Salvemos la cerveza artesanal en crisis

Un producto de calidad, proximidad y vertebrador del territorio; una bebida diferente a la oferta de bierra del mercado, pero que no escapa al impacto del coronavirus. Sobre todo, porque bares y restaurantes han estado mucho tiempo chapados al público. La cerveza artesanal en crisis está sufriendo de forma muy severa con más de 500 fábricas en todo el territorio español. Su producción, que el pasado año alcanzó los 275.000 hectolitros, puede no poder recuperarse tras la pandemia y llevar al cierre a una gran parte del negocio nacional. ¿A qué retos se enfrenta ahora? ¿Cómo puede reinventarse? ¡Atento!

La comercialización de esta birra

Actualmente, todo el sector de la cerveza artesanal está dando trabajo de forma directa e indirecta a más de veinte mil personas. En estos últimos años, siguiendo la tendencia mundial, ha conseguido llegar a un 2% del mercado cervecero español. También ha ayudado a aumentar la cultura de esta bebida y han proliferado cientos de ferias en todo el país que han dinamizado su territorio donde se produce.

Antes de la pandemia, la comercialización de esta birra se realizaba utilizando principalmente, el canal de la hostelería. En muchos casos son establecimientos de la misma fábrica que, consiguiendo un mayor margen económico, servía para consolidar el negocio. Con el confinamiento, estas ventas han caído y el cierre de fábricas ha sido inevitable. Por el mismo motivo, la venta en tiendas especializadas se ha visto afectada al quedar cerradas a los clientes.

cerveza artesanal en crisis

Vasos de distinta cerveza artesana

Pocas marcas habían conseguido consolidarse en el mercado de grandes superficies, que han dado más espacio a la oferta de la cerveza industrial alegando que el público ha priorizado el precio. En estos momentos, la venta online ha conseguido salvar, tímidamente, la situación a las empresas que ya tenían el canal abierto. Con ofertas interesantes y el servicio de transporte hasta el hogar, algunos ingresos han tenido.

Retos de la cerveza artesanal en crisis

Para después del confinamiento e incluso ya mismo en proceso de desescalada empieza otro gran reto. Las cerveceras industriales han tenido una gran caída de beneficios, ya que su gran canal también es la hostelería y han iniciado campañas de apoyo a bares y restaurantes. La cervecera Mahou San Miguel con la campaña “Ahora más que nunca” y Heineken con #FuerzaBar dan soporte a sus clientes para proteger su mercado. En el primer caso, Mahou invertirá más de 75 millones de euros. Por su parte, Heineken aportará 15 millones de cañas gratis a sus clientes de este canal. Además con un entorno económico muy adverso es posible que los clientes prioricen el precio antes que la calidad. También la previsible bajada del turismo y, por tanto de su consumo, también repercutirá de forma muy negativa.

Así que es en estos momentos cuando debemos ser conscientes de todo lo que hay detrás de la cerveza artesanal en crisis ahora. Valorar más nunca su calidad, la gran diversidad de tipos que nos ofrecen, o que que en su gran mayoría son cervezas de proximidad y sostenibles. Es momento de no olvidar que han generado cultura, riqueza y trabajo a muchos territorios. Por todo ello y por el amor que ponen al producto los elaboradores, ¡salvad esta birra artesana!