Un huevo frito envasado al vacío desata la polémica

Cada vez es más habitual encontrar cualquier tipo de alimento envasado en plástico. Desde piñas cortadas en rodajas hasta un plato de espaguetis a la carbonara, pasando por la popular paella en una lata (¡con gambas y todo!). El último protagonista de esta técnica poco sostenible ha sido el huevo. Probablemente uno de los alimentos más sencillos de cocinar ya tiene su versión para los más perezosos. Si te estás preguntando quién ha tenido la idea de hacer un huevo frito envasado al vacío o dónde lo puedes conseguir (si eres del club de los vagos), te lo contamos a continuación.

Twitter estalla contra el huevo frito envasado al vacío

El revuelo alrededor de este peculiar huevo nace en Twitter, cuando la usuaria Dagui Trussi (@DaguiTrussi) publicaba una foto del producto que le sorprendió en un supermercado de Paraguay: “Hoy encontré esto en el súper”. La fotografía tardó pocas horas en viralizarse y generar miles de comentarios sobre el indebido uso que se hace del plástico. “Increíble, no hay conciencia ambiental. Esos envases duran años en el medio ambiente” decía un usuario, a lo que otra añadía: “Hay que agregarle el impacto que el plástico tiene en todo su ciclo de vida”.

Tras la polémica, la cadena de supermercados Superseis se vio obligada a rectificar, respondiendo al tweet: “Lamentamos no haber considerado el uso correcto de embalajes, por lo que hemos levantado inmediatamente de la producción y la comercialización el producto y extendemos nuestras disculpas del caso a todos nuestros clientes y seguidores.” Aunque no consiguieron complacer a muchos indignados, que no comprendían cómo no se habían dado cuenta antes del desacierto entre ese alimento cocinado y su envase.

La fotografía recorrió toda la red llegando incluso al youtuber español Auronplay, que también se sorprendió y compartió la imagen en sus historias de Instagram.

Una idea nada ecológica

Algunas de las respuestas bromeaban sarcásticamente sobre el envasado de algunos productos que son totalmente prescindibles. Unos plátanos sin cáscara envasados asombraban a multitud de tuiteros. ¿Por qué recubrir un alimento que ya tiene una piel natural? Una pregunta que difícilmente se podría responder. 

Plátanos envasados en plástico

Plátanos envasados en plástico | Foto: @grar2_jvier

Cada vez son más los esperpentos que encontramos en los supermercados, sobre todo en la fruta. Así nació el movimiento ‘Desnuda la fruta’, para luchar contra casos como unos gajos de mandarina en una bandeja o un kiwi ya partido en rodajas. Todo, siempre, envuelto en plástico.

El huevo frito envasado al vacío: ¿para quién?

La empresa que fabrica estos huevos envasados se llama Santa Reyes. Esta compañía explicaba -también a través de la red social Twitter- que el producto no está pensado para la venta al público. En este comunicado, de hace más de un año, aseguran que envasan el huevo para “las necesidades de control de calidad de clientes industriales, que no pueden usar huevo en cáscaras en sus procesos”.

Por lo tanto, el huevo frito envasado al vacío está pensado para hoteles, restaurantes y casinos. Las cáscaras que sobran se reutilizan para abono orgánico, de lo que se encarga otra compañía. Y, sobre el punto más polémico, apuntan que el embalaje de plástico es el mejor para conservar los alimentos que no llevan aditivos. Lo cierto es que esta técnica cada vez se utiliza más porque ayuda a preservar el sabor y la textura. Pero claro, de esta forma se genera una desmesurada cantidad de residuos.

Plásticos en la playa

Plásticos en la playa

Huevos fritos congelados

Los alimentos precocinados cada vez son más populares. El trabajo o los estudios nos quitan mucho tiempo para poder cocinar un buen plato, por lo que muchas veces escogemos la opción más rápida y cómoda. Aunque debemos tener presente que una buena alimentación es fundamental para conservar nuestra salud.

En 2014, el cocinero aragonés Javier Yzuel -fundador de Food Style inventó unos huevos fritos congelados. El procedimiento es muy fácil: se fríe un huevo fresco con aceite de oliva virgen extra y se pasteuriza antes de congelarlo. La idea llamó la atención a parte del sector gastronómico que ya comercializa con él, como es el caso de Makro.

El huevo se puede conservar hasta 18 meses congelado y tan solo dos días en el frigorífico. Si se abre, se debe consumir en el mismo día. Su creador aconseja hacerlo en un horno de vapor durante cuatro minutos para que quede muy cremoso. Aunque también se puede descongelar en microondas sin perder su textura.

Javier Yzuel y su huevo frito congelado

Javier Yzuel y su huevo frito congelado | Foto: foodstyle.es

La gastronomía no para de innovar y con estos inventos ya no podrás decir que no sabes cocinar “ni un huevo frito”. Más fácil no te lo pueden poner. ¿Y tú, te atreverías a probar alguno de estos innovadores productos? ¿Crees que es un envasado de plástico del que se podría prescindir para no incrementar el problema que afecta al medio ambiente?