Achicoria: de infravalorada a codiciada

La búsqueda de productos saludables que sustituyan a otros que no lo son tanto está a la orden del día. Cada día somos más conscientes de que lo que comemos influye sobremanera en nuestra salud. Que hay que cuidar nuestra dieta lo máximo posible. Que cuanto más naturales sean los alimentos que ingerimos, mejor nos sentiremos. Y en ese sentido queremos presentarte la achicoria. Sí, lo cierto es que el nombre no da demasiadas pistas. ¿Has oído hablar de ella alguna vez? Si la respuesta es no -o sí, pero quieres conocerla un poco más-, ¡te contamos!

¿Qué es la achicoria?

Empecemos por el principio: ¿qué es la achicoria? Es una planta que, lejos de haberse descubierto recientemente, está ligada a la cultura mediterránea desde hace siglos, usándose como medicina natural y como alimento. Entre otras cosas, este alimento se conoce como “el café de los pobres”; aunque ahora que se ha indagado más en sus propiedades, es uno de esos productos que se recomiendan desde la perspectiva nutricionista.

De hecho, ocurre lo mismo con otras comidas como el pan de centeno o el integral: durante las crisis económicas de siglos pasados se consumían como sustitutos de productos de mejor calidad, y hoy en día, son la base de muchas dietas saludables. Como explicaba Alicia Caparróshealth coach, a la revista Elle, “cada parte tiene diferentes cualidades ya que es considerada una planta medicinal; de sabor un poco amargo, se pueden consumir los tallos, las hojas, las cabezuelas y las raíces”.

achicoria

La achicoria, una verdura que está de moda | Fuente: leroux.fr

Propiedades y beneficios para la salud

Como alimento natural, tiene multitud de beneficios: cuenta con propiedades depurativas y desintoxicantes, favorece la digestión y contiene mucho hierro. Por no hablar de que es muy bueno también para el sistema digestivo y para combatir enfermedades como la diabetes. En definitiva, un producto que sin duda debería estar en nuestra dieta porque, de una manera o de otra, nos aporta todo tipo de nutrientes y ayudas.

Y lo cierto es que podemos incluir la achicoria no solo en bebidas calientes -como veremos más adelante-, sino que se pueden elaborar todo tipo de platos que la tengan como ingrediente. Desde ensaladas hasta purés; pasando por pastas o tartas la achicoria es, al final, una verdura que puede formar parte de una gran variedad de elaboraciones.

Cultiva tu propia achicoria

Aunque se puede conseguir en algunas fruterías, puedes optar por plantar tus propias achicorias. Una de las variedades más comunes de esta planta en España es la achicoria diente de león. Se suelen cosechar dos veces al año -una en septiembre/octubre, y la otra en febrero/marzo-. Puedes comprar semillas en tiendas especializadas en agricultura o en viveros.

El café de achicoria

Como hemos dicho antes, uno de los usos más populares para esta planta es para elaborar café. Su uso comenzó como sustituto de esta bebida cuando había escasez de la misma. “Café de los pobres”, se llamaba coloquialmente. Ahora se ha puesto de moda ya que tiene una gran cantidad de beneficios que hacen de él una alternativa más saludable.

La más destacado es que no contiene cafeína. Además, su sabor es suave y agradable; no tiene gusto a café, pero sí que recuerda vagamente a él. Es diurético, ayuda a regular el aparato digestivo y es rico en fibra e hidratos de carbono -propiedad intrínseca de la raíz de esta planta-.

Lo cierto es que, para los amantes del café, el sucedáneo de achicoria se quede corto. Pero Alicia Caparrós confirma que “como alternativa de bebida caliente funciona muy bien”. Puedes encontrar achicoria soluble para prepararte tus propios cafés en supermercados como Alcampo, El Corte Inglés, en tiendas especializadas, como herbolarios, o en el enlace de Amazon que te dejamos a continuación. 

La achicoria es el claro ejemplo de, como todo en la vida, la gastronomía y las modas culinarias varían de un tiempo a otro. Lo que antes se consideraba una alternativa para salir del paso, hoy es una opción más que viable para aquellos que quieren dar un paso más hacia una dieta más saludable y natural. No solo se puede emplear como sustituto del café, sino que se puede implementar en todo tipo de recetas para aportar un sabor diferente. Y tú, ¿ya la has probado o alguno de los productos que se elaboran con ella?

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.