Cómo conservar setas para disfrutarlas cuando quieras

Hoy te explicamos cómo conservar setas para tenerlas disponibles en casa durante todo el año. Que sean un producto de temporada no significa que no puedas degustarlas en julio si sabes cómo hacerlo. Descubre a continuación las ingeniosas técnicas para evitar que se pochen. Una de ellas explica por qué da mala suerte verter la sal. ¿Habías oído antes algo sobre esto? ¡Curioso!

Producto de temporada

El otoño es la época en la que brota todo tipo de hongos. Muchos son comestibles y de ellos algunos se consideran un auténtico manjar. De hecho, podemos disfrutar de ellos todo el año gracias a las setas de cultivo. También es posible que recojas las que te encuentres por el bosque, cerciorándote de que no son venenosas. Aquí tienes algunos datos útiles del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

setas champiñones

Champiñones

Si recoges unas pocas es probable que no aguanten mucho en tu cocina. No obstante, si vuelves a casa con una cesta repleta necesitarás alguna manera de hacer que te duren. Y es que tanto los champiñones como los boletus o cualquier otro tipo de hongo tienen una característica común. Tardan poco tiempo en echarse a perder. Por ello es que si quieres disfrutarlas en verano debes encontrar alguna manera de que no se estropeen. Así pues, vamos a indicarte cómo conservar setas correctamente. 

Guardarlas en la nevera

Este método es para quienes no quieren complicarse la vida y tener el producto poco tiempo. Porque la desventaja que tiene es que es el menos duradero ya que las setas solo aguantarán una semana. Lo primero será asegurarse de que no están rotas ni tiene moho o parásitos. Tampoco deben estar mustias. El siguiente paso es lavarlas pero no bajo el grifo sino con un trapo húmedo. Bajo el grifo estas absorben el agua y pierden sabor al cocinarlas. Además, retirarás la tierra con un cepillo. El último paso es emplear una bolsa de papel opaca para que no entre la luz del sol y no condense la humedad. Las del pan son una buena elección.

cesta con setas

Cesta con setas

Cómo conservar setas en aceite

Si quieres que duren más tiempo deberías probar este método. Lo primero será ponerlas al fuego en una olla cubierta de agua con un chorro de vinagre y sal. Una vez hierve el agua, apagas el fuego y dejas las setas sumergidas algunos minutos. Finalmente debes escurrirlas mediante un colador para dejarlas secando. Después de unas horas estarán tan secas como para meterlas en un tarro de conservas. Este lo rellenas con aceite de oliva suave.

Cómo conservar setas en aceite / Fuente: cookpad

Setas en sal y en salmuera

Que se te caiga la sal es signo de mal augurio por lo valiosa que fue en la época de los romanos. Por aquel entonces se empleaba como moneda de cambio, ya que era necesaria para conservar alimentos. Las setas son uno de ellos y vamos a enseñarte cómo puedes hacerlo. Este método requiere un recipiente ancho en el que se alternan capas de sal gruesa y capas de setas.

En cambio parara preparar la salmuera vuelves a necesitar una olla. Lo primero será limpiar y trocearlas. Después las colocas en esta olla hirviendo durante siete minutos antes de sacarlas para escurrirlas. A su vez rellenas otra con agua y echas 150 gramos de sal por litro vertido. La dejas enfriar después de que hierva un poco. Entonces metes las setas ya secadas en frascos y los rellenas de salmuera y una cucharadita de vinagre. Este evitará que las bacterias dañen tus hongos.

Lo último será añadir una capa de aceite de oliva y colocar boca abajo los tarros. Revertir los recipientes ayudará a hacer el vacío dentro de ellos. Cabe destacar que la sal, tanto en este método como en el anterior, presenta dos inconvenientes. El primero es que antes de consumir las setas hay que desalarlas. El segundo es que la sal quema un poco el alimento y se nota algo cuando te las llevas a la boca. A pesar de ello seguirán conservando su exquisito sabor.

Cómo conservar setas en polvo

Alternativa perfecta para aliñar tus platos. La parte fundamental del proceso es el secado de las setas. Para ello debes lavar y limpiar como primer paso. Tras ello las esparces sobre una rejilla, un cartón grande o una sábana sin que estas se toquen. Deberán colocarse sobre un lugar seco y ventilado donde puedas girarlas un par de veces al día. Cuando las toques y se puedan desmenuzar significará que se han secado del todo. 

Una vez secas las puedes colocar en tarros durante años sin que se te estropeen. A pesar de ello también puedes pasarlas por un molinillo. Tus arroces, salsas, pastas y otros platos ganarán bastante con este polvo. Esta es la última explicación que te damos hoy sobre cómo conservar setas. No obstante, hay varias más. Desde aquí te aconsejamos que pruebes las diversas posibilidades que ofrece este delicioso alimento.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.