Cuscús marroquí: elemento social

El cuscús marroquí ya es una receta monumental. Su trasfondo social y cultural no ha pasado desapercibido para las Naciones Unidas. A continuación te explicamos por qué al tiempo que te hablamos de una comida con mucha tradición procedente del lugar de origen del aceite de argán. Conoce la versatilidad y las oportunidades que ofrece este plato muy conocido ya en países como el nuestro.

Un plato fronterizo

Marruecos, Argelia, Mauritania y Túnez por fin se ponen de acuerdo. No han firmado ningún tratado sobre el Sáhara Occidental o explotaciones de gas… pero sí han coincidido en algo culinario. Así pues, la UNESCO ha decidido incluir el cuscús marroquí en su lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad 2020. Lo ha hecho a propuesta de los cuatro países y a partir de ahora reconocerá el valioso componente cultural de este delicioso plato. Veamos la historia que existe detrás de este.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de ⓟⓐⓣⓡⓨ (@patrypg21)

El cuscús o cous cous es propio de los amazigh (los bereberes). Tradicionalmente eran tribus de nómadas autóctonas del norte de África antes de la llegada de los árabes. Cuando estos últimos llegaron lo incorporaron a su dieta. De hecho, hoy este alimento se extiende por todo el territorio propio de los bereberes. Este se llama Magreb (Occidente) y muchas personas marcan su final en la frontera libia con Egipto. Ahí empieza Mashreq (Oriente Próximo). Para distinguirlos hay bastantes árabes que se remiten al hecho de que en el país de los faraones no se come este plato.

¿Qué es el cuscús marroquí?

Consiste en sémola de trigo duro. Se muele hasta obtener una harina que se amasa con agua. De esta sale un producto granulado que se deja secar. El resultado son unos granos de pequeño tamaño similares a la pasta. Las formas de usarlo varían mucho ya que abarca una amplia extensión geográfica. Además, la emigración ha propiciado su expansión por países europeos como Francia.

En el país galo es uno de los alimentos más consumidos. Por otra parte, en España es conocido aunque no al nivel de nuestros vecinos franceses. La comunidad oriunda de Marruecos ha supuesto que aparezca este producto en las estanterías de los supermercados. Generalmente el cuscús marroquí se sirve acompañado de carne y verduras. También es usual añadirle garbanzos. De esta forma, quienes lo preparan consiguen un alimento completo. De hecho, la mezcla de cereales y legumbres facilita la absorción de proteínas de estas últimas. 

plato de cuscús con garbanzos

Plato de cuscús con garbanzos

Puedes encontrarlo en el mercado en sus versiones fino, mediano y grueso, ya que existe para todos los gustos. Todo tipo de carnes se utilizan para prepararlo: del pollo al camello pasando por el cabrito. En Túnez puedes comerlo con pescado, al igual que en la ciudad marroquí de Safi. Si lo que quieres es que pique, desplázate al este.

En cambio, si lo que buscas es el dulce debes probar el tfaya marroquí. Contiene azúcar, cebolla caramelizada y pasas además de miel y canela  Curiosamente, en estos países existe un conflicto enquistado similar al de la tortilla con o sin cebolla. La pregunta es: ¿cuscús con o sin patata?

¿Cómo se come?

En el Magreb este es un plato que no se como solo. Se cocina para compartir y socializar. Incluso la propia preparación del cuscús marroquí es un rito social. Además, suele estar asociado al viernes. Este es el día en el que los fieles del islam después del rezo se sientan a comer juntos el plato. También lo consumen los habitantes de estos países cuando celebran bodas, nacimientos o funerales.

Degustar este alimento es todo un ritual. Existen normas no escritas como que se debe colocar la fuente en el medio de los comensales. El cuscús debe desbordarse de ella sin dejar huecos, lo que sería un signo de mezquindad. Uno siempre debe comer la parte del plato más próxima sin invadir el espacio de otras personas. En las zonas rurales incluso puedes ver personas sentadas mientras comen cuscús con la mano. Forman unas bolitas compactas que se llevan a la boca. 

cuscús marroquí con carne, verdura y garbanzos

Cuscús marroquí con carne, verdura y garbanzos

Normalmente se acompaña con o con agua. También es muy típico beber mientras un lácteo llamado leben. Hablamos de leche agria de la familia del kéfir, por lo que está fermentada. Su principal virtud es que ayuda a hacer la digestión. Tú en tu casa puedes tomarlo como quieras, incluso bebiendo cerveza. Esperamos que tras leer este artículo entiendas las implicaciones culturales que tiene el nuevo miembro del patrimonio inmaterial. 

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.