Aunque algunos le otorgan al laurel el papel de actor secundario en nuestra gastronomía el buen uso de este condimento denota la maestría del cocinero. Acompañante de grandes platos de la cocina española y mediterránea como estofados, guisos, escabeches, adobos y de diferentes salsas el laurel solo se nota, como los grandes condimentos,  cuando no esta. Vamos a descubrir más cosas de estas aromáticas hojas.

Usos del laurel en la cocina

El sabor amargo y su aroma fresco pero presente hacen de las hojas de laurel un condimento importante. Se suele usar en todos aquellos platos donde se aportan líquidos (salsas, agua, caldo etc.) al producto principal. Su uso no es frecuente ni muy aconsejable en recetas de horno o frituras que no permiten trasmitir el sabor. Este es el motivo por el cual los aromas y sabores del laurel penetran y participan en la cocción formando parte de estas salsas, caldos y sofritos.

Planta de laurel: Foto.Pixabay

Planta de laurel: Foto.Pixabay

Aunque se pueden utilizar las hojas de laurel tanto secas como frescas su uso es más común una vez secas ya que aportan menos amargor a los platos. Sus aromas formaran parte de guisos donde alegraran platos de lentejas, judías e incluso garbanzos. No puede faltar en escabeches de carne o pescado y en adobos. Le dan un toque muy especial a muchas salsas tanto con tomate como en la elaboración de bechamel. Es un condimento que puede compartir presencia con el tomillo, el orégano, la pimienta y el romero. Las hojas se pueden partir si son muy grandes y siempre retirarlas en el momento de servir el plato.

Beneficios y propiedades del laurel

La hojas de laurel han sido utilizadas como medicamento en nuestra tradición. Utilizadas en forma de infusión como desintoxicantes y también para abrir el apetito. También destaca con algunos efectos antiinflamatorios, diuréticos y se ha utilizado como un bactericida en la conservación de los alimentos. Algunos estudios recientes indican que puede mejorar los niveles de colesterol bueno HDL y los triglicéridos.

Es rico en minerales como el fósforo, hierro, calcio ,  magnesio, selenio  y  manganeso. Aunque su aporte en cantidad reducida limita su aporte de estos componentes como sucede con sus vitaminas de las que es rico en vitamina A, C y vitamina B6. Por el contrario se aconseja no utilizar laurel en mujeres lactantes y durante el periodo del embarazo. Así como moderarlo en personas con problemas de úlceras.

 

Compártelo