InicioFrutas y Verduras (Page 12)

Frutas y Verduras

Comer mal puede ser más mortífero que fumar cigarros. Así de clara es esta afirmación que se extrae de un reciente estudio publicado en The Lancet. En esta revista científica se ha podido leer que una mala dieta mata más que el tabaco. Cerca de 11 millones de personas mueren al año por un exceso de sal junto al predominio de azúcares y grasas. Pero lo más peligroso es la ausencia de frutas o cereales en sus comidas habituales. Así se dan los fallecimientos por una inadecuada alimentación.

Si eres un consumidor habitual de este pequeño fruto porque te gusta incluirlo en alguna de tus recetas o tomarlo junto a los yogures, por ejemplo, mucha atención. Porque, al menos, los arándanos procedentes de una zona rica en ellos dejarán de recogerlo por causas donde los trabajadores poco pueden hacer. Así, se detiene la recolección del arándano en Huelva. Los agricultores onubenses ya no cubren sus costes, pues el precio de venta al público está por las nubes

Arranca el espectáculo floral en esta popular zona de Extremadura y España. Porque el Valle del Jerte se viste de blanco desde ya con las primeras floraciones de los cerezos que se llevan cuidando todo el año. Todo para que cuando llegue la época veraniega de la recolecta del fruto, el producto sea de extremada calidad. Pero, de momento, lo que toca es contemplar un bonito paisaje natural que decora los campos cacereños.

La tercera edición de la Feria de la Patata Rellena de Bujalance ya está aquí. Los días 16 y 17 de marzo se celebra en la localidad cordobesa este evento que tiene como estrella al producto típico de su gastronomía. Así, la patata será protagonista con su presentación por parte de distintos restaurantes. Cada uno elaborará unas deliciosas patatas rellenas, normalmente de carne de cerdo o vacuno, con especias y ajo.

Grandes Productos Argentina

Escribe: Laura Litvin (@laulitvin)

Domesticada hace más de 10.000 años, la papa pasó de la cultura de los pueblos andinos a la mesa gourmet. Aquí te presentamos todos sus secretos.

Uno de los alimentos más poderosos de los Andes son las papas o también llamadas patatas en otros países. Su importancia en la alimentación es fundamental, por eso las Naciones Unidas declararon a 2008 como el Año Internacional de la Papa. Es el cuarto cultivo después del maíz, trigo y arroz.

Tesoro de la gastronomía americana

Siempre han sido uno de los grandes tesoros americanos que viajaron por todo el planeta. Llevado a Europa por los españoles en el siglo XVI, este tubérculo se adaptó con rapidez y se convirtió en alimento básico para miles de personas. Fue soporte de hambrunas, de guerras y de épocas con acelerado crecimiento demográfico. Hoy se producen papas no sólo en América, sino también en China, India y Europa.

En el norte argentino, las papas son sin duda la niña mimada de la mesa (junto con el maíz). Se sabe que los pueblos originarios las cultivaban y almacenaban con mucha inteligencia desde tiempos remotos.

Veamos por ejemplo el caso de las papas chuño. Este método consiste en exponer las papas a ciclos de congelación y asoleamiento en forma alternada. Así, se logra que se deshidraten y entonces puedan conservarse por mucho tiempo.

Así, fuerte, rústica y muy nutritiva, la papa se adaptó a todas las condiciones. Soporta frío y calor extremo, la gran altura e incluso poca agua. Sin embargo, la naturaleza sabia ofrece tantas variedades de papas como la extensión de la cordillera de los Andes lo permite. Es en el altiplano andino sudamericano el sitio donde se registra su mayor proliferación.

El viajero que llegue a estas tierras verá que las cartas de los restaurantes ofrecen “papines” en distintas preparaciones. Puede ser en guisos, dentro de las empanadas o solas, apenas con sal. Ese nombre es a su tamaño pequeño, pero la realidad es que sólo trata de una cuestión de marketing.

La pequeñez se debe a que se cosechan temprano por una cuestión de demanda del mercado, pero si se dejan en la tierra alcanzan tamaños más grandes.

Infinidad de variedades de papa

Azul, Blanca, Collajera, Colorada, Malgacha, Moradita, Negra Ojosa, Oca, Sallama, Sani, Santa María, Runa, Tuni o Cuarentona. Todas ellas son sólo algunas de las variedades que se cultivan en Argentina. Basta dar una vuelta por los mercados de productos nativos de Jujuy y Salta. Podemos apreciar un abanico infinito de colores, formas y texturas.

Hay distintas fiestas en honor a la papa, habrá que mirar el calendario para no perderse estos festejos en las distintas provincias del norte argentino. Bienvenido, las papas siempre lo esperan para disfrutar de sus sabores terrosos. También dulces característicos.

¿Eres de los que prefiere plátano o banana? ¿Por su precio, su sabor u otros motivos? Algunos consumidores aseguran que el primero está más bueno aunque sea más caro, por eso lo compran. Muchos otros miran solo el cartel del más barato nada más llegar al supermercado. Pero, ¿sabes realmente cuáles son las diferencias entre el plátano y la banana? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Aunque sean muy similares e incluso al ver ambas frutas puedes confundirlas, no son lo mismo. Eso sí, es necesario que pongas atención en varios aspectos para poder identificar al uno o a la otra. Así es, precisamente en el género masculino y femenino ya se distinguen. Pero hay mucho más que puedes desconocer.

