Nueces de macadamia, el exótico fruto gourmet

Con la cáscara similar a la de una castaña y la apariencia de una avellana, las nueces de macadamia son uno de los frutos secos más caros -de hecho, es el tipo de nuez con el precio más alto-y también más demandados del mundo. En realidad, podría llegar a considerarse un producto gourmet; no solo por el hecho de que su cosecha es bastante limitada, sino porque, además, su sabor, textura y propiedades hacen de él un ingrediente versátil y único en la cocina. ¿Quieres conocer un poco más acerca de este exótico fruto seco? ¡Vamos!

Nueces de macadamia, ¿de dónde vienen?

Suele haber cierta confusión en este tema; los hay que aseguran que vienen de Hawái. No obstante, lo cierto es que el origen de las nueces de macadamia está en Australia -de ahí que también se las conozca como ‘nuez australiana’ o ‘queensland nut’-. Como aportación curiosa, la historia dice que los aborígenes australianos consumían las nueces y decidieron llamar a los árboles de los que procedía el fruto “Kindal Kindal”. Sin embargo, con la llegada de los colonos británicos, el árbol se rebautizó con el nombre de Macadamia, homenajeando al doctor John Macadam.

nueces de macadamia

Recolección de nueces de macadamia

A pesar de sus orígenes australianos, fue en el archipiélago americano donde se cultivaron con fines comerciales por primera vez. ¿Qué por qué Hawái? Pues porque reúne todos los requisitos climatológicos y geológicos que el cultivo de la nuez de macadamia necesita: lluvia abundante, clima templado y suelo rico. Otros lugares con condiciones parecidas como América Latina, Sudáfrica, Indonesia u, obviamente, Australia, también son ricas en el cultivo de este fruto seco. 

Cultivo limitado, producto exclusivo

Como hemos indicado antes, estéticamente dista mucho de las nueces comunes que todos conocemos. Tienen forma de esfera y cuentan con dos cáscaras: la externa, que es verde; y la interna que, al igual que otras nueces, es dura -por lo que se necesita un utensilio como, por ejemplo, un martillo para poder abrirla- y marrón. Dentro de la categoría de frutos secos las nueces de macadamia son, junto a otros como los piñones, de los productos más caros. La pregunta es: ¿a qué se debe ese elevado coste?

El principal motivo para esa cotización tan alta -según datos de la revista Business Insider, una bolsa de medio kilo puede rondar los 25 dólares-, es el lento y limitado proceso de cosecha. Pongámonos en contexto: existen unos diez tipos de árboles de Macadamia, pero tan solo dos son aptos para la producción del fruto; y por si eso fuera poco, estos necesitan de siete a diez años para comenzar a producir. Añádele el hecho de que su cosecha anual es de lo más limitada -por el tiempo que tardan los árboles en florecer-; el resultado es un producto muy exclusivo, muy demandado y, por consiguiente, nada barato. 

nueces de macadamia

Las nueces de macadamia antes de ser recolectadas | Fuente: arbolesfrutales.org

Propiedades del fruto seco

Lo que hace de las nueces de macadamia un producto tan popular no es solamente la excepcionalidad producida por su particular cosecha. En realidad, este alimento contiene una gran cantidad de propiedades beneficiosas para nuestra salud. Es uno de los frutos secos con más ácidos grasos -vitales para prevenir enfermedades cerebrovasculares- y grasas monoinsaturadas -idóneas para evitar problemas cardiovasculares-.

Además, su contenido en fibra, calcio y fósforo favorece el tránsito intestinal correcto y el desarrollo y fortalecimiento de dientes y huesos. Si a eso le añades que no contienen gluten, hacen de él la opción perfecta para personas celíacas o alérgicas.

Utilidad en la cocina

Como hemos mencionado al inicio, las nueces de macadamia son un producto de lo más versátil a la hora de integrarlo en nuestra dieta. Se puede consumir en crudo como un snack o se puede incluir en postres como bizcochos o, por supuesto, en el clásico helado de vainilla con nueces macadamia -el cual se puede encontrar en prácticamente cualquier supermercado-.

Su sabor recuerda al coco y a la nuez tostada, por lo que combina a la perfección con infinidad de elaboraciones. Lo curioso de este fruto es que también se usa para fines cosméticos, principalmente para el pelo -ya que evita su caída y beneficia el crecimiento-. 

nueces de macadamia

Las nueces de macadamia son uno de los frutos secos más caros del mundo

Las nueces de macadamia se pueden encontrar en tiendas especializadas como por ejemplo Frutos Secos Reyes, nut&me o Spin Food. Y tú, ¿ya has probado este fruto seco gourmet? ¿por cuánto lo has comprado? ¿cómo lo sueles comer? 

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.