El peligro de los sustitutos de la carne

Las alternativas vegetales a los productos cárnicos están actualmente en auge. Cada vez son más los consumidores que buscan ricos alimentos vegetales que prometen aportarles la misma ingesta proteica de la comida de origen animal. Pero ¿y si esto no fuera verdad? ¿y si la comida vegetal y los sustitutos de la carne no te aportaran realmente las proteínas necesarias? Nuevos estudios van revelando datos interesantes sobre este asunto. A continuación te contamos las conclusiones de uno de los últimos.

¿Existe falta de proteínas en los sustitutos de la carne?

Son muchos los estudios que abordan el tema de la comida vegetal. Y, recientemente, se ha descubierto que uno de cada cuatro productos vegetales alternativos a la carne no tiene las suficientes proteínas que necesita nuestro organismo. Y no solo eso, sino que tampoco son sustitutivos de otras fuentes de proteínas.

Este tema es muy importante, ya que se produce una deficiencia seria de dicho nutriente en nuestra dieta. Por lo tanto, es necesario que observes bien las etiquetas de los productos para saber si ese alimento de verdad satisface Tus necesidades nutricionales. No solo debes fijarte en si es o no vegano.

sustitutos de la carne

Hamburguesa de carne vegetal | Fuente: @Eatlentils en Twitter

¿Qué nos aportan los productos vegetales?

Los alimentos vegetales imitan la apariencia, las cualidades organolépticas, el comportamiento en la cocción y el delicioso sabor de los productos cárnicos. Además, son bajos en calorías, tienen un alto contenido de vitaminas y minerales y poseen un alto contenido de fibra y carbohidratos complejos. Pero el problema está en que una buena parte de ellos no sustituye el aporte proteínico de la comida animal.

El organismo público de Safefood, responsable de concienciar a los consumidores sobre cuestiones relacionadas con la seguridad alimentaria y la alimentación saludable en Irlanda, ha sido el encargado de compartir y aportar el estudio que habla de la falta de proteínas en este tipo de productos.

Para llegar a esas conclusiones han analizado el contenido nutricional de 35 productos de origen vegetal. Estos fueron anunciados como sustitutos de la carne y se podían adquirir en cualquier supermercado irlandés entre los meses de abril y mayo del pasado año 2020. Entre ellos se encontraban hamburguesas, carne picada, nuggets, salchichas, falafel, etc.

Tras todo este proceso de análisis, observaron varias cosas. En primer lugar, los productos vegetales tenían menos grasas y menos grasas saturadas, algo bueno y de lo que presumen los alimentos vegetales. En segundo lugar, tenían más sal, algo a controlar si tienes una alta tensión arterial u otro tipo de complicaciones. Y, en tercer lugar, que aportaban menos proteínas, algo más perjudicial para nuestro organismo, ya que las ingerimos para fortalecer y mantener los huesos, los músculos y la piel, entre otras cosas.

Otro dato de este importante estudio es que gran parte de ese tipo de alimentos analizados son ultraprocesados. Algo que también debes tener en cuenta para llevar un hábito de alimentación saludable. Los ultraprocesados son formulaciones industriales, principalmente a base de sustancias extraídas o derivadas de alimentos, además de aditivos y cosméticos que dan color, sabor o textura para intentar imitar al verdadero ingrediente. En este caso, al de origen animal.

 

sustitutos de la carne

Hamburguesas vegetales de garbanzos | Fuente: cdn.shopify.com

¿Qué cantidad de proteínas necesitamos?

El porcentaje mínimo de energía necesario que tienes que obtener de las proteínas para llevar una dieta sana ronda entre el 12 y el 19% por producto. Esto significa que ese alimento es una buena fuente de prótidos. Y si su contenido en dicho nutriente supera el 20% se puede hablar de un producto rico en proteínas. El problema viene cuando muchos de los alimentos vegetales, una cuarta parte según el estudio de Safefood, no se pueden considerar ni fuente de ni ricos en proteínas.

Evidentemente los sustitutos de la carne siguen siendo adecuados para alimentarte sin comer carne real y para seguir una dieta vegetariana o vegana. Pero debes tener en cuenta que el hecho de que un producto se haya elaborado con materias primas vegetales no quiere decir que sea más saludable que otro que se haya hecho a partir de animales. Asimismo, es importante que leas las etiquetas alimentarias. Estas te darán la información necesaria para saber qué y cuántas proteínas te aporta el producto. Además comprobarás si satisface todas tus necesidades nutricionales, a pesar de descartar la carne de tu dieta habitual.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.