Inicio Actualidad Salud: ¿qué papel juegan los «influencers»?

Salud: ¿qué papel juegan los «influencers»?

¿La salud de los adolescentes podría verse afectada por culpa de recomendaciones poco acertadas de los influencers en redes sociales como TikTok, Instagram o YouTube? Con poco acertadas nos referimos a bebidas y alimentos insanos debido a sus altos niveles de azúcares y grasas saturadas. ¿Derivará esto en sobrepeso y obesidad?

¿Qué está pasando?

Una investigación llevada a cabo en la Universidad Médica de Viena, Austria, ha sido la que ha alertado de la necesidad de una regulación en las redes sociales que proteja, sobre todo, a quiénes son más influenciables. En este caso, los adolescentes entre 13 y 17 años. El objetivo del estudio era medir la influencia de las redes sociales en la venta de bebidas y alimentos poco saludables. Y lo ha conseguido. Los resultados son contundentes y ponen en el punto de mira a las compañías que venden estos productos y a los influencers que los publicitan.

co
El consumo de bebidas energéticas en niños está contraindicado/Fuente: Pixabay

El 75% de los alimentos publicitados por los influencers son perjudiciales para la salud

Tres cuartas partes de los alimentos que publicitan los influencers son perjudiciales para la salud. De hecho, lo son hasta el punto que violan los estándares y límites de la OMS (Organización Mundial de la Salud) los cuales velan por la protección de la población y, en concreto, de la infancia. Debemos tener en cuenta que los adolescentes, según el estudio, se enfrentan a 18 anuncios cada hora en TikTok, YouTube e Instagram. Y, lo peor, no todo lo perciben como publicidad. Al revés, en muchas ocasiones creen que realmente eso es lo que le gusta a su í[email protected]

¿Cómo se hizo el estudio?

El estudio, liderado por Eva Winzer, analizó todos los alimentos y bebidas que aparecían en publicaciones y vídeos de los influencers. Fueron objeto de estudio el contenido de seis influencers de habla alemana. Todos ellos logran influir a un total de 35 millones de seguidores y suscriptores adolescentes (entre 13 y 17 años). El hecho de que los productos publicitados no son saludables unido a la ausencia de advertencia de publicidad es un cóctel nada beneficioso para la salud de los jóvenes.

Así, Eva Winzer, asegura la necesidad urgente de directrices y una regulación eficaz del marketing de influencers para niños. Además, también señala que «la publicidad de productos poco saludables se considera un factor importante en la obesidad infantil y tiene una influencia duradera en las preferencias nutricionales y hábitos alimenticios».

¿Cómo podemos esperar que nuestros hijos coman sano si el contenido de las redes sociales está orientado a alimentos ricos en sal, grasas y azúcares? Eva Winzer

Winzer también considera que la política debe tomar más medidas contra redes sociales en este contexto. La mayoría de los países no tienen restricciones para comercializar alimentos poco saludables en sitios web, redes sociales o aplicaciones móviles. Los gobiernos deben tomar medidas para que se aliente a los niños a llevar una vida saludable.

La obesidad, un problema de salud pública

 Los datos hablan por sí solos. Empezando porque la obesidad, en palabras de la OMS, «es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI«. De acuerdo con un artículo científico publicado por «The Lancet» en 1975 había 11 millones de niños entre 5 y 17 años obesos. A fecha de 2016 esa fecha aumentó hasta situarse en 124 millones. Lo menos que se debe hacer es alentar a los jóvenes a consumir alimentos que puedan conducir a estos problemas de salud.

Compártelo