InicioEntradas etiquetadas "Conservación"

Conservación Tag

Las habladurías y los rumores que giran en torno al queso Manchego pueden, en muchas ocasiones, confundir o llevar al consumidor a equivocarse a la hora de comprar, conservar e ir comiéndose este manjar. Uno de los productos más emblemáticos de la despensa alimentaria de Castilla-La Mancha está sometido a la evaluación popular. Si se cae en la verdad, entonces no existen problemas pero si las personas empiezan a divagar sin demasiado conocimiento en relación a distintos aspectos de este derivado lácteo, cuidado. Porque con un alimento tan auténtico y de tal calidad, que goza incluso de DOP… ¡ojo a lo que se afirma sobre él! Desde la finca Dehesa de Los Llanos, una experta desmonta los mitos que le afectan. ¿Quieres conocer la realidad del Manchego?

El etiquetado de los alimentos es un aspecto que sí interesa a los consumidores y mucho. En especial cuando buscan información relativa a la fecha de caducidad o consumo preferente, así como la lista de ingredientes. Pero también para informarse las condiciones de conservación y utilización del producto, según el último estudio monográfico del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación español. Os detallamos un poco mejor estos datos relevantes junto a la importancia de que figure el origen del alimento. Cada vez más, los compradores se fijan en este último parámetro.

Se acercan las fiestas navideñas y con ellas las celebraciones en las que se reúnen los productos más exquisitos de la gastronomía mediterránea, entre ellos, una preciada carne. Ya puedes apostar por el cordero para Navidad gracias al que brinda la IGP Cordero de Extremadura, es una de las certificaciones más importantes de España. En este artículo, te ofrecen información y dos recetas muy sugerentes con las que disfrutar entre la excelencia del manjar protagonista. ¡Quédate con ambas para sorprender a tus amigos y familiares en la mesa!

Aunque tenemos trufa fresca todo el año gracias a las de verano, sin duda a mediados de noviembre empieza la recolección de este diamante salvaje. En este artículo te hablamos de la trufa negra de invierno, que se encuentra con ayuda de perros, normalmente. Descubre aquí dónde crece y qué mercados con ella de protagonista se organizan en distintos puntos de España, así como su uso gastronómico. 

Las aves proporcionan un alimento popular que nos aporta proteínas, vitaminas y minerales de forma sencilla y económica. En este artículo recordamos algunos aspectos importantes para la hora de comprar huevos, las diferentes calidades existentes, su clasificación y conservación. Para despejar todas las dudas que nos generan en el momento de adquirirlos e incluso para mantenerlos en buen estado en casa, presta atención a lo que te contamos a continuación aquí.

Para que mantenga bien sus propiedades y un estado ideal de consumo, debes saber cuál es el mejor material para conservar el queso. Porque, seguramente, si nunca has recaído en este aspecto importante para su buen mantenimiento en casa, desconozcas que hay un papel más adecuado que otro. Así, siempre partiendo de que es necesario retirar el producto de su plástico envoltorio con el que lo compras, descubre a continuación cómo puedes contribuir a que tus quesos estén en todo momento en plenas condiciones

La necesidad de conservación, como el uso del escabeche en la caza, ha sido uno de los pilares sobre los que se ha desarrollado la gastronomía. Recetas que han respondido al desafío de disfrutar de un producto en abundancia en su momento óptimo de consumo. De esta forma, se puede disponer del alimento en el tiempo que no hay o es más caro. Todo ello era básico antes, cuando la cadena de frío o la nevera eran conceptos que no figuraban ni en la mente de los visionarios. La sal o el vinagre, entre otros, fueron las opciones al alcance de la mano. ¡Aquí te enseñamos a escabechar!

Ricos y nutritivos, aptos tanto para consumirlos solos ‘al ajillo’ como para añadirlos a multitud de otros platos, los champiñones son un alimento atractivo. Pero también perecedero, a pesar de no tener fecha de caducidad. Aunque también se vendan laminados, la mejor opción para mantenerlos más tiempo es que estén enteros. Siguiendo estos trucos para conservar mejor el champiñón en la nevera podrás disponer de ellos durante una semana o algo más.

Al igual que sucede con todas las setas, los champiñones son unos alimentos tan delicados que debes saber cómo manipularlos tras la compra. Esto siempre para evitar que se oxiden y pasen a un color oscuro ennegrecido.

Sencillos y rápidos trucos para conservar mejor el champiñón en casa

Obviamente, el primer paso está en comprar los champiñones que mejor imagen y textura tengan. Estos deben ser blancos, sin manchas amarillas o moho, así como también su carne tiene que mostrarse firme. Nada de golpes o aplastamientos sufridos durante su recolecta y transporte. Fíjate bien en estos aspectos previos.

