Cubiertos comestibles, la apuesta de usar y comer

El respeto por el medio ambiente ha ido aumentando en los últimos tiempos. De hecho, se ha convertido un uno de los grandes puntos de preocupación por parte de un gran porcentaje de la población. Para ello, se han puesto en marcha numerosas propuestas muy interesantes. Hoy te presentamos una de ellas: los cubiertos comestibles. Suena raro, ¿verdad? Pero estos productos están experimentando una gran popularidad. Son una buena idea para ser considerados con el medio ambiente, pero seguir disfrutando de la comida. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta novedad tan curiosa.

¿Cómo surgió la idea?

Esta innovadora idea de los cubiertos comestibles ha venido de la mano de Laura Gispert. Ella es exalumna del Grado en Diseño de la Escola Universitária Elisava de Barcelona y su principal objetivo es y era erradicar el plástico de un solo uso. Su invento saldrá al mercado este mismo febrero. Son una perfecta idea para todos aquellos que se muestran preocupados por el medio ambiente. De momento, los que más se aproximan a ellos en términos respetuosos son los fabricados de madera desechable, pero esto es algo totalmente diferente.

Según ha contado la propia diseñadora a diversos medios, la idea surgió cuando se enfrentó al problema de qué hacer con los cubiertos de plástico cuando iba de picnic. Ella intentaba no usar este tipo de cubiertos para no generar residuos, pero llevar los de casa le resultaba algo incómodo. Por lo que, debido a esto, Gispert decidió dar vida a su inquietud y poner en marcha estos nuevos cubiertos comestibles.

Cubiertos comestibles

Cubiertos comestibles / Fuente: vix.com

El inicio de los cubiertos comestibles

Como has podido comprobar, la idea fue de Gispert. Y es que, cuando se dispuso a realizar su Trabajo de Fin de Grado (TFG) lo primero que pensó fue en esto. Cubiertos comestibles y biodegradables, que ofrecieran una experiencia gastronómica positiva. 

En un primer momento, la exestudiante de Barcelona ideó una vajilla completa hecha de distintos materiales. Entre los que se encontraba harina, agua, semillas y gelatinas de muchos sabores. Pero fue su propia tutora, Mariana Eitler, la que fue capaz de centrar su trabajo y encontrar el verdadero potencial de esta idea. Fue ella quien insistió en que la idea fuese más sencilla y posible de ejecutar en la vida real. Es ahí cuando verdaderamente nació el invento revolucionario.

Este proyecto ha desembocado en la creación de Voilá, una marca de cubiertos comestibles, para erradicar el plástico de un solo uso, que como hemos comentado anteriormente saldrá al mercado en este mismo mes.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Green side 🌿 (@greenside.mex)

El punto de equilibrio

Los cubiertos de “usar y comer” han supuesto una gran innovación en el mundo de la gastronomía y del respeto ambiental. Pero su fórmula no ha sido tan fácil de conseguir. El punto de equilibrio entre su funcionalidad y sabor se ha convertido en una de las claves para convertir a los cubiertos comestibles en un gran producto de mercado.

Esto es así porque deben ser funcionales, pero lo suficientemente blandos para no suponer un riesgo para tus dientes. Pero, además, deben tener un gusto agradable para todos los consumidores. Para conseguir esta difícil tarea, Gispert ha contado con el inestimable apoyo de Xano Saguer, reconocido pastelero y socio fundador de la escuela de pastelería Espai Sucre. Fue él quien aportó la ayuda para encontrar los ingredientes perfectos.

cubiertos comestibles

Cubiertos comestibles / Fuente:ecologiaverde.com

¿Cómo están hechos los cubiertos comestibles?

A base de harina de arroz, sin más. No tienen gluten y son aptos para veganos. Además, según las palabras de la propia Gispert para La Vanguardia, “los cubiertos comestibles mejoran la experiencia gastronómica y cumplen con la función del pan”. Cabe destacar que, para conseguir la textura perfecta y sabor adecuado, trabajó durante más de seis meses con Saguer.

Incluso, si estás tan lleno que no te entra ni un solo gramo más de comida, puedes desecharlos sin miedo, pues estos se descomponen en tan solo 30 días. Por último, la diseñadora destaca que sus cubiertos son perfectamente resistentes para cumplir su función, pero no son demasiado duros. Por lo que, comerlos es muy sencillo y agradable para todos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Eat Me S.L. (@eatme_sl)

Proyecto de futuro

Aunque la idea original no era la actual, Gispert quiere crear toda una cubertería comestible. Y es que, según ella es un producto de necesidad y puede usarse en cualquier contexto. Su objetivo principal es el de eliminar los cubiertos de plástico del panorama gastronómico.

Por tanto, el impacto medioambiental de esta propuesta no será real si no se lanzan al mercado grandes cantidades de este producto. Y, aunque el proyecto está empezando, Gispert ya está en contacto con varias empresas interesadas que ven en su idea una apuesta segura de futuro.

Cubiertos comestibles

Utilizando cubiertos comestibles para mover la ensalada / Fuente: respuesta.tips

¿Conocías esta gran idea? Desde aquí te proponemos que comiences a utilizar estos cubiertos comestibles tan recomendable y respetuoso con el medio ambiente. Además, tiene muy buen sabor. ¡Anímate!

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.