Dioxinas en alimentos: ¿dónde se encuentran?

¿Has oído hablar alguna vez de las dioxinas? Pues bien, se tratan de unos compuestos tóxicos que, entre otras cosas, se encuentran en algunos alimentos. Antes de continuar, recuerda una cosa: estos compuestos están estrictamente regulados por las autoridades por lo que, siempre que los alimentos donde están se consuman con conciencia y sin abusar, no han de ser una preocupación. Aún así, es importante saber qué contienen las comidas que ingerimos, por lo que hoy hablaremos de eso, de las dioxinas en alimentos. ¿Quieres conocer más acerca de lo que consumes? ¡Vamos allá!

Las dioxinas en alimentos, estudiadas y controladas

Lo cierto es que podemos encontrar las dioxinas en alimentos de lo más corrientes como veremos a continuación. Su presencia lleva en el punto de mira de las autoridades sanitarias desde hace mucho tiempo. Su toxicidad ha sido objeto de estudio para tratar de reducirla lo máximo posible para que no afecte a nuestra salud. De hecho, tanto es así que han conseguido, poco a poco, disminuirla.

dioxinas en alimentos

Las frutas y verduras contienen menos toxinas

De hecho, desde la misma Organización Mundial de la Salud (WHO), se han celebrado diversas reuniones y convenciones para tratarlo. Con el fin de ayudar a los gobiernos a controlar el nivel de dioxinas en alimentos, la OMS creó el llamado “Código de prácticas para la prevención y la reducción de la contaminación de los alimentos y piensos con dioxinas y BPC análogos a las dioxinas”.

Es importante recalcar que los alimentos que contienen las dioxinas están, por tanto, extremadamente controlados por las autoridades. De hecho, todo depende del consumo que se haga de dichos alimentos; hay que ingerir a sabiendas de sus propiedades, sin excederse. Por eso, desde la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) proponen establecer unos límites de consumo teniendo en cuenta factores como, por ejemplo, el peso. Así, poco a poco, estas medidas han evolucionado hasta convertirse en más restrictivas para asegurar la sanidad de la población.

dioxinas en alimentos

Hay dioxinas en alimentos como las sardinas

¿Cuáles son los alimentos con más toxinas?

Después de varios estudios, se han obtenido algunos datos que han dibujado de manera más clara cuáles son los alimentos o ingredientes que contienen estas dioxinas. “Hemos encontrado estas sustancias tóxicas en los alimentos analizados, si bien en ningún caso se sobrepasan los límites legales”, decía la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Pollo, huevos, queso, mantequilla, aceite de oliva, patatas, plátanos, zanahoria, chocolate, cebolla, arroz… estos y varios alimentos más son los que deberían “preocupar”. Recalcar que lo expresamos entre comillas porque, si se consume con moderación, no tienen por qué ser objeto de preocupación.

Es curioso observar que donde más dioxinas se concentran es en los productos de origen animal -carne, pescado, lácteos-, que en los de origen vegetal. Por lo que, a pesar de llevar una dieta equilibrada que contenga todo tipo de alimentos, reducir los que proceden de animales y aumentar los vegetales podría ser de gran ayuda para ingerir menos cantidad de toxinas.

Producción Ecológica y consumo producto ecológico

Productos vegetales

¿Cómo reducir la exposición a las dioxinas?

Es importante, para mantener una alimentación saludable y libre lo máximo posible de estas sustancias, reeducar los hábitos alimenticios. Sobre todo los de los niños, que son los más expuestos a las dioxinas -principalmente porque su peso es mucho menor, un factor muy a tener en cuenta como expusimos antes-.

Seguro que a estas alturas te estás preguntando: ¿de qué manera puedo consumir menos de estos compuestos? Pues la opción más evidente es la de sustituir gran parte de las carnes y productos lácteos con demasiada grasa por cantidades proporcionadas de verduras, frutas y cereales. No se puede eliminar al completo la ingesta de estas sustancias, es inevitable; pero con una alimentación más adecuada, a largo plazo los resultados son notables.

Como has podido ver, se trata de un tema que, aunque no se hable mucho de él, está a la orden del día. Las autoridades en materia de sanidad continúan vigilándolo, con la tranquilidad de que los límites no son excedidos. Se sigue, además, un procedimiento exhaustivo para tratar de evitar que los alimentos que consumimos tengan altos niveles de toxinas; sobre todo los más procesados. Se trata, como siempre, de cuidar de nosotros a través de lo que comemos y teniendo en cuenta que, cuanto más natural, más saludable.

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.