Diferencias entre el plátano y la banana, según sus valores nutricionales

Aunque la primera distinción resida en el origen y precio, algo que puedes comprobar en el propio supermercado o envoltorio, las más importantes diferencias entre el plátano y la banana pasan por sus valores nutricionales.

Los plátanos que se venden en España proceden de las Islas Canarias en un 70 % del total, mientras las bananas llegan importadas desde Centroamérica y África. Normalmente, entre estas dos frutas de la familia de las musáceas también hay una diferenciación de céntimos o incluso euros. Durante gran parte del año, el plátano tiene fijado un precio más alto que la banana. 

Ambas frutas se cultivan en climas tropicales o cálidos, pero su composición nutricional varía. El plátano tiene más fibra, proteínas, potasio y fósforo, mientras la banana te aporta más valor energético, calcio, magnesio, hierro y cobre.

También esta segunda gana en mayor porcentaje de vitamina C e hidratos de carbono. Sin embargo, las vitaminas A, B2, B6 y riboflavina son más elevadas en el plátano, igual que sucede con la pectina. Esta fibra incrementa la sensación de saciedad.

Otros aspectos de distinción interesantes

Si los plátanos de Canarias tienen una trayectoria exitosa en su comercialización se debe, en gran parte, al gran sabor. Este se consigue gracias a la riqueza de los compuestos aromáticos característicos que lo distinguen de la banana. Por eso muchos consumidores prefieren el producto de las islas.

No obstante, otras diferencias entre el plátano y la banana puedes apreciar si observas bien la forma y el color exterior de ambas frutas. El primero es más alargado con su cáscara verde oscuro. En cambio, la segunda tiene un dibujo cilíndrico e incluso ese mismo color, pero algo más claro.

En general, ambos son dos excelentes alimentos para incluir en tu dieta equilibrada y saludable. ¿Y tú? ¿Eres de plátano o de banana?

El asado es una técnica de cocción que consiste en dejar que el calor del fuego sea el encargado de cocinar lentamente los alimentos expuestos. Es posible utilizar una parrilla, barbacoa o bandeja de horno para su elaboración. Además, según la zona geográfica, se utilizan unos u otros productos que lo diferencian del resto. Así pues, en este artículos nos vamos a centrar en una receta del asado murciano, ese que se prepara en la Región de Murcia. 

Las frutas y las verduras son alimentos imprescindibles en una dieta saludable, pero no siempre podemos disponer de estos productos en el mejor estado. El color, la frescura o la textura que tienen cuando los compramos en el supermercado puede cambiar en muy poco tiempo. Por ello, conviene saber unos trucos muy útiles para su mantenimiento más óptimo, sea fuera o dentro de la nevera. ¡Descubre estos consejos para conservar frutas y verduras de la mejor forma posible!

Consejos para conservar frutas y verduras de temporada: ¿nevera o frutero?

Los productos de temporada son aún más beneficiosos y están mejor de sabor que cuando se venden en épocas atípicas. No obstante, también es necesaria una adecuada conservación para que duren más tiempo en buen estado. Cabe recordar que no todas las frutas y verduras requieren del frío de la nevera para mantenerse. Este es el primer punto que debemos reconocer, según el alimento que sea.

Así, entre las frutas que deben ir al frigorífico siempre se encuentran las cerezas, fresas, uvas, manzanas y albaricoques. Por otro lado, cuando la temperatura ambiente de nuestra casa es medio-alta, otros alimentos deben guardarse en frío. Son el melón, los plátanos, los limones e incluso la piña. En los meses de más calor, es muy importante cumplir con esta regla del frío. O de lo contrario, muchos alimentos que pueden estar, en teoría, en el frutero, acabarán en la basura.

Por parte de las verduras, la gran mayoría deben estar refrigeradas, desde las judías verdes hasta las cebolletas. Apio, brócoli, lechuga, espárragos, zanahorias y un largo etcétera van directos a la nevera en cualquier época del año. En verano, ocurre igual que con la fruta: pepinos, tomates, pimientos o calabazas requieren frescor.

En un punto intermedio tenemos otras frutas y verduras que pueden estar unos días en el frutero hasta que maduren, para después conservarlas en frío. Esto depende de dos factores: temperatura ambiente del hogar y estado de maduración del alimento tras comprarlo.

Algunas recomendaciones para la conservación en frío

Igual de importante que lo comentado resulta seguir estos consejos para conservar fruta y verdura dentro de la nevera. Los alimentos deben guardarse en bolsas transparentes o de papel no herméticas (con agujeros pequeños) en zonas frías pero no demasiado.

Por supuesto, todos ellos deben estar separados de los otros para evitar posibles contaminaciones. Además, para consumir cada fruta siempre conviene sacarla una media hora o una hora antes del frigorífico. ¡Disfruta así de todo su sabor!

Procura también revisar el estado de cada alimento de vez en cuando y no tardes muchas semanas en comerte las verduras porque tienen su límite. Lógicamente, la nevera debe estar siempre bien limpia, sin residuos de otros productos y funcionando de forma óptima. Aprovechar los cajones inferiores para guardar frutas o verduras es otra garantía de buena conservación. Estos rincones están pensados justo para ello.

En general, con estos consejos para conservar frutas dejarás de desperdiciar tanto. ¡Y recuerda, siempre puedes acudir al congelador para las verduras!