InicioFrutas y Verduras (Page 20)

Frutas y Verduras

Grandes Productos Argentina

Escribe: Laura Litvin (@laulitvin)

Domesticada hace más de 10.000 años, la papa pasó de la cultura de los pueblos andinos a la mesa gourmet. Aquí te presentamos todos sus secretos.

Uno de los alimentos más poderosos de los Andes son las papas o también llamadas patatas en otros países. Su importancia en la alimentación es fundamental, por eso las Naciones Unidas declararon a 2008 como el Año Internacional de la Papa. Es el cuarto cultivo después del maíz, trigo y arroz.

Tesoro de la gastronomía americana

Siempre han sido uno de los grandes tesoros americanos que viajaron por todo el planeta. Llevado a Europa por los españoles en el siglo XVI, este tubérculo se adaptó con rapidez y se convirtió en alimento básico para miles de personas. Fue soporte de hambrunas, de guerras y de épocas con acelerado crecimiento demográfico. Hoy se producen papas no sólo en América, sino también en China, India y Europa.

En el norte argentino, las papas son sin duda la niña mimada de la mesa (junto con el maíz). Se sabe que los pueblos originarios las cultivaban y almacenaban con mucha inteligencia desde tiempos remotos.

Veamos por ejemplo el caso de las papas chuño. Este método consiste en exponer las papas a ciclos de congelación y asoleamiento en forma alternada. Así, se logra que se deshidraten y entonces puedan conservarse por mucho tiempo.

Así, fuerte, rústica y muy nutritiva, la papa se adaptó a todas las condiciones. Soporta frío y calor extremo, la gran altura e incluso poca agua. Sin embargo, la naturaleza sabia ofrece tantas variedades de papas como la extensión de la cordillera de los Andes lo permite. Es en el altiplano andino sudamericano el sitio donde se registra su mayor proliferación.

El viajero que llegue a estas tierras verá que las cartas de los restaurantes ofrecen “papines” en distintas preparaciones. Puede ser en guisos, dentro de las empanadas o solas, apenas con sal. Ese nombre es a su tamaño pequeño, pero la realidad es que sólo trata de una cuestión de marketing.

La pequeñez se debe a que se cosechan temprano por una cuestión de demanda del mercado, pero si se dejan en la tierra alcanzan tamaños más grandes.

Infinidad de variedades de papa

Azul, Blanca, Collajera, Colorada, Malgacha, Moradita, Negra Ojosa, Oca, Sallama, Sani, Santa María, Runa, Tuni o Cuarentona. Todas ellas son sólo algunas de las variedades que se cultivan en Argentina. Basta dar una vuelta por los mercados de productos nativos de Jujuy y Salta. Podemos apreciar un abanico infinito de colores, formas y texturas.

Hay distintas fiestas en honor a la papa, habrá que mirar el calendario para no perderse estos festejos en las distintas provincias del norte argentino. Bienvenido, las papas siempre lo esperan para disfrutar de sus sabores terrosos. También dulces característicos.

¿Eres de los que prefiere plátano o banana? ¿Por su precio, su sabor u otros motivos? Algunos consumidores aseguran que el primero está más bueno aunque sea más caro, por eso lo compran. Muchos otros miran solo el cartel del más barato nada más llegar al supermercado. Pero, ¿sabes realmente cuáles son las diferencias entre el plátano y la banana? ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Aunque sean muy similares e incluso al ver ambas frutas puedes confundirlas, no son lo mismo. Eso sí, es necesario que pongas atención en varios aspectos para poder identificar al uno o a la otra. Así es, precisamente en el género masculino y femenino ya se distinguen. Pero hay mucho más que puedes desconocer.

Diferencias entre el plátano y la banana, según sus valores nutricionales

Aunque la primera distinción resida en el origen y precio, algo que puedes comprobar en el propio supermercado o envoltorio, las más importantes diferencias entre el plátano y la banana pasan por sus valores nutricionales.

