¿Por qué triunfa el vino Prosecco en España?

Existen muchas bebidas en el mundo con una calidad y un sabor espectaculares. Pero, pocas como las producidas por el sector vinícola. De hecho, cada vez hay más tipos de caldos que están ganando popularidad en los mercados tanto nacionales como internacionales. Los espumosos son una variedad que muchos consumidores habituales desean por su textura en el paladar. ¿Sabes por qué triunfa el vino Prosecco? Se trata de uno de los que más importancia están cobrando a nivel mundial y, poco a poco, se está ganando un hueco en las despensas españolas. ¡Conoce su método de producción y todas sus características!

¿Qué es el vino Prosecco?

Antes de empezar a determinar las causas por las que triunfa el vino Prosecco hay que conocer su naturaleza y lo que realmente es. Por tanto, debes saber que es un caldo espumoso blanco de la región de Véneto, que está situada en el norte de Italia. Y, recibe su nombre por el pueblo donde se sitúan sus viñedos, aunque, su traducción literal viene del esloveno y significa “un camino por el bosque”. Además, se elabora a partir de la variedad de uvas glera, la cual crece en muchas regiones de Italia. No obstante, para poder disfrutar de un Prosecco con DOC, estas tienen que proceder de las zonas de Friuli- Venecia Julia y Véneto.

Para empezar a marcar las diferencias de este espumoso con respecto a sus competidores principales, que son el cava y el champagne, es importante saber que no se elabora siguiendo el “método tradicional”. Y es que, el Prosecco se prepara siguiendo el método de tanque cerrado o Charmat. Este es mucho más barato y rápido, lo que se traduce en un precio mucho más asequible para el consumidor. Incluso, existen más variantes que la espumosa. Ya que se elabora una versión frizzante o semi-espumosa. Aunque, sin duda, la que más ha cuajado a nivel internacional es la modalidad con espumas.

Por qué triunfa el vino Prosecco

Vino Prosecco. Fuente: vinopack.es (pinterest.com)

Principales características

La principal diferencia con otros vinos espumosos es que el Prosecco tiene un bajo contenido en alcohol. Su volumen es de entre el 11% y el 12%. Para aportar más datos interesantes, muchos expertos catalogan el sabor de este caldo como intensamente aromático y fresco. Y, debido a estas características, normalmente se sirve sin mezclar. No obstante, si lo prefieres, puedes incorporarle algún complemento para suavizar su gusto. Como aporte curioso, este vino era el ingrediente original del cóctel Bellini y el Spritz. Incluso puede llegar a reemplazar al champán en otros tipos de cócteles.

Los Prosseco tienen como denominador común su accesibilidad y frescura, por lo que son muy fáciles de beber. Aportan notas afrutadas al paladar con toques cítricos. De esta manera, vas a percibir una acidez crujiente y un final ligeramente seco. Por todas estas propiedades, en Italia, se disfruta como un caldo para cualquier ocasión. Mientras que fuera de sus fronteras y, especialmente en España, se consume en mayor medida como aperitivo. Cabe destacar que el Prosecco siempre se sirve frío y se recomienda que sea consumido antes de que tenga dos años, debido a que no fermenta en botella.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Rita & Leonardo (@winewetaste)

Causas del auge del vino Prosecco

Hay un punto muy importante que explica por qué triunfa el vino Prosecco. Y este es el menor precio que tiene. De hecho, su auge en ventas empezó durante los años de la crisis económica mundial. Fue cuando los consumidores buscaban un vino espumoso más barato que el Champagne. Por lo que, el elevado valor del último y la mala imagen que tenía el cava a nivel mundial por ser considerado de baja calidad, hicieron que el Prosecco abriese sus fronteras y se hiciera un hueco en todos los supermercados internacionales.

De esta manera, se podría decir que este caldo ocupó un hueco que la recesión dejó vacío. Esto es así porque como ya has podido observar anteriormente, el coste de producción es más bajo y, por consiguiente, más barato para los consumidores. Es decir, el vino Prosecco se podría definir como un lujo asequible para todos, pero con un toque de sofisticación porque su sabor es también distinto a la competencia.

Alrededor del mundo

Tal es la popularidad que está ganando este vino que ya puedes encontrar bares dedicados exclusivamente a él. Tanto en Londres como en Nueva York existen cadenas de restaurantes que sirven este vino a sus clientes mientras ojean las nuevas colecciones de la temporada.

Pese a todo, en España, el cava sigue siendo el vino espumoso líder en ventas, aunque estas hayan caído exponencialmente durante el último año. En el lado contrario se sitúa el Prosecco que, pese a ser el segundo en la lista, ha experimentado un crecimiento increíble superando el 100% de ventas en nuestro país.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Masottina (@masottina_wines)

¿Has tenido la ocasión de probar este caldo que está en ascenso? Sus características son claves para entender por qué triunfa el vino Prosecco. Fresco y fácil de beber, es la opción perfecta para acompañar a tus mejores recetas o para disfrutarlo en una buena copa en una reunión con tus amigos.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.