Embutidos contaminados, ¡mucha precaución!

Las escapadas al campo o a algún pantano para hacer picnics son muy populares durante los meses de verano. Y, para aguantar estas largas jornadas es necesario preparar unos buenos bocadillos. Los cuales te proporcionarán la energía necesaria para disfrutar de un magnífico día. Pero, actualmente, está apareciendo un grave peligro. Este ya apareció hace un par de años, el de los embutidos contaminados. Y es que, en los últimos días, han sido notificados diferentes casos de presencia de listeria en dichos productos. ¿Quieres saber cuáles son los procedimientos que se van a seguir? ¡La seguridad es lo primero!

La mayor amenaza de los embutidos contaminados

Como te hemos comentado anteriormente, la listeria es uno de los peores patógenos para la carne. De hecho, lleva siendo un gran quebradero de cabeza durante los últimos tiempos. Como prueba a esta afirmación, aparecen las alertas de Aesan. Las cuales han sido publicadas para avisar de la retirada de productos contaminados. Todos ellos por esta popular bacteria. Cabe destacar que, ya en 2019, provocó un importante brote de listeriosis en Andalucía.

De hecho, el verano es una época donde el bicho aparece con más fuerza y potencia. Prueba de todo ello, es la obligación a publicar una nueva alerta por listeria. Esto ha sido notificado en distintos lotes de embutidos fabricados en Cataluña. Esto se generó tras la comunicación por parte de la empresa fabricante, por la detección de listeria monocytogenes. En un autocontrol de un cliente en el producto Botifarra Negra Tradicional. Entre otros grandes productos.

Embutidos contaminados

Embutido. Fuente: embutidosasalgueira..es

¿Dónde se distribuyeron los embutidos contaminados?

La Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha indicado donde se llevó a cabo la distribución de los embutidos contaminados. La que se realizó en hasta cinco comunidades autónomas diferentes. Entre las que se encuentran Cataluña, Aragón, Islas Baleares, Madrid y Valencia. Aunque, por el momento no hay ningún caso asociado a dicha alerta. De todas formas, Aesan se ha encargado de dar toda la información necesaria para prevenir cualquier tipo de peligro a los consumidores.

Gracias a ello, todas las autoridades competentes de cada comunidad se han puesto manos a la obra. Para que, de esta manera, se verifique la retirada de los productos afectados de todos los canales de comercialización. Por otro lado, estos son todos los lotes y productos contaminados: Butifarra Negra, Butifarra Negra Tradicional. O, incluso Bull de Yegua de la marca Salgot. Además, es importante que sepas cual es el peso aproximado de todos ellos. El cual oscila entre los 250 gramos y el kilo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mari Mallemont (@marimallemont)

Ciertas recomendaciones para prevenir

Todos los que dispongan de alguno de estos productos en sus despensas, deben evitar consumirlos. Y, además, es mejor que se devuelva al punto de compra o supermercado donde se haya adquirido. Pero, si ya es demasiado tarde, hay que hacer un seguimiento de todos los síntomas causados por la listeria. Y, si se presenta alguno de ellos, acudir al centro sanitario correspondiente. Cabe destacar que entre los principales indicios de esta patología se encuentran los vómitos y la diarrea. Además de una muy fuerte fiebre.

Embutidos contaminados

Bocadillos de embutido. Fuente: cookidoo

Otras enfermedades alimenticias

La listeria no es la única enfermedad de tipo alimenticio que existe en el mundo. De hecho, en Estados Unidos, 48 millones de personas enferman por culpa de una intoxicación alimenticia. Normalmente, las causas más comunes incluyen virus y bacterias. Por otro lado, y con menos frecuencia, la enfermedad viene causada por un parásito. O por un químico dañino, sin olvidar, la gran cantidad de pesticidas que pueden llevar los alimentos. Además, los síntomas pueden ser muy variados, siempre dependiendo de la causa. Pueden ser tanto leves como severos.

Generalmente las señales de que se padece una enfermedad de este tipo suelen ser el malestar estomacal o la diarrea. También se puede destacar los cólicos abdominales y las náuseas y vómitos. La fiebre y la deshidratación también suelen aparecer con bastante asiduidad. Por último, pero no menos importante, debes saber que la mayoría de patologías alimenticias son agudas. Lo que quiere decir que ocurren y aparecen de repente y duran, relativamente, muy poco tiempo.

¿Alguna vez has sufrido una enfermedad transmitida por embutidos contaminados? Son una de las grandes amenazas para el estómago. Y es que, son capaces de amargarte un gran día de verano. Por lo que, debes tener cuidado y seguir todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias. De esta manera, podrás disfrutar de alimentos españoles de calidad con la garantía de que se encuentran en buen estado.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.