Aceite de orujo contra el Alzheimer

El aceite de orujo de oliva contra el Alzheimer puede ser el descubrimiento que le devuelva la popularidad. Es un gran desconocido en España, a pesar de ser el mayor productor de oliva del mundo. Hablamos de un aceite muy utilizado para frituras. También es el segundo aceite más saludable del mundo después del de oliva. Es más, sin él no saldría rentable la industria aceitera. Se obtiene tras la molturación o trituración de las aceitunas en la prensa. Más o menos el 20% del zumo que se extrae se convierte en aceite de oliva. ¡Descubre este producto aquí!

Esto no ocurre con el 80% que resta. Pasa a constituir el orujo graso húmedo (o alpeorujo) que forman agua, hueso, piel y restos de aceite. Este se convierte en aceite de orujo de oliva a través de un proceso de extracción, refinado y finalmente una mezcla con una proporción de aceite de oliva virgen o virgen extra.

¿A dónde va el aceite de orujo?

España solamente consume el 15% del aceite de orujo que produce, a pesar de ser el mayor productor global. El resto se exporta a países con controles muy exigentes. Ejemplos de ellos son Alemania, Estados Unidos, Japón, Inglaterra y el mundo árabe. Su desconocimiento por parte del público general proviene de una alerta alimentaria de 2001. La situación se debió a la presencia de benzopireno en dos denominaciones comerciales: “aceite refinado de orujo y de oliva” y “aceite de orujo de oliva”. 

Ni la regulación española ni europea contaba con una dosis máxima admisible en los productos alimenticios. Desde entonces ha vivido a la sombra del aceite de oliva y ha necesitado ser exportado.

Un olivar

Un olivar

¿Qué podría hacer el aceite de orujo contra el Alzheimer?

Aún no hay estudios concluyentes que confirmen qué utilidad tiene. Es más, ni siquiera se sabe con certeza la causa de esta enfermedad degenerativa. ¿Qué lógica hay detrás del aceite de orujo contra el Alzheimer? Antes que nada debemos hacer hincapié en la sintomatología de la enfermedad. Esta se caracteriza por una inflamación de las neuronas. Esta se debe, según los expertos, a la sobreactivación de la microglía. Esta es un conjunto de células que llevan a cabo una labor de defensa.

La investigación en torno al aceite de orujo se ha centrado en su efecto frenando la inflamación de esta. El doctor Sánchez Perona, uno de los investigadores principales, declaró que hay cierta esperanza. Explica que las distintas concentraciones usadas de componentes menores de aceite de orujo de oliva han reducido los marcadores de inflamación neuronal. Además, en algunos casos, los compuestos han anulado e incluso revertido estos marcadores.

Anciana con alzheimer

Anciana con alzheimer

¿En qué consiste el estudio?

El estudio se realizó en células de ratón con los componentes bioactivos del aceite de orujo. En estas los resultados fueron exitosos. Estimularon las células con lipopolisacárido en la primera fase. Gracias a ellos redujeron la inflamación de la microglía entre un 50% y un 95%. En cambio, en la segunda fase la redujeron entre el 100% y el 185%. Lo lograron gracias a lipoproteínas ricas en triglicéridos.

El siguiente paso será hacer llegar los componentes bioactivos al cerebro a través de las lipoproteínas. De ello tratarán los siguientes estudios, según el ya mencionado investigador. El científico reconoce que en ningún caso estos componentes se convertirán en medicamentos. La idea es incluirlo en una dieta saludable. De esta forma, podrá protegernos frente al Alzheimer disminuyendo la inflamacón. Puede ser un eficaz factor preventivo. Sánchez Perona recuerda que ningún alimento es un medicamento ni cura enfermedades de manera concreta.

Otros beneficios del aceite de orujo

Básicamente son dos: frituras y gestión de residuos. Sin este, la industria del aceite no tendría qué hacer con un 80% de residuos. Sería una carga muy pesada que no podría gestionar de ninguna manera. El otro beneficio es que es muy saludable si lo comparamos con otros. Aunque no sea agradable para tomarlo tal cual, sí que presenta virtudes a la hora de freír. Además, es más barato que el aceite refinado de oliva o AOVE.

Jesús F. Rodríguez Huertas dirige del  Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada.  Enumera los siguientes beneficios.:

  • Mejora de nuestras vías de circulación y prevención de molestias según un estudio del CIBERobn (Centro de Investigación Biomédica).
  • Baja el colesterol malo por sus grasas monoinsaturadas. Propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.
  • Mejora el nivel de azúcar en sangre de diabéticos.
  • Ayuda a paliar la hipertensión, problemas de vesícula y estimula la digestión.
Una antigua prensa de aceite

Una antigua prensa de aceite

Posible futuro

Ahora que lo conoces ya tienes varios motivos de peso para consumirlo. Supongamos que los estudios sobre el aceite de orujo contra el Alzheimer avanzan favorablemente. Entonces dejará de ser un desconocido y cada vez lo veremos en más tiendas. Los países importadores tendrán que buscar nuevos proveedores si la demanda española aumenta. El tiempo dirá.