Presunto fraude en Valdepeñas, ¿por qué?

Ha saltado de nuevo el escándalo en el mundo del vino por un presunto fraude en Valdepeñas. Concretamente de cuatro bodegas de la Denominación de Origen. El presunto fraude se basaba en la comercialización de botellas de vino etiquetadas como crianza, reserva y gran reserva de forma indebida. Según la denuncia de la fiscalía, estas bodegas han comercializado durante años estos vinos cuando no cumplían los requisitos de elaboración ni el periodo mínimo de envejecimiento ni en barrica ni en botella.

Las cuatro bodegas que presuntamente realizaban el fraude son Félix Solís, García Carrión, Navarro López y Fernández Castro. Todas ellas comercializadoras de vinos de la Denominación de Origen Protegida Valdepeñas.  De esta forma, estas empresas, junto con sus administradores, son investigados por estafa, publicidad engañosa y falsedad documental. Por este motivo, el juez ha autorizado a seguir con la investigación para esclarecer los tipos de vinos vendidos de cada una de estas bodegas entre 2010 y 2019, así como sus condiciones comerciales.

presunto fraude en etiquetas vino valdepeñas fraude en la DO Valdepeñas

Botellas vino / Foto: vinosvaldepeñas

Las cifras no cuadran en este fraude en Valdepeñas

Tanto las cifras reportadas a la Denominación de Origen Protegida Valdepeñas como lo declarado durante la inspección no cuadran con las ventas realizadas por estas bodegas. Si analizamos el caso de Félix Solís, vendió presuntamente 472.745 litros de crianzas más de los declarados y 146.706 litros de reserva más. García Carrión vendió tres millones de litros de vino gran reserva a un solo cliente cuando a la D.O.P declaró menos de un millón.

En el caso de las otras dos bodegas sorprende el caso de Fernando Castro con una diferencia en las ventas a Alcampo de un 1.367% en los vinos de crianza, y en un 1.941% en los vinos de reserva. En el caso de las Bodegas Navarro López vendió más de 90 mil litros más de los declarados en cada categoría.

Denuncias de las entidades agrarias

Todo el caso empezó con las denuncias de COAG, ASAJA y  UPA, alegando que los vinos envasados no correspondían a la calificación de las etiquetas. Por eso la fiscalía empezó a investigar. Meses más tarde se añadió a la denuncia el grupo García Carrión. Esta empresa alegaba que no había suficiente control en la D.O. y que esta estaba dirigida por personas muy afines al Grupo Félix Solís.

Según se está viendo en la investigación, el poco control de esos años en la DO Valdepeñas ha propiciado que algunas bodegas se hayan aprovechado del momento y hayan vendido presuntamente, de forma fraudulenta, muchas botellas de vino.

Todo esto del fraude en Valdepeñas afectará de forma importante al prestigio de la D.O. que solo podrá recuperarlo con un control que sea auditado y también con mucho tiempo. Al prestigio del vino español igualmente puede afectar, ya que esta Denominación de Origen vende más de 70 millones de botellas, aunque ya nadie sabe cuántas, pero tiene una gran presencia internacional que se verá, de alguna forma, mermada. Veremos en qué acaba todo este asunto.

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.