Problemas de la cerveza 00: ¿verdad o mito?

Es más recomendable que la birra con alcohol de toda la vida porque, precisamente, no contiene este ingrediente perjudicial para la salud. Sin embargo, no goza de tan buena fama. Resulta muy curioso que, a pesar de ello, España siga siendo el país que más cerveza de esta ‘categoría’ bebe. Con un crecimiento que se mantiene al alza con tres años ya de subida, la alternativa saludable cada vez gana más aficionados. Pero, ¿realmente existen problemas de la cerveza 00? ¿Qué hay de cierto y qué de falso en las habladurías sobre esta bebida ‘sin’? Te lo aclaramos todo a continuación.

Indiscutible su preferencia por salud

Si hay algo que no se puede discutir de la cerveza sin alcohol es su cualidad saludable respecto a la que sí incluye etanol entre sus ingredientes. Porque este es un tóxico natural perjudicial para nuestro cuerpo desde el punto de vista fisiológico. Esta no es ninguna exclusiva y que el consumo prolongado de la sustancia tenga consecuencias negativas tampoco.

Puede producir sangrado en el estómago o esófago, daños en el páncreas y en el hígado, así como también desnutrición. E incluso algunos cánceres de colon, cabeza, cuello u otras zonas. No obstante, estos son casos extremos de mucha ingesta de forma regular. En este artículo no queremos asustar a nadie, pero sí aclarar algunos problemas de la cerveza 00 que pueden no serlo.

Uno de ellos tiene que ver precisamente con esa cantidad de alcohol, ya que es casi imposible que una birra sea producida sin una gota de la sustancia nociva. Es decir, el fabricante no puede garantizar de forma absoluta que una botella o lata salga al mercado sin rastro alcohólico alguno. Las fermentaciones incontroladas de azúcares, la mezcla de levaduras y otros procesos pueden aportar cierto porcentaje al producto. Eso sí, existe una ley que marca el límite en menos del 1 % para poder denominar a una cerveza como ‘sin’ o 00.

problemas de la cerveza 00

Paquete de cerveza Cruzcampo 00 / Foto: elcorteingles

Además de eso último, los métodos en fábrica se han mejorado en el sentido de dejar que se complete la fermentación hasta que se elimina el azúcar residual. Luego, incluso mediante otras técnicas (evaporación, diálisis…) se elimina el alcohol hasta rondar el nivel al cero. Estas tareas anteriormente no se contemplaban porque repercutían en el sabor a cerveza. Pero con las mayores innovaciones, se consiguió que no perdiese esa característica clave y tradicional de la bebida.

Menos calorías

Este mito sí es cierto, ya que esa fermentación al completo que se ha comentado antes favorece la no existencia de azúcares que aumentan el número de calorías. Eso sí, conviene no confundirse con las cervezas rebajadas en alcohol, esas que contienen entre 3 y 5 % en volumen. Estas son distintas, el proceso de fermentar se detiene en un punto concreto. Por tanto, su poder en calorías es similar a la birra normal. Pero también conviene aclarar que nunca estas bebidas tendrán tantos azúcares como un refresco carbonatado.

¿Suplemento útil para embarazadas?

Otra de las historias que se han popularizado y se han extendido sobre no los problemas de la cerveza 00, sino sus beneficios. Cuenta la leyenda que en la antigua Irlanda rural, las mujeres embarazadas bebían la famosa birra Guinness (sin alcohol) porque aportaba un importante suplemento vitamínico. Hablamos de los folatos o vitamina B9, necesarios para la gestación y, normalmente, con cierto déficit en el organismo.

Amstel / Foto: amazon

Sin embargo, el porcentaje de ese ácido fólico en cada botella o lata es bastante bajo. Mejor comerse una ensalada más rica en ese elemento o cualquier otro manjar que lo aporte en mayor proporción. La ‘sin’ apenas cubre un 3 % de las necesidades diarias de dicha vitamina.

¿Sustituta del agua en abstemios?

En último lugar, también existe el mito de que las personas que no beben alcohol pero tampoco refrescos carbonatados como la Coca Cola pueden recurrir a la cerveza 00 en fiestas o eventos. Ir con la botella de agua bajo el brazo a las celebraciones con amigos sigue sin estar bien visto, así que… ¿una ‘sin’? La verdad es que jamás pueden sustituir al agua porque contienen gas, algo que provoca hinchazón en el estómago. Además, esto conlleva a esa falsa sensación de hambre.

Por tanto, mínimos problemas de la cerveza 00

Ahora que sabes todo lo explicado arriba, solo cabe recordar que los problemas de la cerveza 00 son mínimos. Uno de ellos está en que no tiene una categoría regulada legalmente, sino que ha sido inventada por los cerveceros por pura mercadotecnia. Por tanto, da igual el porcentaje que tenga mientras sea por debajo del 1 %. Luego, en cuanto a nombrarla como cero cero, ni es correcto ni incorrecto. Lo que sí es muy verdadero es que en España cada vez bebemos más de esta birra. Sobre todo, jóvenes entre 18 y 24 años la consumen con un crecimiento de 7 puntos en el último año, según datos de Heineken. ¡Viva la ‘sin’!

Translate »