Luego, una vez los tengas en casa, deben ir al frigorífico, pero tras cumplir con estos sencillos y rápidos trucos para conservar mejor el champiñón. Porque uno de los olvidos más comunes es dejarlos directamente en la bandeja o caja de plástico. Este material provoca que se pudran antes, así que mejor envolverlos en papel de cocina, por ejemplo.

Eso sí, si no los vas a consumir en ese mismo día, mejor no lavarlos con agua, sino solo quitarles la tierra que puedan llevar. Después de esto, directos a la zona más fría de tu nevera. Incluso añadiendo a los champiñones un poco de perejil consigues que esta especia actúe de antioxidante. Así no se pondrán negros.

En los próximos días, a la hora de cocinarlos, simplemente tienes que lavarlos bien y escurrir el agua antes de ponerlos en el fuego. Sea cortados o enteros, recuerda que el 95 % de esta seta es agua, por lo que debes evitar añadir más.

Champiñones disponibles por más tiempo

Pero, ¿y si no los consumes todos y decides guardar más para la otra semana? Entonces, los mejores trucos para conservar mejor el champiñón durante el mayor tiempo posible pasan por colocarlos en un táper cubierto de papel. También puedes usar una pequeña caja de cartón.

Eso siempre tras haberles cortado el pie y pelado la parte del sombrero a cada uno. En este caso, eso sí, debes guardarlos en una zona menos fría, para evitar que la humedad afecte e igualmente debes dejarlos sin tapar al completo. Los champiñones necesitan respirar. Así conseguirás que permanezcan sin oscurecer durante más tiempo hasta su siguiente uso.

Las frutas y las verduras son alimentos imprescindibles en una dieta saludable, pero no siempre podemos disponer de estos productos en el mejor estado. El color, la frescura o la textura que tienen cuando los compramos en el supermercado puede cambiar en muy poco tiempo. Por ello, conviene saber unos trucos muy útiles para su mantenimiento más óptimo, sea fuera o dentro de la nevera. ¡Descubre estos consejos para conservar frutas y verduras de la mejor forma posible!

Consejos para conservar frutas y verduras de temporada: ¿nevera o frutero?

Los productos de temporada son aún más beneficiosos y están mejor de sabor que cuando se venden en épocas atípicas. No obstante, también es necesaria una adecuada conservación para que duren más tiempo en buen estado. Cabe recordar que no todas las frutas y verduras requieren del frío de la nevera para mantenerse. Este es el primer punto que debemos reconocer, según el alimento que sea.

Así, entre las frutas que deben ir al frigorífico siempre se encuentran las cerezas, fresas, uvas, manzanas y albaricoques. Por otro lado, cuando la temperatura ambiente de nuestra casa es medio-alta, otros alimentos deben guardarse en frío. Son el melón, los plátanos, los limones e incluso la piña. En los meses de más calor, es muy importante cumplir con esta regla del frío. O de lo contrario, muchos alimentos que pueden estar, en teoría, en el frutero, acabarán en la basura.

Por parte de las verduras, la gran mayoría deben estar refrigeradas, desde las judías verdes hasta las cebolletas. Apio, brócoli, lechuga, espárragos, zanahorias y un largo etcétera van directos a la nevera en cualquier época del año. En verano, ocurre igual que con la fruta: pepinos, tomates, pimientos o calabazas requieren frescor.

En un punto intermedio tenemos otras frutas y verduras que pueden estar unos días en el frutero hasta que maduren, para después conservarlas en frío. Esto depende de dos factores: temperatura ambiente del hogar y estado de maduración del alimento tras comprarlo.

Algunas recomendaciones para la conservación en frío

Igual de importante que lo comentado resulta seguir estos consejos para conservar fruta y verdura dentro de la nevera. Los alimentos deben guardarse en bolsas transparentes o de papel no herméticas (con agujeros pequeños) en zonas frías pero no demasiado.

Por supuesto, todos ellos deben estar separados de los otros para evitar posibles contaminaciones. Además, para consumir cada fruta siempre conviene sacarla una media hora o una hora antes del frigorífico. ¡Disfruta así de todo su sabor!

Procura también revisar el estado de cada alimento de vez en cuando y no tardes muchas semanas en comerte las verduras porque tienen su límite. Lógicamente, la nevera debe estar siempre bien limpia, sin residuos de otros productos y funcionando de forma óptima. Aprovechar los cajones inferiores para guardar frutas o verduras es otra garantía de buena conservación. Estos rincones están pensados justo para ello.

En general, con estos consejos para conservar frutas dejarás de desperdiciar tanto. ¡Y recuerda, siempre puedes acudir al congelador para las verduras!