Rechazo a los azúcares añadidos, ¿qué son y por qué evitarlos?

Es importante saber qué ingredientes llevan los alimentos que comemos. Al final, una dieta equilibrada y correcta es el primer gran paso para poder llevar una vida saludable. Y es por eso que hay cada vez más gente que evitan a toda costa consumir aquellos alimentos que contienen componentes poco recomendables. Hay productos que llevan incorporados de manera intrínseca el azúcar, pero hay tantos otros a los que se les añade todavía más. Esto hace que se cree un gran rechazo a los azúcares añadidos por parte de las personas que quieren controlar su ingesta de glucosa. Pero, ¿sabes cuáles son y por qué evitarlos? ¡Vamos a descubrirlo!

¿Qué son los azúcares añadidos?

Antes de entrar en materia, entendamos qué son. Los azúcares son un tipo de carbohidrato que, bien puede encontrarse de manera natural en ciertos alimentos, o bien se puede añadir. En el caso de los primeros podríamos incluir, como ejemplo más claro, la fruta. Hay quien dice que consumirla puede llegar incluso a ser peligroso para la salud; nada más lejos de la realidad. No solo no es un riesgo, sino que además la cantidad de beneficios que aporta es inimaginable.

Sí que existen azúcares que pueden llegar a ser dañinos, y ese es el caso de los azúcares añadidos, que son los que, durante la elaboración o preparación de los productos, se añaden de manera artificial. ¿Y qué implica esto? Un mayor consumo calórico y poco valor nutricional. En otras palabras, una ingesta poco apropiada y nada recomendada por las autoridades sanitarias.

Por ejemplo, desde la Asociación Americana del Corazón recomiendan que niños y adolescentes limiten su consumo de azúcares añadidos a menos de seis cucharadas pequeñas al día y que no beban más de 240 mililitros de bebidas azucaradas a la semana. También la OMS sugiere limitar al máximo la ingesta de estos productos. 

rechazo a los azúcares añadidos

Los problemas de salud que pueden traer provocan el rechazo a los azúcares añadidos

El rechazo hacia estos componentes

De hecho, parece que los consejos de las grandes entidades sanitarias surten cada vez más efecto, porque el rechazo a los azúcares añadidos es más latente. ¿Por qué ese movimiento? Muchas de las personas que lo siguen tienen cierta preocupación por su salud y, por consiguiente, por su alimentación. Una dieta que contenga grandes cantidades de esas sustancias puede desembocar en enfermedades cardíacas, aumento de peso, malnutrición, diabetes, ingesta innecesaria de calorías… 

De hecho, para la OMS una mejora en la nutrición mundial residiría en, junto con las directrices sobre los azúcares añadidos, “otras sobre nutrientes y otros objetivos dietéticos, especialmente los relacionados con las grasas y los ácidos grasos (en particular los saturados y los trans), para orientar la formulación de políticas eficaces de salud pública relativas a la nutrición y la elaboración de programas que fomenten una dieta saludable”.

¿En qué alimentos se encuentran los azúcares añadidos?

Lo cierto es que se pueden encontrar en más productos de los que quizás te puedas imaginar. Los más evidentes son las bebidas gaseosas, las bebidas energéticas o zumos de fruta. También los pasteles, las galletas, las golosinas o los helados contienen grandes cantidades de azúcares añadidos. Pero además, las salsas, algunos panes o los chocolates también. Incluso alimentos que se presentan como saludables -algunas barritas de cereales, galletas healthy o los productos lácteos con sabores-, recogen más azúcares de los que deberían.

rechazo a los azúcares añadidos

Los bollos y pasteles contienen gran cantidad de azúcares añadidos

Cómo identificarlos

Ahora que ya sabemos qué alimentos los contienen, la cuestión está en saber identificarlos en el supermercado. La mejor opción para ellos es mirar la lista de ingredientes. Pero ocurre algo que seguro te ha pasado alguna vez: la lista es tan larga y con tantos nombres que ni entiendes que, al final, no sabes de qué está hecho el producto. Para identificar los azúcares añadidos debes prestar atención a palabras como:

  • Endulzante de maíz
  • Jarabe de maíz
  • Melaza, fructosa, glucosa, sacarosa, dextrosa…

Todos ellos son indicadores de que, efectivamente, hay más azúcar del que debería llevar de manera natural. La solución está en tratar de sustituir aquellos alimentos con demasiados azúcares por otros que no los tengan o que tengan menos cantidad. Trata de beber agua en vez de refrescos, zumos de fruta 100% naturales en vez de los comprados en el supermercado, postres a base de fruta en vez de pasteles o dulces…

En definitiva, debes intentar sumarte a ese rechazo de los azúcares añadidos con el fin de llevar una dieta más saludable y consciente. ¿Estás concienciado con este tema? ¿sabías cuáles eran esos ingredientes citados?

Compártelo
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.