casos) mientras que un 12,4 % apostaría por filetes nacidos en laboratorio. Algo que también demuestra la poca fe en estos sustitutos innovadores sobre los que han opinado personas de 11 Estados miembros entre octubre y noviembre del 2019.

insectum insectos comestibles en españa

Varios de los insectos comestibles que ofrece Insectum / Fotomontaje propio

En cambio, las opciones vegetales sí que gozan de una mayor aceptación, pues un tercio de los encuestados sí las baraja. Siempre que no sean OGM (Organismos Genéticamente Modificados). El porcentaje mayor se lo llevan, no obstante, los alimentos ya con mucha tradición en nuestras dietas. Hablamos de las legumbres, que cuentan con hasta un 60,3 % de opiniones favorables para comer platos de ellas o guisos de verduras. Todo esto siempre en lugar de hincarle el diente a un producto cárnico.

Razones para no preferir insectos en Europa

Ya que la encuesta tenía como objetivo sacar conclusiones acerca de los alimentos sostenibles del futuro, una pregunta fue sobre la preocupación por la sostenibilidad. Más de la mitad de los encuestados opina que sí influye algo ese aspecto en lo que come, pero no mucho. Y de este tema se derivan las razones por las que los consumidores no apuestan más por productos así: falta de información, precio y disponibilidad limitada. Incluso el reto que supone identificar alternativas de este estilo lo consideran un obstáculo.

Surtido de vegetales

Surtido de vegetales. Fuente: Pixabay

Así que, dados los resultados obtenidos por BEUC, la asociación cree que lo mejor es fomentar la producción y el consumo tanto de verduras como de legumbres. Porque los insectos en Europa no convencen. Al menos, de momento. ¿Qué pasará en un futuro? ¿Ganarán adeptos? ¿Cuál es tu opinión al respecto?

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.