Pastel de carne murciano, artística fusión salada

Es una de las reliquias más apetitosas y queridas de la gastronomía murciana que ha perdurado hasta nuestros días. Hace siglos que se elaboraba y consumía en España pero en ningún otro lugar sobrevivió como en la Región de Murcia. Allí, el pastel de carne murciano es más que un plato típico porque aúna una técnica talentosa pastelera con la contundencia que satisface todo estómago. A continuación profundizamos más en la historia de esta receta y su preparación.

Supervivencia en Murcia

Aunque pueda parecer una obviedad, cuando hablamos de que una comida se prepara manteniendo la tradición e historia en una zona, no siempre sucede así. No en todas partes se logra conservar una receta de forma inquebrantable. Puede que varíe, innove o simplemente caiga en el olvido. Algo que ha ocurrido con el pastel de carne, que era muy común en bastantes regiones de la España del siglo XVII. Eso sí, después del paso de los años sólo logró su supervivencia en Murcia. Como curiosidad cabe recordar que a partir del siglo XIX, los italianos elaboraban su pasta sfogliatelle técnicamente igual que la masa de este pastel. ¿Nos la copiaron?

El caso es que mencionar este plato cuyas raíces son árabes es viajar de forma obligatoria al sureste peninsular para encontrarlo con toda su autenticidad. Aunque han ido surgiendo con el tiempo nuevas variantes de su tradicional receta e incluso los pasteles de carne existan hasta en otros países. Ahora bien, en ningún caso se pueden comparar con el que se disfruta en la capital del Segura. Sin que utilice ingredientes de la huerta (algo sorprendente y atípico), su excelencia ha seguido seduciendo paladares. En seguida te desvelamos por qué.

pastel de carne

Pasteles de carne / Foto: todopan.es

Regulado ya en 1695 y con presencia nacional

Si retrocedemos al siglo en el que comenzó a ser enormemente popular tenemos que hablar de su regularización. En 1695 las Ordenanzas de Pasteleros establecían los ingredientes que debía incorporar y cómo tenían que ser sus características particulares, entre otros aspectos para elaborarlo. Esas que lo diferenciaban del resto de pasteles salados que se elaboraban con carnes. Tal era la protección que incluso se imponían multas a los que no respetaran esas normas para crearlo.

Multitud de pastelerías de renombre que han continuado su labor hasta día de hoy siguen ofreciendo en la ciudad murciana este manjar sabroso, lleno de contenido. Ejemplo de ellas son Bonache, Mayte, Espinosa, La Gloria, Zaher… Realmente puedes disfrutarlo en cualquier obrador de la capital o de muchos pueblos de la provincia de Murcia. No obstante, al igual que suele ocurrir con esos platos típicos muy populares de una gastronomía concreta, el pastel de carne murciano está presente en grandes ciudades españolas como Madrid o Barcelona.

pastel de carne

Pastel de carne / Foto: ignaciopasteleriamurciana

Comercios de alimentación o restaurantes lo ofrecen llevando el mejor sabor de la Región a toda España. Incluso ya hay alguna que otra tienda para pedir online un paquete de estos pasteles para comerlos estés donde estés. ¿Pero por qué triunfa tanto?

Elaboración tradicional del pastel de carne murciano

Elaborarlo es todo un arte y requiere dominar cierta técnica pastelera. Siguiendo la receta tradicional, todo comienza con la obtención de la masa a base de harina de trigo. Esta debe estirarse manualmente o en una laminadora para después el encamisado de los moldes. Sobre estos se prepara cada pastel de carne murciano, rellenando por encima con su contenido. El principal ingrediente que lleva es la ternera picada, que se mezcla con agua, sal y pimienta. Esto es importante para conseguir hidratar esa carne, de forma que luego no se quede seca o dura tras pasar por el horno.

Chorizo y huevo cocido completan la lista de elementos que lleva este plato, el cual adquiere su forma característica al recibir su tapadera. Una masa de hojaldre a base de harina de fuerza, sal y agua que debe dibujar una espiral. Conseguir esta textura e imagen solo es posible si se sigue el siguiente proceso: estirar mucho esa capa, embadurnarla con manteca de cerdo, enrollarla pero en sí misma, cortar ese rulo alargado en pequeñas partes y deshojar con los dedos. ¿El resultado? Una fina textura decorada con círculos sucesivos del más grande al más pequeño.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Vente a España (@venteaespana)

Una vez cerrado el molde con esa masa, se hornea a unos 230° durante media hora. ¡Y ya estaría listo ese pastel de carne murciano dorado en su punto justo, crujiente al morder, jugoso al degustar y con un sabor cárnico único! A todo esto hay que sumarle su gran portento alimentario, pues es un manjar bien contundente que brinda una fusión de esos sabores a ternera y chorizo con cierto toque picante, envuelto por el hojaldre. Un bocado gastronómico espectacular.

Variantes actuales de la receta

Los variantes a esa receta estándar emplean otros ingredientes que pueden ir desde diversas carnes (cerdo, pichón, pollo, pavo…) hasta pescado o salpicón de marisco. Otras recetas incorporan también verduras al gusto. Realmente puedes disfrutar de este plato típico como lo prefieras. Nosotros, eso sí, te recomendamos probar el auténtico e inconfundible.

Si aún no has tenido el placer gastronómico de degustar un pastel de carne murciano, ¿a qué estás esperando? En tu próxima visita a Murcia recuerda pedir el tuyo en alguna pastelería tradicional del centro-ciudad cómo las que hemos mencionado anteriormente.

No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.