Ruibarbo, ¡la verdura con la que puedes crear mermelada!

Es complicado encontrar una verdura que nos aporte varios sabores al mismo tiempo. El ruibarbo, además de guardar esa característica, es un rico vegetal de primavera de color rojo que aporta grandes beneficios a quien lo consume con ese sabor tan poco frecuente que no deja indiferente a nadie. ¿Quieres conocer más sobre este fascinante y sorprendente alimento? Quédate con nosotros a descubrirlo.

¿Qué es el ruibarbo? 

El ruibarbo es una planta comestible que posee un sabor ácido y dulce a la vez. La parte consumida de este alimento es el tallo, debido a que las hojas pueden causar una grave intoxicación por contener ácido oxálico, un compuesto que inhibe la absorción de calcio.

Es algo difícil encontrar en las fruterías de España, ya que su origen es asiático, concretamente de China. Allí, en un principio, lo utilizaban exclusivamente con fines medicinales, pero posteriormente fue introducido en Gran Bretaña y Estados Unidos, donde se integró plenamente en su cultura gastronómica, formando parte en multitud de platos, sobre todo de repostería.

Ruibarbo

Ruibarbo

¿Cuáles son los beneficios de esta verdura?

Los múltiples beneficios que aporta esta planta, pariente del apio, de tonos rosáceos y rojos, son realmente increíbles. En primer lugar, puede ayudarte a prevenir enfermedades cardiovasculares, por contener fibras que reducen la absorción de colesterol en el intestino. En segundo lugar, es capaz de ayudarte también a regular la presión arterial y a mejorar la circulación sanguínea, gracias a sus antioxidantes y al mineral potasio. Y, en tercer lugar, fortalece tu sistema inmunitario, por ser rico en selenio y en vitamina C.

Pero no solo eso, sino que también ayuda a mejorar la salud de la piel, por ser rico en vitamina A; favorece la pérdida de peso, ya que casi toda su composición es agua y tan solo contiene 4,5 calorías por cada 100 gramos; y alivia los síntomas de la menopausia, gracias a unas moléculas llamadas fitoesteroles. A nivel nutricional, también es un producto muy interesante, como la mayoría de los vegetales, aunque si lo preparas en compota se crea un altísimo contenido en azúcar del que no debes abusar.

Ruibarbo

Mermelada de ruibarbo y jengibre | Fuente: Spicescave.com

Contraindicaciones que debes tener en cuenta

Como ya hemos mencionado es importante que no consumas las hojas del ruibarbo, ya que pueden causarte serios problemas de salud. Incluso tomar una dosis de 10 a 25 g puede llegar a ser letal. Además, es fundamental que no metas este vegetal en el congelador o en lugares extremadamente fríos, ya que debido a las temperaturas altas excesivas el ácido oxálico podría migrar de las hojas al tallo. El ruibarbo igualmente está contraindicado en niños, en mujeres embarazadas, en lactantes y en personas con problemas renales.

¿Cómo puedes consumir el ruibarbo?

Puede ser consumido crudo, cocido o añadido a recetas o a postres como en tartas, en pasteles y en mermeladas. Asimismo, puedes crear un magnífico té de ruibarbo de una forma rápida y sencilla. Tan solo necesitas colocar agua y el tallo del producto en una olla a fuego alto hasta que hierva. Después bajar el fuego y dejar cocinar durante diez minutos y colarlo.

Aunque, si te atreves a innovar un poco más, nosotros te recomendamos la jalea de naranja con ruibarbo. Una deliciosa receta en la que solo necesitas, además del vegetal de origen chino, azúcar, cáscara de naranja, jugo de naranja y agua. Para crearla, el primer paso es colocar todos los ingredientes en una olla hirviendo. Después, bajar el fuego y cocinar durante unos 45 minutos. Por último, solo queda verter la jalea y guardarla en el refrigerador hasta que esté fría y lista para poder consumir.

Ruibarbo

Cosecha de ruibarbos | Fuente: Planfor.es

Esperamos que el ruibarbo ya no sea un desconocido para ti y que a partir de ahora te atrevas a probarlo y a disfrutar de su sabor y de sus grandes beneficios. Si vives en España te va a costar conseguirlo, pero si viajas a Reino Unido, tienes más posibilidades de degustarlo. Además, la cosecha tiene lugar desde finales de abril hasta últimos de junio, por lo que ahora es la mejor época para buscarlo e incluso para aventurarte a plantarlo tú mismo. Encima, su temporada coincide con la de la fresa, por lo que podrás crear grandes recetas con la unión de estos dos sabrosos vegetales rojos. ¿Habías oído hablar antes de esta planta comestible? ¿Qué plato obtendrías con ella?

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.