La chicha morada peruana, bebida medicinal

Escribe: Luis Carbajal (@lroberto92)

Esta es una bebida típica sudamericana que se prepara con maíz del color que le da nombre a la chicha morada peruana. Este vegetal se cultiva en grandes proporciones en la Cordillera Andina. El origen de la receta antecede al tiempo incaico y existen muchas formas de prepararla. Aquí ahondaremos profundamente en la más popular de las elaboraciones para que puedas tú mismo disfrutar de este alimento fermentado. Su consumo se ha extendido en la actualidad a nivel internacional gracias a las propiedades saludables que te ofrece. ¡Atento a ellas!

Origen medicinal-ceremonial

El origen de la chicha morada peruana se remonta a la época prehispánica, cuando se preparaba con fines medicinales y ceremoniales.  En el libro ‘Las Costumbres Antiguas del Perú’, Blas Valera describe que surgió en en este país latino primero, por motivos medicinales, y después como una bebida para celebrar sus fiestas. Concretamente la que se obtiene con el color característico violeta se trata de una de las tantas variedades que hay de esta suculenta bebida. A diferencia de la chicha de Jora o de cacao, por ejemplo, era y sigue siendo ligeramente fermentada. El maíz morado es un alimento con un poderoso efecto antioxidante y ayuda a la regeneración de los tejidos, mejora la circulación sanguínea y reduce el colesterol.

maíz morado

Mazorcas de maíz morado / Foto: soleyboquería.com

Preparación de la chicha morada peruana

Para preparar está suculenta bebida necesitamos tres cuatros de maíz morado seco, cuatro litros y medio de agua, una piña madura, cuatro unidades de limón, una taza de azúcar, siete clavos de olor, una rama de canela y tres manzanas. Lavamos y retiramos los recubrimientos de la piña y las manzanas. En una cacerola vertemos tres litros de agua, las cáscaras de piña y manzanas, incorporamos el maíz morado, los clavos de olor y la rama de canela. Cocinamos a fuego lento hasta llegar al punto de ebullición.

Cuando hierva el agua, bajamos a fuego lento y cocinamos durante cincuenta minutos. Pasado dicho tiempo, colamos el líquido y reservamos. Agregamos litro y medio de agua en la cacerola con las cascaras de las frutas y maíz morado. Cocinamos a fuego lento por cuarenta y cinco minutos más. Transcurrido dicho tiempo, colamos el líquido y lo juntamos con el anterior ya reservado. Refrigeramos el mismo por dos horas en la nevera. Cortamos la piña y las manzanas en dados pequeños y agregamos zumo de limón y azúcar más las frutas picadas. La chicha morada peruana puede acompañarse con cualquier plato al gusto. Recordamos que es uno de esos alimentos fermentados.

Variación y dónde puede consumirse

La chicha de Jora es una variación de la ya explicada receta. Este tipo es muy similar a las cervezas, germinado de maíz y extrayendo azúcares de malta, hirviendo el mosto y fermentando. Su origen se remonta a hace miles de años por la gente de los Andes. Dicha bebida tuvo un significado especial en el Imperio Inca, donde el maíz era considerado un cultivo sagrado. Se usaba para las celebraciones y festivales especiales. También se incorporó para los rituales religiosos. Por tanto, esta es otra alternativa a la chicha morada peruana que puedes disfrutar igualmente.

En este tiempo de pandemia muchos aspectos cambian como medida de respuesta a la Covid-19, pues Perú es uno de los países sudamericanos más ricos culturalmente y a largo plazo espera que se reanude el turismo. Es un pilar importante en el desarrollo económico de esta hermosa nación. Te animamos a buscar y pedir tu vaso de chicha morada, que es la más conocida entre las variedades, en tu próximo viaje aquí. En diferentes restaurantes y bufetes la elaboran para servirla al cliente interesado en degustar otra delicia peruana.

Chicha de Jora

Vasos de chicha de Jora / Foto: comida-peruana.com

Un postre también morado: mazamorra

Ahí no termina el uso de este particular maíz que ya se ha expandido por todo el globo y se está empezando a utilizar con mayor frecuencia en las cocinas de todo el mundo. Existe un postre típico del Perú igualmente que se denomina mazamorra. En su origen durante la época colonial, combinó al vegetal violeta con otras frutas procedentes de España. Gustó mucho el resultado de esa mezcla que se quedó como otro gran plato de la gastronomía nacional. Así que, en definitiva, te recomendamos probar tanto la chicha morada peruana como este dulce manjar.