Los plátanos que se venden en España proceden de las Islas Canarias en un 70 % del total, mientras las bananas llegan importadas desde Centroamérica y África. Normalmente, entre estas dos frutas de la familia de las musáceas también hay una diferenciación de céntimos o incluso euros. Durante gran parte del año, el plátano tiene fijado un precio más alto que la banana. 

Ambas frutas se cultivan en climas tropicales o cálidos, pero su composición nutricional varía. El plátano tiene más fibra, proteínas, potasio y fósforo, mientras la banana te aporta más valor energético, calcio, magnesio, hierro y cobre.

También esta segunda gana en mayor porcentaje de vitamina C e hidratos de carbono. Sin embargo, las vitaminas A, B2, B6 y riboflavina son más elevadas en el plátano, igual que sucede con la pectina. Esta fibra incrementa la sensación de saciedad.

Otros aspectos de distinción interesantes

Si los plátanos de Canarias tienen una trayectoria exitosa en su comercialización se debe, en gran parte, al gran sabor. Este se consigue gracias a la riqueza de los compuestos aromáticos característicos que lo distinguen de la banana. Por eso muchos consumidores prefieren el producto de las islas.

No obstante, otras diferencias entre el plátano y la banana puedes apreciar si observas bien la forma y el color exterior de ambas frutas. El primero es más alargado con su cáscara verde oscuro. En cambio, la segunda tiene un dibujo cilíndrico e incluso ese mismo color, pero algo más claro.

En general, ambos son dos excelentes alimentos para incluir en tu dieta equilibrada y saludable. ¿Y tú? ¿Eres de plátano o de banana?

El asado es una técnica de cocción que consiste en dejar que el calor del fuego sea el encargado de cocinar lentamente los alimentos expuestos. Es posible utilizar una parrilla, barbacoa o bandeja de horno para su elaboración. Además, según la zona geográfica, se utilizan unos u otros productos que lo diferencian del resto. Así pues, en este artículos nos vamos a centrar en una receta del asado murciano, ese que se prepara en la Región de Murcia. 

Las frutas y las verduras son alimentos imprescindibles en una dieta saludable, pero no siempre podemos disponer de estos productos en el mejor estado. El color, la frescura o la textura que tienen cuando los compramos en el supermercado puede cambiar en muy poco tiempo. Por ello, conviene saber unos trucos muy útiles para su mantenimiento más óptimo, sea fuera o dentro de la nevera. ¡Descubre estos consejos para conservar frutas y verduras de la mejor forma posible!

Consejos para conservar frutas y verduras de temporada: ¿nevera o frutero?

Los productos de temporada son aún más beneficiosos y están mejor de sabor que cuando se venden en épocas atípicas. No obstante, también es necesaria una adecuada conservación para que duren más tiempo en buen estado. Cabe recordar que no todas las frutas y verduras requieren del frío de la nevera para mantenerse. Este es el primer punto que debemos reconocer, según el alimento que sea.

Así, entre las frutas que deben ir al frigorífico siempre se encuentran las cerezas, fresas, uvas, manzanas y albaricoques. Por otro lado, cuando la temperatura ambiente de nuestra casa es medio-alta, otros alimentos deben guardarse en frío. Son el melón, los plátanos, los limones e incluso la piña. En los meses de más calor, es muy importante cumplir con esta regla del frío. O de lo contrario, muchos alimentos que pueden estar, en teoría, en el frutero, acabarán en la basura.

Por parte de las verduras, la gran mayoría deben estar refrigeradas, desde las judías verdes hasta las cebolletas. Apio, brócoli, lechuga, espárragos, zanahorias y un largo etcétera van directos a la nevera en cualquier época del año. En verano, ocurre igual que con la fruta: pepinos, tomates, pimientos o calabazas requieren frescor.

En un punto intermedio tenemos otras frutas y verduras que pueden estar unos días en el frutero hasta que maduren, para después conservarlas en frío. Esto depende de dos factores: temperatura ambiente del hogar y estado de maduración del alimento tras comprarlo.

