Cabracho, el pescado de múltiples nombres

El pescado es una de las bases principales de la dieta mediterránea. Sin duda, un producto presente en muchas elaboraciones y receta que todos consumimos en el día a día. Aunque, cada especie tiene su temporada. En este caso, está llegando la del cabracho. Un pescado desconocido para muchos, pero con un potencial digno de mención. Además, es conocido de muchas formas a lo largo y ancho del país. No obstante, su sabor y propiedades son las características más importantes para definir este pescado. ¿Quieres descubrir todos sus secretos? No dudes más… ¡Te va a sorprender!

¿Qué es el cabracho?

Como seguro que ya sabes, el cabracho es un pescado, en concreto, un escorpénido debido a sus afiladas agujas, similares a las del escorpión. Además, habita semienterrado en fondos marinos rocosos, donde se esconde y camufla. La explicación a este sedentarismo es sencilla. Este pescado es un mal nadador, al no tener vejiga natatoria. Por lo que se tiene que alimentar de moluscos y crustáceos que, en realidad, son los causantes de su magnífico sabor.

Los ejemplares de mayor tamaño no suelen pesar más de tres kilos y su carne es blanca, prieta y tiene un intenso sabor a marisco. Además, al ser un pescado blanco tiene muy poca cantidad de grasa. Por otro lado, reconocerlo es muy fácil, ya que son rechonchos, de cabeza grande y ojos ligeramente saltones. Y, su característica principal es su color rojizo o anaranjado, aunque va tirando al rosa en el vientre.

Cabracho

Cabracho. Fuente: O Percebeiro (pinterest.com)

Diferentes denominaciones, mismo sabor

Aunque el cabracho es un producto que se consume en toda España, es conocido de diferentes formas en cada región. Por ejemplo, en el País Vasco es más conocido como krabarroka, en Cataluña como escórpora y en Baleares cap roig. Pero, esto no solo queda ahí. En cada punto del litoral es bautizado de una forma diferente.

Para referirnos a él en la Región de Murcia debes denominarlo como gallina o rascasote, si te encuentras en Cartagena. Por el contrario, si eres de la costa alicantina y estás visitando sus preciosos paisajes es mejor que lo llames rascasa. Al fin y al cabo, existen muchas denominaciones para un mismo producto, solo depende de la zona del país donde te encuentres. De hecho, cabracho es la denominación más aceptada a nivel nacional pero solo se una con frecuencia en Cantabria y Euskadi.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Bar FM (@bar_fm_granada)

En todos los puertos

Se pesca en todo el litoral español, incluyendo las costas canarias, además de en numerosos puertos de todo el Mediterráneo. Incluso es frecuente en las costas atlánticas francesas y británicas. Aquí también encontramos el rascacio o la gallineta, que son dos de sus variantes. No obstante, el cabracho es el más sabroso de los tres.

Por tanto, la temporada de pesca es muy extensa, ya que se puede capturar desde primavera hasta invierno. Aunque, los mejores son los que se pescan entre primavera y verano, que son los que más cantidad de grasa tienen, por tanto, los más jugosos. Por eso, ahora es el momento idóneo para consumir este producto.

En cuanto a sus propiedades nutricionales cabe destacar que presenta un 19% de proteínas por cada 100 gramos de producto. Todas ellas de alto valor biológico, por lo que es un producto totalmente apto para cualquier tipo de dieta. Además, tiene un contenido muy bajo en grasas y es rico en micronutrientes como el fósforo y el potasio, los cuales siempre vienen bien para fortalecer los huesos y mantener un buen equilibrio celular.

Cabracho

Cabracho. Fuente: peixospuignau.com (pinterest.com)

Posibles recetas con cabracho

Seguramente ya conozcas la elaboración más conocida con esta variedad de pescado. Sin duda, es la receta de pastel ideada por Juan Mari Arzak en los años 70. Esta se ha convertido en un icono culinario por su estética, sabor y complejidad. Y es que el cabracho no es un pescado para novatos, su preparación es complicada y hay que tener ciertas nociones en cocina. No obstante, con tiempo y dedicación puede preparar recetas magníficas como, por ejemplo:

  • Cabracho en salsa o al horno
  • Fideuá de cabracho
  • Lasaña de cabracho

Las opciones con este pescado son infinitas, estas son solo algunas ideas, pero desde aquí te proponemos innovar y crear tus propias elaboraciones. Además, como es un producto extendido a lo largo de todo el país, es fácil de encontrar en todos los supermercados y establecimientos más cercanos a un precio que ronda los 15€ por kilo. ¿Te llama la atención el cabracho? Es un pescado con características muy singulares y con un sabor que, sin duda, te va a llamar la atención. ¡Disfruta su jugosidad!

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.