La gastronomía valenciana y, en especial, su huerta, se caracteriza por la gran variedad y calidad de sus productos. Muchos de ellos son muy populares alrededor de todo el país e incluso del continente. Uno de los más desconocidos, pero con mejores características es la chufa. La cual fue reivindicada hace poco como “superalimento”. Seguro que ya has oído hablar de este producto anteriormente como uno de los ingredientes que aparecen en la elaboración de la horchata, aunque, obviamente, no es el principal. ¿Quieres conocer el origen y propiedades de este rico tubérculo? Es tu oportunidad perfecta para abrir tu despensa a otro superalimento.

Origen de la chufa

Nadie conoce con exactitud cuál es el origen real de la chufa. Lo que se sabe es que fue un alimento muy apreciado en el Antiguo Egipto. Muchos relatos la definen como una planta que crecía de forma natural en el margen de los ríos. A parte de esto, se creía que tenía funciones terapéuticas y medicinales en culturas como la persa o islámica, siendo estas las que extenderían su cultivo en zonas mediterráneas, llegando a la Península Ibérica alrededor del siglo VIII.

La chufa llegó a las regiones de la actual Comunidad Valencia y se instauró como cultivo generalizado a partir del siglo XVIII. Y, actualmente, el cultivo y producción de este alimento sigue concentrado concretamente en 16 pueblos de la comarca valenciana de L´Horta Nord. Incluso, cabe destacar que más del 90% de la producción está amparada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida, que reconoce el valor de la chufa de Valencia.

Chufa

Chufa y horchata. Fuente: Horchata HISC (pinterest.com)

¿Qué es la chufa?

Aunque no te lo creas, la chufa verdaderamente es la parte subterránea de la planta Cyperus esculentus, mejor conocida como juncia avellanada. Por tanto, es una planta herbácea perenne que crece en tallos verticales hasta un máximo de 50 centímetros de alto. Y es que, es bajo tierra donde se encuentra el tubérculo globoso del que surgen las famosas chufas. Estas tienen un tamaño pequeño y un color marrón terroso con una forma más o menos redondeada. Y, sobre todo, un aspecto rugoso muy característico.

El aspecto atigrado que presenta este tubérculo viene dado por su fina piel arrugada que muestra unas líneas que ocupan toda su superficie. Gracias a esta característica, la chufa es conocida por distintos nombres dependiendo del país. Por ejemplo, tigernut en inglés, noux tigre en francés o tigernuss en alemán. Por último, y como dato curioso, debes saber que, en el apartado gastronómico, es considerada un fruto seco, aunque realmente es familia de la patata o el boniato.

Grandes propiedades nutricionales

Como ya te hemos comentado anteriormente, la chufa es considerada como un superalimento. Y es que, se trata de un producto muy nutritivo con grandes propiedades beneficiosas para el organismo. De hecho, es posible incluirla en todas las dietas, sea cual sea su exigencia.

Sin cocinar, ya te ofrece hasta 500 kilocalorías por cada 100 gramos, algo que se reduce en su forma de bebida. Además, destaca por su alto contenido en grasas saludables, carbohidratos y fibra, siempre sin colesterol. Por lo tanto, es una gran fuente de energía. Unido a todo esto, tiene una alta presencia de ácido fólico o vitamina B9. Por otro lado, se trata de una gran fuente de minerales como potasio, fósforo, magnesio e incluso calcio.

Chufa

Chufa. Fuente: Horchatería IMA (pinterest.com)

Más o menos difícil de encontrar

Al tratarse de un producto que se concentra casi en su totalidad en la Comunidad Valencia puede resultar algo difícil encontrarlo. Pese a esto, el ascenso en popularidad que está experimentando está consiguiendo que cada vez más supermercados apuesten por su venta. En comercios más especializados como El Corte Inglés vas a poder encontrar tarrinas de chufas de unos 250 gramos. Incluso en comercios locales o ecológicos.

No obstante, también tienes la opción de comprarlo online. Y es que, Amazon ha sabido encontrar la oportunidad y ya lo ha puesto a disposición de todos sus clientes. Incluso, puedes llegar a adquirir hasta 25 kilos de golpe. Cuando lo hayas comprado, solo tienes que echar un ojo a sus mejores recetas y ponerte manos a la obra en tu cocina. Estas son algunas de ellas:

    • Horchata de chufa
    • Bolitas dulces con pulpa de chufa
    • Bizcocho de pulpa de chufa

¿Has tenido la oportunidad de probar la chufa anteriormente? Es un superalimento que crece bajo tierra con unas cualidades espectaculares y un sabor digno de mención. Si eres habitante de la Comunidad Valenciana o tienes planeado hacer un viaje por la zona… ¡no olvides disfrutar de este producto!

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.