Qué es el Aperol: opiniones divididas

¿Qué es el Aperol? Hoy repasamos el éxito de esta conocida bebida alcohólica italiana con la que se prepara el famoso Aperol Spritz. Este combinado ha dado la vuelta al mundo. Sin embargo, también es objeto de críticas, a pesar de la gran aceptación por parte del público. ¿Lo has probado ya? Aquí te exponemos las distintas posturas.

Sus orígenes

Nació en el Véneto en 1919. La compañía Barbero 1981 de los hermanos Barbieri fue la primera en fabricar la bebida. Gracias a estos hermanos la bebida debutó en la Feria Internacional de Padua. Se volvió muy popular en toda Italia con especial éxito en la provincia del Véneto. Llegó a ser una de las bebidas espirituosas más vendidas en el país. Su versatilidad también le cosechó éxitos en el extranjero. Además, la compañía utilizó la publicidad en televisión en los años sesenta y setenta para acrecentar su prestigio.

El anuncio más conocido es uno en el que el actor Tino Buazzelli exclamaba “Ah, Aperol” tras golpearse la cabeza. Muchos italianos pasaron a pedir la bebida realizando el mismo gesto. El Grupo Campari compró Barbero 1981 en 2003, acrecentando las ventas constantemente. Este rotundo éxito deriva de la popularidad de Aperol Spritz. De hecho su receta aparece en las botellas de la bebida desde 2011.

¿Qué es el Aperol? Su sabor 

Genciana, quina, naranja amarga y ruibarbo son los ingredientes necesarios para entender qué es el Aperol. Quizá estés sintiendo ya su sabor amargo proveniente de la mezcla de raíces y hierbas de primera. Es reseñable su baja graduación. No pasa del once por ciento. Tiene un regusto a madera y naranja muy herbal. Su textura resalta por ser redondeada y aterciopelada. Sin embargo, para hacernos una idea del éxito de esta bebida debemos explicar el Aperol Spritz.

Estantería con botellas de Aperol

Estantería con botellas de Aperol

Así es el Aperol Spritz

Para entender qué es el Aperol y de dónde viene su éxito es preciso degustar el famoso cocktail. Este es perfecto en los países mediterráneos para el aperitivo. Sin embargo, en países como Alemania y Austria es toda una bebida de culto para la noche. ¿Cómo se elabora? Es muy sencillo. Se introducen los siguientes ingredientes en una copa de vino rebosante de hielo:

  • 2 partes de vino espumoso o cava.
  • 2 partes de Aperol.
  • 1 parte de soda.
  • 1 rodaja de naranja.

Se empezó a preparar en los años cincuenta pero sus orígenes se remontan a los veinte. Deriva del Spritz veneciano. Este a su vez proviene de la costumbre de los soldados austriacos en el siglo XIX de rebajar vino con agua carbonatada. De hecho “Spritz” proviene de “spritzen“. Este término significa rociar en alemán.

Su rotundo triunfo se confirmó con la crisis del 2008. Una teoría explica que en Italia decayó considerablemente el consumo en bares y restaurantes. La gente ya no cenaba fuera. Así pues, no pedían bebidas de alta graduación con el estómago vacío. Por ello, muchos consumidores optaron por bebidas más suaves. Además, muchos locales ofrecieron algo de aperitivo si se consumía alguna bebida. 

Se puso de moda en Italia y el grupo Campari supo aprovecharlo para potenciar su marketing en Europa y América. La crisis fue pasando pero las ventas de Aperol seguían creciendo. A pesar de su cuantiosa legión de admiradores, también cuenta con detractores. No les convence el sabor.

Copas de Aperol Spritz.

Copas de Aperol Spritz

Los haters de Aperol

El artículo de la periodista Rebekah Keppler sobre Aperol Spritz en The New York Times no estuvo exento de polémica. “En el mejor de los casos, la botella tiene un sabor a sacarina, con un acabado similar al de un jarabe dulce”. Estas fueron algunas de sus duras palabras hacia la bebida italiana. La periodista también compara el Aperol con bebidas del estilo de Sunny Delight.

Muchas otras personas opinan como ella. Se quejan de un sabor muy simple si lo comparamos con los competidores. Por no hablar del efecto de la gran cantidad de hielo. Este hace que, en su opinión, se diluya en agua una bebida que de por sí no tiene mucho sabor. Natasha Davis es propietaria de Nitecap, un bar neoyorquino. Encuentra absurdo diluir un vino espumoso de calidad en una copa con hielo. Le parece absurdo.

Brindis con Aperol Splitz

Brindis con Aperol Splitz

En definitiva: no dejes que te lo cuenten. Aperol y su versión Spritz van a tener siempre gente a la que le gusta y gente a la que no. Pruébalo antes de formarte una opinión. La diversidad de opiniones es positiva ya que el debate enriquece al favorecer la innovación. ¡Qué aburrido sería este mundo si todos pensáramos igual!