Rosa comestible para Sant Jordi, especial tributo con sello Roca

El olor de las flores, libros por doquier las calles inundadas de gente celebrando e intercambiando regalos. Así es el día de Sant Jordi -celebrado en varias ciudades del país, pero sobre todo en región de Cataluña-. La fiesta popular manda que la mujer ha de regalarle un libro al hombre, y este una rosa a ella. Con el paso de los años, este gesto se ha seguido celebrando. Sin embargo, al final la esencia de este día tan esperado en el calendario es celebrar una jornada en la que la pasión por los libros y el amor se juntan. Bajo ese pretexto tan especial en la cultura catalana, el maestro repostero Jordi Roca ha vuelto a sorprender con una nueva creación: la rosa comestible para Sant Jordi de Casa Cacao. Un especial homenaje a esta fiesta tan arraigada que une tradición y alta cocina.

La leyenda de Sant Jordi

Cuenta la leyenda que hace muchos siglos, en el pueblo catalán de Montblanc, vivía un dragón que atemorizaba a la población. Con el fin de que este no atacara el pueblo, entre todos decidieron que cada día entregarían a una persona al dragón. Un día de esos salió elegida la hija del rey pero, antes de ser devorada, un caballero llamado Sant Jordi se interpuso entre el monstruo y la princesa. Mató al dragón y, según el cuento, brotó de su sangre un rosal. El caballero cogió la rosa más bella y se la entregó a la princesa. Desde entonces, se celebra el día de Sant Jordi, siendo este una de las tradiciones más importantes -y románticas– de la cultura catalana.

rosa comestible para Sant Jordi

La rosa de Casa Cacao por dentro | Fuente: casacacaogirona.com

La rosa comestible para Sant Jordi, marca Casa Cacao

Y ante una tradición tal, Jordi Roca no podía no aportar su particular versión del símbolo de esta festividad: la rosa. El mismo pastelero del Celler de Can Roca daba pie a esta nueva creación mencionando la cita del escritor Josep Pla: “Lo único que les falta a las rosas para ser perfectas es ser comestibles”. Dicho y hecho. Plantada en una maceta hecha de chocolate crujiente e incluso con tierra simulada, desde Casa Cacao han presentado su rosa comestible para Sant Jordi.

Los pétalos, que parecen completamente reales, están hechos a mano, uno a uno, haciendo que cada rosa “sea única y diferente de las otras”, según afirman desde la chocolatería. En lo que se refiere a la base, está hecha a partir de una ganache de chocolate negro y crujiente de rosa, que recubren un “marshmallow” de chocolate y rosa también. Los ingredientes usados, como ocurre en todos los productos de Casa Cacao, son de la máxima calidad. Los chocolates, concretamente, proceden de Las Trincheras (Venezuela) -con un ligero punto ácido- y de Kerala (India) -muy poco amargo y con fuertes notas a cacao seco tostado-.

rosa comestible para Sant Jordi

La rosa comestible para Sant Jordi de Jordi Roca y Casa Cacao | Fuente: casacacaogirona.com

Todo un viaje “multisensorial que juega con las diferentes texturas que están presentes, contrastando las notas de fruta del chocolate con el delicado aroma de la rosa”, según describe la publicación Pasteleria. Debido a la delicadez del producto, solamente se encuentra disponible en la tienda Casa Cacao Girona. Si vives por la zona y te interesa, corre que vuelan -no lo decimos nosotros, es que las unidades son limitadas-.

El guiño de Rocambolesc

Pero no contento con hacer un homenaje a este día tan especial, el chef ha elaborado también una rosa comestible para Sant Jordi en su otro negocio, Rocambolesc. Se trata de un bizcocho elaborado con almendra, rosa y confitura de cereza. Este se podía reservar en todas las tiendas físicas -es decir, Girona, Barcelona y Madrid-, para poder disfrutar de la rosa más dulce en el día de celebración de la festividad catalana. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Rocambolesc (@rrrocambolesc)

Sin duda, un festejo tan importante no podía no tener su guiño particular. Jordi Roca, que con cada trabajo suyo sorprende un poco más, consigue hacer el tributo perfecto a un día que aúna romanticismo, cultura, tradición y, en este caso, dulzura y arte. ¿Qué te parece si le regalas a alguien la experiencia de probar la rosa comestible para Sant Jordi

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.