InicioEntradas etiquetadas "Estudio"

Estudio Tag

La llegada del verano y las altas temperaturas implica varias cosas. Pero, la principal es la aparición de la temida operación bikini. Ese momento en el que la preocupación por las calorías toma un protagonismo que no ha tenido durante el resto del año. Es por eso que las bebidas alcohólicas quedan apartadas de la dieta, al menos en muchas ocasiones. No obstante, ¿sabes que es posible perder peso con el vino? Al contrario de lo que puedas pensar, esta bebida puede ser beneficiosa para tu salud. Siempre y cuando la consumas con cabeza.

El alcohol no engorda

Antes de entrar en el tema de perder peso con el vino, hay que aclarar ciertos aspectos. Lo primero que debes conocer es que el alcohol no engorda. Aunque puedas pensar lo contrario, lo cierto es que, aunque posea muchas calorías, estas no son absorbidas por el organismo. No son nutrientes. Por otro lado, las calorías vacías son aquellas que no poseen ningún tipo de nutriente. Por tanto, en el caso del vino, al no contener grasas y apenas hidratos de carbono y proteínas, no engorda.

Así que, sabiendo esto, el riesgo de tomar demasiadas calorías vacías solo se explica en el supuesto de llevar una dieta desaconsejable. Es decir, son los pinchos que suelen acompañar al vino los que pueden acarrear algunos kilos demás. Especialmente, los que contienen pan y otros hidratos de carbono. Y es que, estos mezclados con algunas copas de vino provocan acumulación de grasas. Como consejo, lo mejor es tomarse un buen caldo durante o después de las comidas.

Perder peso con el vino

Vino tinto. Fuente: apppromotionstore.com (pinterest.com)

¿Cómo perder peso con el vino?

La profesora Lamuela- Raventós se encargó de dar respuesta y explicar las ventajas que tiene el consumo moderado de vino. Todo ello en un evento virtual llamado “El vino y el control de peso- ¿es posible?”. La respuesta a esta incertidumbre es clara, estas ventajas pueden estar en los polifenoles. Los cuales están presentes en la bebida, en particular en los tintos. Y es que, el componente principal es el etanol. No obstante, también contiene minerales, como el potasio. Es en los caldos donde se encuentra una mayor concentración de polifenoles, como el resveratrol.

Este último es el que ayuda al cuerpo a aumentar la cantidad de tejido marrón. Que, es un tipo de grasa buena que convierte la comida en calor. Lo cual ayuda a quemar más calorías en los alimentos. Este proceso, llamado termogénesis hace que el cuerpo contrarreste las calorías consumidas en el vino. Y, además, quema más en los alimentos que ingieres. Junto con todo esto, los polifenoles mejoran la microbiota intestinal. Y, por último, pero no menos importante, estos son muy biodisponibles.

Se puede perder peso con el vino

Un estudio llamado PREDIMED demostró la poca incidencia de riesgo cardiovascular entre los bebedores de vino. Y es que, los más asiduos a la bebida no consumían una dieta más saludable que los que no bebían. Pero, los primeros tenían una frecuencia cardíaca más disminuida. Y, un IMC más bajo cuando el consumo de energía era el principal. Además, los que tomaban entre 7 y 14 unidades por semana, tenían un menor número de factores de riesgo cardiovascular en comparación con los otros.

Por otro lado, en cuanto al colesterol, cabe destacar que no hubo grandes cambios en los niveles. Mientras que se pudo observar que los bebedores de vino consumían más calorías, pero no engordaban. Cabe destacar que ambos grupos tuvieron a su disposición los mismos alimentos. Por lo que estas diferencias no estuvieron causadas por una mejor o peor dieta.

Perder peso con el vino

Comida con vino. Fuente: elbuenyantar-vidal.blogspot.com.es (pinterest.com)

No todos coinciden

Aunque la mayor parte de expertos coinciden en que el consumo moderado del vino puede ser beneficioso, no todos tienen la misma opinión. De hecho, aunque anteriormente has podido comprobar que los caldos no engordan, hay quien asegura lo contrario. Además, debes saber que es el alimento que más kilocalorías tiene. Esta cantidad puede ascender hasta 7 por gramo. Aunque, como en todo en la vida, hay varios grados. Esto va desde las 107 kcal de una copa de vino blanco seco hasta las 300 de una de vino dulce de alta graduación.

