Fecha de caducidad en alimentos: ¿la entiendes?

¿Sabes que el desperdicio tiene una relación con la fecha de caducidad en alimentos que va más allá de comprobar que un producto no consumido a su debido tiempo va a la basura? Esto es algo que muchas personas llevan a rajatabla en su alimentación para evitar posibles intoxicaciones, pero hay que tener más ojo. Si ya esta práctica preocupa porque en Europa se despilfarran 88 millones de toneladas de comida al año, es todavía más alarmante un dato. Casi el 10 % de todo esa cantidad que termina en el contenedor tiene un motivo muy sorprendente: personas que no comprenden las fechas en el etiquetado del envase. A continuación lo explicamos.

La confusión con las fechas

La app Too Good To Go, de la que ya os hablamos en su día en un artículo para presentarla, ha sido la que ha compartido esa cifra preocupante. “Actualmente se desperdician cerca de nueve millones de toneladas de alimentos en la Unión Europea con relación al etiquetado de fechas”, asegura Madalena Rugeroni, directora de esta firma en España. Según señala siguiendo esa línea, cuatro de cada diez consumidores todavía tienen dudas sobre lo que significan esos números que aparecen en los envases de los alimentos. Lo que puede derivar claramente en tirarlos a la basura a pesar de que estén aptos para el consumo.

Es evidente que este es un hándicap más, añadido al problema mundial de despilfarrar productos alimentarios “pero mucho de ese desperdicio podría evitarse“. Frente a la confusión de ese porcentaje de personas, “hay que ofrecer herramientas más claras“. Esas que faciliten el entendimiento para distinguir ya no solo entre la fecha de caducidad en alimentos sino también entre otros significados. Por ejemplo, el del consumo preferente o frases relacionadas con recomendaciones de conservación una vez abierto el envase.

Eso último es especialmente habitual de encontrarlo en carnes y pescados frescos pero envasados. Tras abrir su envoltorio suelen tener un corto periodo de posibilidad para tenerlo en la nevera sin que su estado merme. Mientras que tanto en frutas como en verduras puedes observar de forma visual en el aspecto, el aroma o el sabor si ese alimento está apto para comerlo sin problemas.

Fecha de caducidad en alimentos

Envase con su fecha de caducidad / Foto: Iván Sevilla

Ojo con la fecha de caducidad en alimentos concretos

Aunque debes prestar atención a esa información que, sin embargo, no siempre aparece con total claridad en el envase del producto, desde Too Good To Go recuerdan otro punto. La fecha de caducidad en alimentos concretos puede ser más flexible que en otros y esto es importante saberlo. Así, pasado ese límite temporal, debería dejar de ser seguro para tu salud pero ojo con las fechas de consumo preferente. Esto significa que ese alimento puede perder algunas de sus propiedades pero no que entrañe riesgos si lo ingieres.

Por tanto, esos productos los puedes consumir unos días, semanas e incluso meses después de haber expirado esa preferencia. ¿En qué casos puedes disfrutar de esta licencia? Desde la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria (ACSA) ejemplifican esto en los yogures o el pan de molde, aptos de consumir hasta 15 días tras superar esa fecha. Por otro lado, cereales, zumos, galletas y hasta salsas pueden disfrutarse durante tres meses e incluso el café, las legumbres, la pasta, el arroz o la harina hasta un año más tarde.

El pan de molde más sano

Pan bimbo. Fuente: bimbo.es

Ya en otra categoría podríamos incluir las conservas, unos recursos alimentarios siempre muy prácticos de tener en casa y que cuentan con una alargada fecha. Desde los tres hasta los seis años o incluso más. Siempre que no estén abiertas, por supuesto.

¿Cómo evitar el desperdicio?

Rugeroni señala cuál es la mejor solución para disminuir el desperdicio alimentario derivado de esa confusión sobre si consumir o no un determinado producto. “Hay que aplicar la lógica de los sentidos. Observar su aspecto, comprobar si huele bien y probarlo”, explica. Esta teoría puedes aplicártela ya mismo en tu día a día de forma práctica antes de tirar directamente algo solo fijándote en los números de su etiquetado. Además, recuerda leer bien cada dato para no confundirte con la fecha de envasado o con la conservación una vez abierto el envoltorio.

etiquetado producto

Producto con fecha de envasado y caducidad / Foto: Iván Sevilla

Reducir el despilfarro es uno de los grandes retos que se ha marcado la ONU en los próximos años, así que conviene tanto que mejore la información de la fecha de caducidad en alimentos como que sigas esos consejos apuntados. Porque tú también puedes ayudar a la causa.

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.