El reclamo de la leche es injusto e innecesario. Algunos consumidores no se dan cuenta. Quizás lo no lo valora. Lo cierto es que muchas cadenas de distribución utilizan productos reclamo como promoción. Esta vieja estrategia  esta afectando actualmente de forma muy dura a muchos productores. En este caso el que ya esta llegando a un punto insostenible es el sector lácteo. Todo ello pone en riesgo esta actividad ganadera que lleva mucho años en reconversión, con ajustes de costes y mejoras de rentabilidad y que ahora ha tocado fondo.

No nos damos cuenta, hasta que es tarde, de la importancia de tener producción propia de alimentos básicos en el territorio. Lo que algunos llaman soberanía alimentaria. Y todo ello, en el caso también de la leche, se va a ir al traste por una oferta de precios liderada por las grandes cadenas para que sus marcas blancas  vendan por debajo de coste. Lo que muchos ya conocen como los famosos 59 céntimos por litro.

el reclamo de la leche

El reclamo de la leche: injustos e innecesario

Con el mismo precio de venta que hace más de veinte años los ganaderos han ido mejorando su productividad y ajustando costes. También haciendo una concentración de explotaciones que ha llevado a una mejora en calidad y precio. Actualmente con el precio que se les paga a los ganaderos, entre 0,30 y 0,35 cts/litro, y el aumento de los costes de forrajes y energía esta llevando a la ruina a muchos de ellos.

La gran pregunta es porque el sector de la distribución aprieta tan duramente a este sector. La respuesta es simple y es porque tienen estos productos como reclamo para que acudan a su cadena de supermercados. Y lo hacen tan cruelmente que se están cargando un sector crucial y que será muy difícil de recuperar. En realidad no es necesario este reclamo tan cruel y la prueba es que en países como Francia la leche de marca blanca es mucho más cara que en España y la gente sigue comprando en sus supermercados. Allí tienen claro que es importante respectar un mínimo vital y garantizar la producción propia.

Con la leche al cuello

Actualmente muchos ganaderos luchan por aumentar el precio de venta de su leche. Lo hacen en muchos lugares de España con el lema. En Andalucía y Cataluña con movilizaciones para pedir poner fin a cualquier campaña que utilice la leche como reclamo comercial. También por  el cumplimiento riguroso de la Ley de la Cadena Alimentaria que garantice un precio mínimo viable. Una de las peticiones es hacer llegar toda la información al consumidor y buscar la forma de garantizar al consumidor que el precio de la leche que pagan es un precio justo.

Al consumidor hay que aconsejarle que compre productos sostenibles. Sin embargo, las leches superbaratas no lo son para el sector. Tampoco para el medio ambiente, pues el cierre de estas explotaciones deja un territorio más desatendido, despoblado y sin futuro para muchos jóvenes.

 

 

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.