Quesos Poncelet no es una quesería cualquiera. Mueve dos mil quinientos kilos del mejor queso entre su tienda (ubicada en Madrid, pero también online), su restaurante y su cueva de afinación. Nació para dar a conocer la amplia cultura española del queso. La fusión entre calidad e innovación tecnológica les permite sobreponerse a distintas crisis. Si te apasiona el queso podrías dejarte caer aunque sea por la cueva. Es de esta pasión de la que nace un referente español de la venta de queso con proyección internacional.

Quesos Poncelet se mueve como pez en el agua

Yolanda Segura es su fundadora. Ha sabido moverse como pez en el agua entre los vaivenes del mercado. Capeó la crisis del 2008 lo mejor que pudo y actualmente está transformando el modelo. Reconoce que en estos quince años ha mejorado la cultura del queso entre los clientes y también la tecnología en los proveedores. Su negocio ha requerido alguna innovación tras el estado de alarma. A partir de ahora ofrecen una carta de la naturaleza creada por los chefs Andrés Madrigal y Carlos Sierra. Habla de platos con historia y futuro. También es muy probable que peguen el salto a los sistemas de delivery

Qué ofrece quesos Poncelet

El catálogo de Quesos Poncelet impresiona a cualquiera. Puedes buscar el queso que más te guste entre los distintos apartados. Ofrece queso de cuatro animales, doce países, cinco intensidades y seis niveles de maduración. El cuarto animal es la búfala, por si te quedaste con la duda. Su intensidad puede ir desde la fresca a la muy fuerte. Así como la maduración va desde la fresca a la muy añeja. Su oferta no se limita a quesos, ya que también dan cursos de maridaje.

Los quesos más vendidos que destaca su página web son todos franceses. Algunos ejemplos de estos seis son el queso de brieu de meaux y Racotin Fermiere. Llama también la atención su oferta de complementos. Entre ellos encontramos tablas, cortadores, merchandising vario, ralladores, cuchillos… Este sin duda es un buen sitio donde adquirir los electrodomésticos para preparar raclette y fondue. Avisamos de que no son baratos. 

Equipo de Poncelet

Equipo de Poncelet / Fuente: quesosponcelet

El método de trabajo de Quesos Poncelet es peculiar. Compran los quesos jóvenes y después pasan a las salas de maduración en baldas de madera. Ahí se voltean, se aceitan a mano o se tratan según convenga. Una vez están en su punto, van a la tienda o el bar. El quince por ciento se vende a otros locales.

Prestigio mundial

Su reconocimiento no se limita al ámbito español. En 2018 su tienda fue declarada la sexta mejor quesería del mundo. Este honor se lo otorgó el suplemento anual de referencia Cheese Buyer de la prestigiosa publicación británica Speciality Food. Esta revista permanece en contacto constante con los propietarios de tiendas de delicatessen, granjas, comedores y queserías. Busca trasladar las preocupaciones de los minoristas de alimentos independientes. 

Quesos Poncelet

Distintas piezas de queso / Fuente: quesosponcelet

Poncelet Punto selecto es la ya mencionada tienda de Quesos Poncelet. Abrió en el año 2004 en la calle Argensola de Madrid. Su principal objetivo era fomentar la gran tradición quesera de nuestro país. Cumplió su objetivo convirtiéndose en un referente internacional. La quesería creció y abrió un Centro Afinador de Quesos en 2009. Se trata del único en España. En 2011 nació Poncelet Cheese Bar. La filosofía de Poncelet consiste en difundir toda la cultura quesera. Les está yendo bien con esta diversificación.

Búsqueda de talento constante

La marca continúa su búsqueda de artesanos y ganaderos que respondan a su filosofía. También está abierta a las nuevas tecnologías, como hemos podido comprobar. El cliente puede recibir toda la información audiovisual al momento. También ha renovado el sistema de conservación de los quesos en la tienda. De esta manera, se recrean las condiciones de la cueva de maduración de Quesos Poncelet. También es una empresa preocupada por la estética.

Locales

Local de Poncelet / Fuente: quesosponcelet

Las interioristas Maica Gual y Carolina Díaz han cambiado completamente la decoración la tienda. El mobiliario viene de la mano del prestigioso ebanista Marcos Palomo en madera maciza de roble francés. Como podemos ver, los detalles se cuidan todo lo posible. En la decoración abundan los elementos vegetales que recuerdan el origen del producto estrella. El queso es mucho más que un alimento para el equipo de Poncelet. Es una experiencia que ya puedes disfrutar sí eres un cheese lover.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.