Algunas recomendaciones para la conservación en frío

Igual de importante que lo comentado resulta seguir estos consejos para conservar fruta y verdura dentro de la nevera. Los alimentos deben guardarse en bolsas transparentes o de papel no herméticas (con agujeros pequeños) en zonas frías pero no demasiado.

Por supuesto, todos ellos deben estar separados de los otros para evitar posibles contaminaciones. Además, para consumir cada fruta siempre conviene sacarla una media hora o una hora antes del frigorífico. ¡Disfruta así de todo su sabor!

Procura también revisar el estado de cada alimento de vez en cuando y no tardes muchas semanas en comerte las verduras porque tienen su límite. Lógicamente, la nevera debe estar siempre bien limpia, sin residuos de otros productos y funcionando de forma óptima. Aprovechar los cajones inferiores para guardar frutas o verduras es otra garantía de buena conservación. Estos rincones están pensados justo para ello.

En general, con estos consejos para conservar frutas dejarás de desperdiciar tanto. ¡Y recuerda, siempre puedes acudir al congelador para las verduras!

El sector de los cítricos en España sigue sumido en una de las peores crisis sufrida en la última década. La imposibilidad para sacar números rentables a la cosecha de naranjas, sobre todo, está mermando a muchos agricultores. Estos se ven incapaces de poder competir en precios con los productos que llegan exportados desde otros países. Por ese y otros problemas, cientos de chalecos naranjas están en guerra.

Cientos de ‘citricultores’ se manifestaron el pasado martes 19 frente a la sede de la Comisión Europea en Madrid. Lo hicieron bajo la agrupación agraria Asaja para protestar por la grave situación que atraviesa el sector en España. A la manifestación acudieron trabajadores de Murcia, Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana. Todos a la lucha por la misma causa, pidiendo soluciones.

Los chalecos naranjas y sus peticiones

Bajo lemas como “El campo se muere, ¿y tú?” o “¡Nuestro futuro está en juego!” los manifestantes reflejaron en sus carteles el descontento. Mientras, repartían naranjas a las personas que pasaban por las calles. Así fue la escena vista de una protesta que exigía soluciones en varios puntos.

“Los cítricos están pasando una crisis que podría llevar al abandono de muchas explotaciones”, advertía el presidente de Asaja, Pedro Barato. Todo por una política de precios “abusiva” hacia los productores, así como las plagas que sufren los cultivos “cada nueve meses”. Los agricultores piden “incrementar el control fronterizo para evitar la entrada de esas plagas”.

En cuanto a los precios, la propia organización agrícola asegura que han caído esta temporada hasta casi un 50 % en mandarinas (variedad clemenules) y un 40 % en la naranja navelina. Así, los cítricos españoles se ven desplazados por las exportaciones recibidas de Sudáfrica, sobre todo. Pero también Marruecos, Egipto, Brasil, Argentina o Turquía.

Esas naranjas y otros alimentos exportados no cumplen las mismas normativas en materia de seguridad laboral, medio ambiente y reglas fitosanitarias. De ahí que tengan unos precios más bajos con los que no pueden competir estos chalecos naranjas españoles.

Con todo ello, Asaja exige un informe detallado de ese impacto de terceros países y una revisión de la Organización Común de Mercados (OCM). También una ley para la cadena alimentaria en el ámbito europeo, entre otras peticiones.

De momento, a los chalecos naranjas les toca esperar una respuesta por parte de Bruselas ante una situación grave que puede ser fatídica para el campo español.

La Unió de Llauradors de Valencia descubre en un estudio la presencia de agentes tóxicos en naranjas de Sudáfrica. El país africano consiguió la luz verde para que se pudieran exportar naranjas a la Unión Europea en 2016. Fue gracias a este acuerdo que tuvo como objetivo fomentar el comercio, desarrollo y cooperación con el país sudafricano.

El citado acuerdo cayó como un jarro de agua fría en España como primer exportador de cítricos de la Unión Europea. Con él, han ido cayendo los precios en estos últimos dos años. Algo que ha provocado una grave crisis en el sector cítrico.

