Freidora de aire: ¿es oro todo lo que reluce?

Existe una freidora de aire que hace su trabajo sin aceite, por si aún no habías visto ninguna. Se trata de un invento revolucionario que puede reducir el daño a nuestro cuerpo cuando comemos fritos. ¿Realmente es así? Descubre las declaraciones de algunas voces que no lo tienen tan claro y el papel que tuvo el chef Ramsey en el lanzamiento de estos electrodomésticos culinarios.

Su lanzamiento al mercado

¿Qué clase de brujería es esta? ¿Acaso era concebible hace veinte años freír sin aceite? Afortunadamente, hoy sí lo es. La idea le vino a un ingeniero llamado Fred van der Weij.  Este compró una freidora sin aceite en la teletienda varios años antes de lanzar su propio invento. Quedó decepcionado ante los resultados. No le convenció y se puso manos a la obra para mejorarlo.

Este invento fue patentado en el año 2005 por Turbochef Technologies. La idea era lanzarlo al mercado de las grandes cadenas de hoteles y restaurantes. Cinco años después fue cuando el gigante Phillips la presentó en una feria de electrónica de consumo en Berlín. Esta se llama Internationale Funkausstellung y no fue precisamente su trampolín al éxito.

Pasó desapercibida hasta que los chefs Emeril Lagasse y Gordon Ramsey comenzaron a publicitarla. Este último te sonará del programa “Pesadilla en la cocina” original en inglés. Lo que hicieron los profesionales de marketing fue mostrarles usándolo mientras hablaban maravillas de él. Además, crearon una página web y un libro de recetas que se pueden preparar con este artilugio.

Freidora de aire Oster

Freidora de aire Oster / Fuente: @cristaleriaala13

¿Cómo funciona la freidora de aire?

Lo primero que hay que decir es que el artefacto se ha saltado a la torera la definición de la RAE de la palabra “freír”. Este es: “Hacer que un alimento crudo llegue a estar en disposición de poderse comer, teniéndolo el tiempo necesario en aceite o grasa hirviendo”. La última parte de la grasa no aplica ya que el que realiza la función es el aire. Este circula a 200 grados en forma de corrientes muy rápidas alrededor de los alimentos. Esto va cocinando los ingredientes y de hecho puede quemarlos si te descuidas.

Los científicos lograron esta corriente de aire poniendo una fuente de calor abajo y arriba un ventilador. De esta forma, la máquina dispersa el aire caliente. Así pues, la comida se cocina tanto interna como externamente, donde aparece una capa crujiente. Los beneficios que ofrece son dos básicamente. Preparar la comida en un tiempo menor al de la sartén es el primero. El otro es reducir la ingesta de las grasas propias de los alimentos fritos en aceite. Esto puede lograrlo en un 80 %, según Phillips. Sin embargo, algunas personas no están de acuerdo.

empanadillas cocinadas en una freidora de aire

Empanadillas cocinadas en una freidora de aire / Fuente: casadecomidasrd

Los contras

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) estudió el tema el año pasado y llegó a la conclusión de que no valen lo que cuestan. Probaron freidora de aire de la marca Tefal y una Phillips, tras lo cual aclararon que una no merece la pena. Uno de los problemas que encontraron es que la comida no se cocinaba de forma homogénea. Por lo tanto, se hacían más unas zonas que otras. Además, las patatas no estaban crujientes y sabían a crudas. Lo más seguro es que la temperatura del aire en movimiento no fuese igual en toda la freidora.

Otro contra es que consumen más electricidad que una freidora eléctrica convencional. Ponen de ejemplo la Philips AirFryer. Esta necesita unos 390 Wh para freír medio kilo de patatas, un 25 % más de electricidad de la que usa una freidora clásica. Además, aducen que no todas son tan rápidas. Señalan que pueden llegar a tardar diez minutos más que las convencionales. Esto puede ser un problema por la aparición de acrilamidas. Son unas sustancias potencialmente cancerígenas que se forman durante procesos de fritura largos de alimentos ricos en carbohidratos.

freidora Hosome

Freidora de aire de la marca Hosome / Fuente: @LoboCompras

Su conclusión es que no merece la pena pagar más por algo que no te trae beneficios. No obstante, el mercado de freidoras de aire cada vez es más amplio. La innovación en busca de un producto más eficiente que pueda ser vendido a menor precio está en marcha. La revista Bussiness Insider tiene su top en el que destacan algunas como Aicok. Precisamente elogian su relación calidad-precio. Otras como Aigostar Dragon Pro 30LDX resaltan por su rapidez. Incluso las hay que pueden cocinar dos platos a la vez: Tefal ActiFry 2 en 1.

Propuestas

A continuación te proponemos algunas recetas para que cocines en la freidora de aire. No todo vale con ella. Por ejemplo, debes freír patatas especiales para horno ya que el resto no se quedan bien. Si te gusta darte caprichos en el desayuno tienes suerte. Estas freidoras viene como anillo al dedo para hacer panecillos y bagels. También son perfectas para todo lo que lleve queso encima. Puedes hacer incluso churros sin grasa y fingers de pollo caseros. El sabor será excelente pero con mucha menos grasa.

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.