La Champaña y el cambio climático: inseparables

La Champaña y el cambio climático ya son inseparables. Este último se trata de un efecto constatable en nuestro día a día. El aumento de las temperaturas, la sequía y los efectos climatológicos cada vez más repentinos y adversos son ya inevitables. En esta ocasión los cambios vienen de la esta zona vitivinícola de Francia. En la famosa Denominación de Origen se están tomando medidas frente a todos estos cambios.

Desde hace más de un siglo en toda la zona de la Champaña se plantaba viña con una distancia máxima de 1,5 metros entre hileras. Actualmente ya se han planteado modificar esta medida.

Aumentar el espacio entre plantas

Hasta el momento los expertos creían que los 1,5 metros eran la mejor opción. También pensaban que esta aportaba mayor cantidad y mejor calidad. La competencia entre plantas hacia que la cantidad no fuera excesiva y la calidad resultaba excelente. Ahora con el cambio climático parece que todo ha cambiado y cambiará más.

 

Según los estudios realizados durante más de quince años  por la asociación SGV y algunas bodegas parece que esto ya no es así. Según este estudio si se permitiera entrar maquinaria mayor se reducirían las horas de trabajo. Así pues, las emisiones de CO2 bajarían en más de un 20%. El mismo estudio indica que también sería más fácil el control de las plagas y los tratamientos serían menores y más efectivos. De esta forma se conseguiría una de los objetivos principales, mejorar la sostenibilidad.

La champaña y el cambio climático cada vez van más e la mano

Botellas de champaña en una copa de metal/Fuente: Pixabay

Menos cepas pero más grandes: soluciones para la Champaña y el cambio climático

Por todo ello la pasada semana se votó el cambio. La propuesta es pasar de 1,5 metros de anchura entre hileras a 2-2,2 metros. Por el contrario se dejaría que las cepas tuvieran una altura máxima de hasta 2 metros en lugar de 1,25 metros. Según el estudio, habría una menor cantidad de plantas por hectárea pero se compensaría la producción. Con esta reducción de plantas se haría frente mejor a las previsibles sequías y las plantas estarían más fuertes.

champán ruso

Champaña, Francia/Fuente: Pixavay

Un debate social

El debate esta abierto en toda  la zona de la Champagne. Los sindicatos temen que se reduzca el empleo en la viña. Los viticultores insisten que es lo mejor y que el cambio se realizará paulatinamente y se completará en tres generaciones. Lo que si parecen tener claro es  que se necesitan tomar decisiones ahora. Una cosa es clara, a partir de ahora Champaña y el cambio climático irán de la mano.

 

 

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.