¿Consideras factible el perder peso con el vino? Has visto que numerosos entendidos en el tema aseguran que la clave está en la moderación. Por lo que, si eres uno de esos amantes de los mejores caldos nacionales, trata de consumirlos en los momentos adecuados. Esto te proporcionará un deleite magnífico y la mantención de tu salud en orden.

Como habrás podido comprobar la pandemia ha aumentado la preocupación de los ciudadanos por la salud y por tener una buena alimentación. Además, al haber estado en casa muchas personas han optado por empezar a realizar comidas más saludables y por dedicarse más tiempo a ellos mismos. Recientemente, un estudio publicado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) ha confirmado todo esto y ha aportado datos realmente sorprendentes como, por ejemplo, nuestros nuevos caprichos pandémicos. Para descubrirlos continúa leyendo con nosotros.

Caprichos pandémicos, el buen picoteo

AIMC Marcas es un tipo de estudio realizado por AIMC que suministra amplia información sobre el consumo de marcas y de productos en relación con la audiencia de medios. Esta vez se ha encargado de desvelar las inquietudes de los consumidores españoles respecto a sus hábitos alimenticios tras la pandemia.

caprichos pandémicos

Joven comiendo un helado | Fuente: Misturaicecream.com

La crisis sanitaria de la Covid-19 ha ocasionado que la población española tenga una mayor preocupación sobre el concepto de salud a la hora de consumir bienes y servicios. Por ejemplo, con un crecimiento de los productos que son buenos para la salud (así lo afirman el 74,3%), los que “cuidan por dentro” (29,8%) o los que “tengan un sabor casero” (41,7%). Además tienen una predisposición mayor a evitar o a limitar ciertos productos: un 67,8% intenta no consumir alimentos ultra-procesados y un 52,4% evita los que tienen conservantes, colorantes o aditivos.

Asimismo, el picoteo, una de las acciones preferidas de la población de España, por culpa o gracias a la pandemia se ha acrecentado enormemente. De hecho, los yogures (81%), los helados (77,2%), los frutos secos (75,7%), las patatas fritas envasadas (65,3%) y las tabletas de chocolate (64,7%) han crecido varios puntos respecto al año 2019.

caprichos pandémicos

Tableta de chocolate

¿Conoces cuáles son las nuevas tendencias pandémicas?

Dentro de las nuevas tendencias de alimentación en este año, después de todo lo acontecido, destaca el interés hacia nuevos productos e ingredientes que favorecen la salud y el bienestar de los consumidores. También los que invitan a disfrutar de nuevas experiencias en su alimentación diaria. Por ejemplo, productos como la quinoa (32,1%), el kéfir (17,2%) o el tofu (17,2%). Estos han sido adquiridos y consumidos por los encuestados del estudio de AIMC en algún momento de este pasado año.

Igualmente, el consumo de bebidas en el hogar también se ha incrementado bastante. Sobre todo la cerveza con alcohol (41,7%), con un aumento de cerca de un 8% respecto al año anterior. Le sigue a poca distancia el vino, con un 37,5%, aunque la gente que lo consume en casa cae en 1,6 puntos respecto al año anterior. Otras bebidas que han experimentado un fuerte crecimiento de consumo en el hogar han sido el vermut o la ginebra, que ha subido en un 25,1% respecto a la cifra registrada el año anterior.

caprichos pandémicos

Harina de quinoa | Fuente: @memoriacampesin en Twitter

Hacer la compra online, una acción sencilla que toma fuerza

Hacer la compra es una acción inevitable en la vida de las personas. Eso sí, preferimos hacerla cuantas menos veces mejor. El estudio de AIMC Marcas además ha revelado que el proceso de ir al supermercado ha disminuido un 8,5%. Obviamente, esto está muy relacionado con el auge de realizar la compra online. Incluso en productos más asociados a la compra tradicional, como los productos de alimentación, los ultramarinos o los frescos.

Y también a los pedidos de comida a domicilio. En cuanto a la edad, son los jóvenes de 20-24 años (61,4%) y de 25-34 años (67,9%) los que más solicitan este tipo de servicios y, muy especialmente, en las grandes ciudades de más de 500.000 habitantes, de acuerdo con lo que afirma el 50,1% de los encuestados de este grupo. Dentro de las diferentes opciones posibles, la más escogida ha sido el servicio de entrega del propio restaurante (25,8%), seguida de la solicitud a través de otros distribuidores, como Just Eat, Glovo, Uber Eats, etcétera.

