Cómo hacer patés variados… ¡y originales!

Ya sea servido de desayuno, aperitivo, entrante, merienda y hasta el popular picoteo entre horas, estos alimentos tan sabrosos siempre son una buena alternativa amoldada a gustos personales. Pero si no sabes cómo hacer patés variados en casa, a continuación te ofrecemos unas ideas sencillas con todo tipo de materias primas. Así, consigues obtener sorprendentes e interesantes propuestas para seducir cualquier paladar. Se pueden añadir a canapés, tostadas o rodajas de pan cortadas a medida e incluso comer con picos, untando desde un bol. ¡Presta mucha atención a estas recetas, unas son más conocidas y otras menos, pero todas están deliciosas!

Cualquier producto es apto

Elaborar estas opciones sabrosas donde las haya tiene dos ventajas y una de ellas tiene que ver con su disponibilidad en el momento deseado, una vez esté listo para consumirse. Una vez completada la receta, la preparación se puede conservar perfectamente en el frigorífico durante días. Aunque este aspecto de su duración dependa también de los ingredientes utilizados (si son más o menos perecederos), es importante este aspecto. Así como el segundo, vinculado a que cualquier producto es apto para conseguir una exquisita crema. Cómo hacer patés variados con la materia prima que se te venga a la mente es beneficioso para improvisaciones.

Si bien los más populares son los que puedes encontrar en el supermercado, los que no se comercializan y son más originales puedes obtenerlos tú mismo en tu cocina. En la mayoría de casos necesitas pocos elementos, los mismos utensilios e imaginación, ¡mucha! Así puedes sorprender a tus comensales. Eso sí, debes saber mezclar bien los sabores para no crear auténticos untuosos incomibles. ¡Deja a un lado los patés de Mercadona y crea los tuyos ya!

Antes de repasar esta lista de casi 30 alternativas, te recordamos que se suelen elaborar con hígado o carne de cerdo. El famoso foie gras francés únicamente se obtiene del primer órgano citado y del pato. Tras conseguir la pasta untuosa, se le puede añadir otros ingredientes para que aporte el sabor deseado. De este proceso general, puedes conseguir las siguientes recetas. Desde vegetales hasta carnes, pasando por mariscos, todos los paladares quedan satisfechos.

patés martiko

Surtido patés Martiko / Foto: deliberry

Propuestas veganas: cómo hacer patés variados

Entre las primeras opciones destacamos las verduras. Así, puedes crear paté de calabacín, de berenjena, de pimiento rojo, de alcachofa, de calabaza y de espinacas. Si eres un amante de cualquiera de estos alimentos, te puedes dar una buena comilona untando con ellos. Luego, del grupo de las legumbres también se pueden elaborar deliciosos patés de garbanzos (el conocido como hummus), de altramuces e incluso de lentejas.

Otras dos alternativas curiosas pero posibles pasan por los anacardos (esos frutos secos curvados muy parecidos a los cacahuetes) y los champiñones. Así es, con este tipo de setas tan populares igualmente se puede tener una crema deliciosa. Entre todas estas propuestas veganas incluimos también la pasta oscura que se consigue con aceitunas negras, un paté más clásico. U otro de aguacate, muy parecido al famoso guacamole mexicano.

cómo hacer patés variados

Bol con paté de pimiento rojo

Quesos, mariscos y pescados

Uno de los quesos más ideales es el Cabrales. Aprende a cómo hacer patés variados con estos derivados lácteos entre los que también puedes elegir un queso azul adecuado o un roquefort francés. La clave está en su aspecto cremoso. Por otro lado, el mar es otro entorno que ofrece unas materias primas muy atractivas para conseguir paté. De mariscos destacamos el mejillón y la zamburiña o vieira gallega para que logres preparar dos alimentos sabrosos marinos que puedes servir con los mismos productos incluidos, al ser de pequeño tamaño. Aunque si eres más atrevido, un innovador paté de pulpo o de centollo sorprenderá a todos tus comensales.

El mejor sabor a mar también queda impregnado en los más populares patés de anchoas, atún y de salmón, pero ¿sabías que puedes elaborar uno con un pescado tan peculiar como el cabracho? ¡Pues sí! Pero también con la caballa, la sardina o la merluza, especies más a tu disposición, seguramente.

Por último, no nos olvidamos de las carnes más llamativas para preparar estos suculentos productos. Te recomendamos la perdiz, el pichón o el chorizo, entre otros. De todas formas, como ya te hemos comentado más arriba, cualquiera que sea tu alimento preferido puede integrarse en una crema untuosa. Ahora que ya tienes ideas de todo tipo sobre cómo hacer patés variados, solo te queda seguir las recetas y disfrutar.