Nuevo envasado para el vino: tendencias

El sector vinícola continúa afrontando cambios conforme lo demanda el mercado, el consumidor y los avances tecnológicos. Entre las últimas tendencias, se habla ya del nuevo envasado para el vino como alternativa de futuro, junto a otros temas. Esos que fueron sometidos a debate en la última edición del World Bulk Wine Exhibition 2019, celebrada el pasado mes de diciembre. Cada año reúne en un único espacio al alrededor del 80 % de la producción mundial de esta prestigiosa bebida, pero a granel. En ese contexto, el asunto de su envase toma especial protagonismo. Te contamos más sobre esta y otras novedades aquí.

De la calidad a los packagings 

La feria WBWE acoge a los mayores operadores internacionales del sector junto a bodegas de numerosos países que no fallan cada año a la cita. Esa que en este pasado 2019 ha adoptado un marcado carácter basado en la calidad, siempre puesta ante todo. Porque se habló de calidades diversas e importantes dentro del sector vinícola, con la participación de bodegas y sus vinos a graneles premiumEsos que buscan compradores o encontrar un destino final adecuado a su nivel de alta gama. Pero más allá de ese aspecto relevante en este producto, entre las últimas tendencias cabe destacar el nuevo envasado para el vino. 

Lo cierto es que ya os contamos aquí en Información Gastronómica una interesante alternativa a la botella de vidrio de toda la vida. Era el caso del vino en lata, aunque han ido surgiendo otras opciones con nombre en inglés: bag in box, kegs, etcétera. Estos nuevos packagings muy enfocados al consumidor actual deberán ser liderados por los vendedores a granel. Y uno de los acuerdos que más papeletas tiene en este sentido es el nuevo envasado para el vino en destino. Un método que permite ganar en rentabilidad.

nuevo envasado para el vino uva racimos

Productores en auge y sostenibilidad

Aparte de los países principalmente productores de vino en todo el globo, cada vez más se van asomando nuevos que quieren competir con los colosos. Algunos de ellos son Rumanía, Bulgaria, Moldavia y Macedonia, naciones del centro-este europeo que incluso han sido reconocidas en la IBWC. Una International Bulk Wine Competition que premia con medallas a los grandes de un sector muy amplio. Pues en él se incluyen todo tipo de productos vinícolas: vinos con DOP o IGP, vinos espumosos, brandy, vermú, etcétera. Al final, este mercado acoge incluso a algunos destilados que entran en el debate y la reflexión sobre tendencias del futuro.

Otro tema interesante tiene que ver con las mezclas del vino, asunto para el cual se celebra el seminario The Art of Blending Wine. Así van surgiendo conversaciones e ideas en torno a problemas que aparecen en este mundo vinícola, desde el campo hasta los laboratorios. Uno de ellos coincidió precisamente con la Cumbre del Clima de Madrid 2020 en diciembre. Porque el compromiso de la WBWE con la sostenibilidad tuvo su parte de protagonismo en el sentido de abogar por una industria más ecológica, más verde.

viñedos cultivo ecológico

Nuevo envasado para el vino en destino

Y con el objetivo de alcanzar eso, pasa a primera plana el nuevo envasado para el vino en destino. Algo que ayudaría a reducir el impacto medioambiental del vidrio que se desecha tras beberse una botella de rosado, tinto o blanco.

Vinos naturales, eco y biodinámicos al alza

Procedente de una agricultura ecológica que limita el uso de los productos químicos, así como obliga a adoptar otras prácticas agrícolas más sostenibles nacen al alza los vinos ecológicos. Cada vez más bodegas se inclinan por cultivar viñedos siguiendo este método, mientras otras prefieren crear el denominado vino biodinámico. Este se basa en preparados vegetales y minerales que se emplean en la fertilización del terreno donde están las cepas, además se seguir el calendario astronómico para su cuidado. Por otro lado, los vinos naturales se obtienen tras una mínima intervención humana. Los más puros directamente de la naturaleza.

nuevo envasado para el vino cócteles

Otras tendencias que están ganando peso son el cultivo de variedades blancas en zonas que tradicionalmente han sido de tintas, caso del Rioja, o el consumo de esta bebida en cócteles. Se modernizan así los rituales entre los consumidores, más allá de la sangría o el rebujito andaluz. Los propios bartenders utilizan su ingenio para ofrecer mezclas inigualables. Así, del nuevo envase para el vino hasta el modo de tomarlo, sigue actualizándose el sector.