En conclusión, la población es capaz de adaptarse a todo tipo de situaciones. De la misma forma, costumbres que se adquieren en un determinado período pueden beneficiarnos más adelante. Como poner en primer lugar nuestros caprichos pandémicos, ya sea con unas deliciosas tabletas de chocolate o bebiendo una rica cerveza. O tal vez realizando la compra desde nuestro hogar. Y tú, ¿qué opinas del estudio? ¿te ves representado en algún aspecto?

Según un estudio realizado por la Universidad de Reading (Reino Unido), no se puede asociar el consumo de leche con el aumento del nivel de colesterol. El citado trabajo publicado en el International Journal of Obesity analizó tres grandes grupos de población. Con ello descubrió que las personas que bebían de forma continuada grandes cantidades del lácteo tenían niveles más bajos de colesterol bueno y malo. Os damos más detalles de sus conclusiones a continuación.

Hasta hace relativamente poco, existía la popular creencia de que los animales no tienen sentimientos; de que cumplían la función, bien mascota o bien de alimento y ya está. Sin embargo, recientes estudios han determinado que, efectivamente, las emociones de los animales son reales. Y no solo eso, sino que estas influyen notablemente en la calidad de sus carnes. Esto, por supuesto, abre el debate con aquellos que cada vez son más conscientes del bienestar de los animales. Aquellos que han decidido no comer carne y preocupándose de si son felices o no, al menos, durante la etapa de crianza -para después convertirse en productos cárnicos-. 

Las alternativas vegetales a los productos cárnicos están actualmente en auge. Cada vez son más los consumidores que buscan ricos alimentos vegetales que prometen aportarles la misma ingesta proteica de la comida de origen animal. Pero ¿y si esto no fuera verdad? ¿y si la comida vegetal y los sustitutos de la carne no te aportaran realmente las proteínas necesarias? Nuevos estudios van revelando datos interesantes sobre este asunto. A continuación te contamos las conclusiones de uno de los últimos.

¿Existe falta de proteínas en los sustitutos de la carne?

Son muchos los estudios que abordan el tema de la comida vegetal. Y, recientemente, se ha descubierto que uno de cada cuatro productos vegetales alternativos a la carne no tiene las suficientes proteínas que necesita nuestro organismo. Y no solo eso, sino que tampoco son sustitutivos de otras fuentes de proteínas.

Este tema es muy importante, ya que se produce una deficiencia seria de dicho nutriente en nuestra dieta. Por lo tanto, es necesario que observes bien las etiquetas de los productos para saber si ese alimento de verdad satisface Tus necesidades nutricionales. No solo debes fijarte en si es o no vegano.

sustitutos de la carne

Hamburguesa de carne vegetal | Fuente: @Eatlentils en Twitter

¿Qué nos aportan los productos vegetales?

Los alimentos vegetales imitan la apariencia, las cualidades organolépticas, el comportamiento en la cocción y el delicioso sabor de los productos cárnicos. Además, son bajos en calorías, tienen un alto contenido de vitaminas y minerales y poseen un alto contenido de fibra y carbohidratos complejos. Pero el problema está en que una buena parte de ellos no sustituye el aporte proteínico de la comida animal.

El organismo público de Safefood, responsable de concienciar a los consumidores sobre cuestiones relacionadas con la seguridad alimentaria y la alimentación saludable en Irlanda, ha sido el encargado de compartir y aportar el estudio que habla de la falta de proteínas en este tipo de productos.

Para llegar a esas conclusiones han analizado el contenido nutricional de 35 productos de origen vegetal. Estos fueron anunciados como sustitutos de la carne y se podían adquirir en cualquier supermercado irlandés entre los meses de abril y mayo del pasado año 2020. Entre ellos se encontraban hamburguesas, carne picada, nuggets, salchichas, falafel, etc.

Tras todo este proceso de análisis, observaron varias cosas. En primer lugar, los productos vegetales tenían menos grasas y menos grasas saturadas, algo bueno y de lo que presumen los alimentos vegetales. En segundo lugar, tenían más sal, algo a controlar si tienes una alta tensión arterial u otro tipo de complicaciones. Y, en tercer lugar, que aportaban menos proteínas, algo más perjudicial para nuestro organismo, ya que las ingerimos para fortalecer y mantener los huesos, los músculos y la piel, entre otras cosas.

