Queso Tupí, un particular de restos y licor

En nuestra búsqueda por ofrecer productos que se salgan de la regla normal nos hemos topado con el queso Tupí. Curioso donde lo haya, este manjar se elabora de forma tradicional en el norte de Cataluña. Pero realmente lo más relevante de él es la historia que lo acompaña porque su origen es muy singular e incluso sorprendente. No hablamos de un derivado lácteo común, en absoluto, ya que se presenta en el recipiente del que toma su nombre y. Al degustarlo… ¡también te tomas un chupito! A continuación te desvelamos más sobre él.

Origen desde la reutilización

Este queso es uno de los más tradicionales y catalanes que existe, ya que su origen está ligado al territorio y a una palabra que procede del catalán. Para ser más exactos, su origen está en la región ribereña de Pallars, al norte de la provincia de Lleida, entre la sierra del Montsec y los Pirineos. “Tupí” significa vasija pequeña de barro porque fue en este recipiente donde comenzó a ser realidad un producto que ya es exquisito y muy codiciado.

Aunque tampoco se ha quedado en el pasado, pues conforme han pasado las generaciones se ha innovado con él en un aspecto concreto. Más adelante explicaremos este punto que tiene porque… ¡quizás sería imposible tenerlo en casa ahora!

queso tupí

Queso Tupí / Foto: alqueso.es

El caso es que el queso Tupí nació de la idea de unos pastores de aprovechar restos de otros quesos, por lo que se le podría considerar de reutilización y aprovechamiento. Surgía de la mezcla de trozos sobrantes (para no desperdiciar esos que estaban florecidos o se habían secado) en un vaso u olla pequeña de barro. A esta se le añadía un licor antes de dejarse fermentar. Dicho ingrediente líquido ayudaba a la desinfección y amasamiento a la vez que aportaba su sabor particular.

Después, la masa espesa se dejaba madurar con un paño encima durante dos o tres meses. ¿El resultado? Una crema más de untar que para degustar en cuña, por su textura. También por su cantidad, que estaba marcada por la capacidad del recipiente. Actualmente se mantiene su esencia más característica utilizando un envase similar al tupí para su comercialización, aunque se podía dejar fermentar en tinajas más grandes (tupinas). Lo que sí ha cambiado en algunas queserías es su modo de elaboración, con máquinas modernas que antes no se tenían.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Cri M (@criemege)

Características del queso Tupí

Aunque inicialmente se elaboraba solo con queso serrat (de oveja), después se fue formando con otro tipo de restos queseros de cabra y vaca. Su textura es totalmente blanda, no lleva corteza y su sabor es bien potente. Entre toques picantes, se aprecian los sabores del licor que incorpora, sea anís o aguardiente. Estos dos son los más comunes pero ahora puede elaborarse incluso con cava brut nature.

Así se obtiene un queso Tupí todavía con más sello catalán. Algunas familias queseras productoras de este manjar le añaden su toque personal. Por ejemplo, la quesería Vilavella de Basturs (Lleida) emplea un licor dulce llamado ratafía que está conseguido con nueces verdes y hierbas aromáticas.

Una curiosidad recae en su aroma. Resulta que antiguamente el olor que desprendía este queso era enormemente fuerte, algo que no provocaba su rechazo, no obstante. Con la evolución de los gustos de los consumidores y de los más turófilos, los elaboradores empezaron a adecuarse a ellos. Así que innovaron con un aroma más suave, fino para el olfato. ¡Ahora disfrutar de este producto con la potencia aromática que tenía en el pasado sería impensable!

tupí de sort

Tupí de Sort / Foto: trosdesort

El Tupí de Sort

La capital histórica de la región del Pallars es Sort, actual capital de la comarca Pallars Sobirá y lugar en el que se elabora el más reconocible queso Tupí por manos expertas en este producto. En este municipio catalán también se le llama “llenguat“, porque antes se obtenía del serrat (aserrado) citado más arriba. Aquí se elabora a partir de quesos semicurados y curados con AOVE y orujo. En la quesería Tros de Sort se vende en tres cantidades distintas: de 80 gramos, de 150 gramos y hasta de 1 kilogramo.

En conclusión, esta es la historia de un manjar quesero muy original. Si deseas degustar el queso Tupí de Sort, te recomendamos adquirirlo y utilizarlo en una rebanada de pan con tomate o miel. ¡Así puedes suavizar un poco el potente sabor que tiene!

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.