Riesgos en la seguridad alimentaria con estas naranjas de Sudáfrica

En un estudio presentado por la Unió de Llauradors se denuncia que la entrada de naranjas de Sudáfrica tiene un riesgo para nuestra salud. Se revela la presencia de productos fito-sanitarios par evitar enfermedades del fruto o el árbol. Sustancias que en la Unión Europea están prohibidas, no ocurre así en la república africana, donde aún están permitidos.

La materia activa presente en la naranjas de Sudáfrica encontradas son el Paraquat. Es un herbicida que puede provocar problemas en la piel e irritaciones cutáneas. También pueden presentarse problemas de riñón y problemas cardíacos en dosis altas o permanentes.

En Sudáfrica se permite el uso de productos en la agricultura que la UE no autoriza

Otras materias activas prohibidas en la Unión Europea por riesgo sanitario si pueden ser utilizadas por los agricultores sudafricanos. Es la Beta-Cipermetrina, un insecticida que puede provocar problemas de cáncer y en la piel. También la carbendazima, un fúngico con riegos en nuestra salud provocando alteraciones en la fertilidad y el feto. Por último, los insecticidas metidation y paratión metil utilizados pueden provocar diarreas, problemas respiratorios, nauseas, vómitos y calambres.

La Unió De Llauradors trasladará  a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) este estudio. También lo hará a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición. Todo ello para exponer los graves perjuicios que supone permitir estas importaciones de cítricos. Sobre todo, de naranjas de Sudáfrica, vistos los resultados.

Además, esta noticia llega en plenas protestas de los agricultores valencianos, quienes arrojaron kilos y kilos de naranjas en las calles. En los últimos días de recolección han mostrado su descontento e incluso situación insostenible que viven. Unos precios de la naranja irrisorios que no les permiten sacar provecho de las cosechas.

Una de las frutas más consumidas en el mundo es, juntamente con la manzana y la banana, la naranja. Es un cítrico realmente muy interesante para nuestra alimentación principalmente por su alto valor de vitamina C. Consumiendo cien gramos cubrimos el 90% de  nuestra necesidad diaria en esta vitamina. También tienen un nivel alto de flavonoides, que nos aporta una acción antiinflamatoria y antioxidante.

Los mayores productores mundiales de esta fruta son Brasil, Estados unidos, China e India. La sorpresa es que, aunque es muy consumida, la gran mayoría de quien disfruta de este cítrico no conoce las variedades principales de naranjas, ni su época de recolección. Vamos a conocer algo más sobre las ellas.

Sus variedades

Existen tres grandes grupos de naranjas. El primer grupo son las llamadas Navel (ombligo en inglés), ya que  tienen una especie de parte salida en uno de los extremos. Son variedades precoces y se empiezan a recoger a finales de septiembre. Tienen un color anaranjado y son muy dulces. Su piel facilita el consumo y tienen pocas semillas.

Entre las variedades Navel podemos destacar dos: Navelate es una variedad con mucho jugo y sin semillas. Navel lane late es una variedad similar a la anterior algo más tardía y que aguanta mejor el calor gracias a su grosor de piel. La Navel Powel es una variedad también tardía, se recoge a finales de invierno.

El segundo es del llamado grupo de las blancas. Este grupo se caracteriza porque son frutas menos ácidas y amargas que el resto de grupos. Son dulces, sabrosas y con escasas semillas. Las variedades típicas de este grupo son las Barberinas, Valencia late (la más tardía) y  las Salustianas.

Por último nos encontramos el grupo de las Sanguinas. Su variedad más importante es la Sanguinelli. Son naranjas rojizas con un nivel de antioxidantes superior. Esto nos aporta mayor prevención frente a enfermedades coronarias. Es una variedad con mucho zumo y sin semillas.

Propiedades de la naranja

La naranja es una fruta que en el hemisferio norte se recoge desde septiembre hasta junio. Se pueden consumir sin refrigerar casi todo el año. Además de la vitamina C nos proporcionan fibra, potasio y un nivel bajo de calorías. Aunque se pueden consumir en zumo, lo mejor es comer la fruta y no perderse ninguna de sus propiedades.