Otro dato de este importante estudio es que gran parte de ese tipo de alimentos analizados son ultraprocesados. Algo que también debes tener en cuenta para llevar un hábito de alimentación saludable. Los ultraprocesados son formulaciones industriales, principalmente a base de sustancias extraídas o derivadas de alimentos, además de aditivos y cosméticos que dan color, sabor o textura para intentar imitar al verdadero ingrediente. En este caso, al de origen animal.

 

sustitutos de la carne

Hamburguesas vegetales de garbanzos | Fuente: cdn.shopify.com

¿Qué cantidad de proteínas necesitamos?

El porcentaje mínimo de energía necesario que tienes que obtener de las proteínas para llevar una dieta sana ronda entre el 12 y el 19% por producto. Esto significa que ese alimento es una buena fuente de prótidos. Y si su contenido en dicho nutriente supera el 20% se puede hablar de un producto rico en proteínas. El problema viene cuando muchos de los alimentos vegetales, una cuarta parte según el estudio de Safefood, no se pueden considerar ni fuente de ni ricos en proteínas.

Evidentemente los sustitutos de la carne siguen siendo adecuados para alimentarte sin comer carne real y para seguir una dieta vegetariana o vegana. Pero debes tener en cuenta que el hecho de que un producto se haya elaborado con materias primas vegetales no quiere decir que sea más saludable que otro que se haya hecho a partir de animales. Asimismo, es importante que leas las etiquetas alimentarias. Estas te darán la información necesaria para saber qué y cuántas proteínas te aporta el producto. Además comprobarás si satisface todas tus necesidades nutricionales, a pesar de descartar la carne de tu dieta habitual.

En tan solo dos años el mercado de alimentos vegetales ha crecido en un 48 %. Este mercado está liderado por la leche vegetal, pero también destacan la carne y el yogur vegetal. Cada día son más las personas que, persiguiendo una dieta saludable, apuestan por estos alimentos vegetales. Pero los que están a la cabeza y más consumen este tipo de productos son las personas con una dieta vegana, ya que sustituyen a los de origen animal. ¿Quieres saber cuáles existen, cómo son y por qué está creciendo su consumo tan rápidamente? ¡Te lo contamos!

Según un estudio de la Universidad China de Taiwan, el consumo de los polifenoles presentes en la bebida podrían inhibir algunas enzimas presentes en la Covid-19 y prevenir el coronavirus así. Esta información nos llega de la televisión de Taiwan TVBS, donde el presidente de dicha institución -el Dr. Mien-Chie Hung– ha liderado unas investigaciones científicas que abordan este tema. Aunque hay que ser muy prudentes con estos estudios y con el consumo de alcohol, a continuación te explicamos qué conclusiones han sacado.

¿Has oído hablar alguna vez de las dioxinas? Pues bien, se tratan de unos compuestos tóxicos que, entre otras cosas, se encuentran en algunos alimentos. Antes de continuar, recuerda una cosa: estos compuestos están estrictamente regulados por las autoridades por lo que, siempre que los alimentos donde están se consuman con conciencia y sin abusar, no han de ser una preocupación. Aún así, es importante saber qué contienen las comidas que ingerimos, por lo que hoy hablaremos de eso, de las dioxinas en alimentos. ¿Quieres conocer más acerca de lo que consumes? ¡Vamos allá!

Todos acudimos de manera más o menos asidua a restaurantes y lugares donde disfrutar de la comida. Pero para las personas con algún tipo de alergia estas comidas pueden suponer un grave riesgo para la salud. Deben fijarse en la información sobre alérgenos que aparece en la carta de los restaurantes. Para ello, existe una normativa acerca de la obligatoriedad, por parte del establecimiento, de ofrecer los datos de los ingredientes alérgenos de todos los platos. No obstante, no todos los restaurantes y bares españoles cumplen con estas reglas, según un estudio realizado por la consultora en seguridad alimentaria SAIA.

Una universidad española ha descubierto un nuevo peligro de los alimentos ultraprocesados. Veamos a continuación cuáles son los riesgos que presentan y cómo distinguirlos de los procesados a secas. También haremos referencia a la tendencia realfooder que se abre camino, evitando este tipo de productos. ¿Llegaremos a vivir en un mundo con una población obesa del 20% en 2030 o se impondrá la alimentación sana?