¿Cómo afecta el coronavirus a la ganadería?

Es un sector imprescindible para que podamos comprar en los supermercados u otras tiendas de alimentación todo tipo de carnes y huevos. Sin embargo, también está sufriendo el duro golpe de esta actual crisis sanitaria, sobre todo, por el cierre de restaurantes y bares. Cochinillos, corderos, jamones y ciertos cortes selectos del vacuno son solo algunos ejemplos en la caída de las ventas de los ganaderos españoles. Si quieres saber cómo afecta el coronavirus a la ganadería nacional, aquí te lo desgranamos al detalle. Porque los alimentos de primera necesidad no escapan a las notables consecuencias negativas del COVID-19.

Pérdidas que van en cadena

Detrás del sector de la restauración hay todo un mundo que no está pasando tampoco por buenos tiempos, desde que se estableciese la cuarentena hace ya 25 días. Casi un mes sin poder dar salida a una importante cantidad de alimentos perecederos es demasiado para las granjas españolas. Los ganaderos de nuestro país han ido viendo en estas semanas de confinamiento cómo afecta el coronavirus a sus negocios. Acostumbrados a actuar de proveedores de su mejor carne para distintos restaurantes y bares, esa línea comercial se ha cerrado. Las pérdidas van en cadena, de la hostelería al ganado.

De un plumazo, han tenido que quedarse sin poder dar salida a una producción destinada a servir unas excelentes materias primas para las cocinas de esos establecimientos. No son pocos: España sigue siendo el país del mundo con más bares. Casi nada. En un contexto jamás visto, las ventas de cordero, cochinillo e ibérico han pegado un bajón tremendo. Al igual que determinadas piezas de vacuno y quesos selectos que prácticamente solo se venden a la cadena hostelera. Con ella chapada, los ganaderos también salen perdiendo, aunque sí continúen suministrando otros productos cárnicos y avícolas al sector alimentario.

cómo afecta el coronavirus vacas vacuno

Vacas en un establo

Si este estado de alarma se prolonga más aún en el tiempo, muchos emprendedores con poca experiencia en el sector se verán obligados a abandonar sus granjas. ¿Cómo afecta el coronavirus a cada uno de los sub-sectores que están dentro de la ganadería, cuya aportación al PIB nacional es del 1,2 %? Vamos a verlo a continuación.

Carne de cordero, la más afectada

Este tipo de carne se caracteriza por su cuidada calidad, excelencia y un destino muy circunscrito al canal Horeca. Por tanto, salvando algunos restaurantes que venden a domicilio, muy poca salida tiene el producto que tan apreciado es en temporada navideña. Si bien es cierto que el cordero está intentando ya desde hace un tiempo tener una mayor presencia en carnicerías y supermercados, todavía le queda recorrido. Su objetivo es que aumente el consumo en el hogar, ofreciendo nuevos formatos que cautiven al consumidor medio. Además, cuidando un precio que suele ser bastante alto, de ahí que las ventas en esos canales sean más bien insignificantes.

Algunas cooperativas, ante la difícil situación actual, están ofreciendo cordero a domicilio también, ya que es la única alternativa que les queda para vender algo. Incluso se sirve listo para consumir un producto que ya ni cotiza en algunas lonjas agropecuarias, algo que empeora aún más el problema. Cabe destacar que el 6,5 % de la aportación económica al total ganadero cárnico se corresponde a este tipo de ganado ovino y caprino.

cabra

Cabra en ganado

Congelación en el ibérico

El cochinillo sigue un camino muy parecido al del cordero, ya que han caído las cotizaciones en determinadas lonjas españolas. Tal ha sido el abaratamiento que se sitúa sobre los cinco euros la unidad. En solo una semana, se ha visto cómo afecta el coronavirus a un sector -el porcino– que aporta al valor ganadero un porcentaje muy importante del 39 %.

Por supuesto, hay que tener en cuenta que también jamones y paletas llevan una evolución descendente por el cierre de la restauración. Además, pierden cuota en la cadena retail frente a alternativas cárnicas más económicas. Una de las soluciones apuntada por la Marca de Garantía Cochinillo de Segovia es la congelación de producto, mientras que el resto de partes del cerdo que se venden mantienen precios estables. Así se lo han asegurado a Efeagro fuentes de la producción.

cochinillo asado

Cochinillo asado

¿Cómo afecta el coronavirus al vacuno y a otros productos?

Nos adentramos ahora en una carne -la de vacuno– que supone el 17 % del valor en ganadería. Sus piezas más selectas o premium están sufriendo en mayor medida con descensos de hasta seis céntimos semanales en todas sus categorías de ternera, en la lonja de referencia, que está en Binéfar. Luego, en lo que respecta a los distintos cortes que se comercializan en supermercados, mantienen sus precios habituales, aunque los consumidores prefieren otros tipos de carnes como la de cerdo o pollo.

Precisamente esa última carne -procedente del ave– ofrece una de las pocas alegrías. Las ventas han subido un 25 % en el retail. Algo que amortiza la pérdida de ganancias por proveer a bares, según apuntan desde Propollo. Este sub-sector aporta al valor ganadero un 12 %. Por otro lado, también los huevos son una buena noticia, ya que los consumidores han incrementado su compra y ello salva parte de lo que no se vende al canal hostelero. Eso sí, otras pequeñas empresas sí están teniendo más pérdidas por dirigirse más a bares y restaurantes.  La avicultura genera un 6,5 % del valor en ganadería.

pollo gallina

Pollos en una granja

Por último, no podemos olvidarnos de productos lácteos derivados como la leche líquida -que sí mantiene su demanda desde el hogar- o los quesos de alta gama. En este segundo caso, desde Fenil informan de más problemas. La mayoría de ellos (con sellos de calidad, tanto de oveja como de cabra) están más vinculados a la restauración, por lo que igualmente se ven golpeados.

Y es que con casi toda la hostelería chapada, la supervivencia de sectores como el ganadero se tambalea en muchos casos. Cómo afecta el coronavirus a cada parte de nuestra economía sigue preocupando y mucho. Más pronto que tarde se debe volver a la relativa normalidad. Recuerda: quédate en casa, ayuda a que ello sea posible.

Translate »