Hidromiel: por qué tomar esta bebida vikinga

Pocas bebidas pueden presumir de ser ancestrales y volver a estar de moda después de mucho tiempo. En realidad, la hidromiel es la bebida alcohólica más antigua del mundo. Actualmente, se presenta como un producto alternativo al mundo de la cerveza y el vino. En un momento donde hay una gran diversidad de bebidas, esta tan tradicional tiene y tendrá una presencia cada vez más importante en nuestra gastronomía. A continuación te contamos las razones por las que debes apostar por ella como lo hicieron los vikingos en su época.

Uno de los motivos principales de su desaparición en los círculos más populares fue debido a la extensión de cultivos de vid y cereales. Estos se popularizaron y abarataron el precio del vino y de la cerveza. Actualmente, la hidromiel te ofrece unos matices que son muy interesantes tanto en la elaboración de recetas como en su uso como acompañante para maridar todo tipo de platos.

¿Qué y cómo es esta bebida?

La hidromiel es la fermentación de una mezcla de agua y miel. Una bebida muy apreciada ya en la época de los egipcios. También por los Romanos, Mayas, Griegos, Celtas y, por supuesto, por la cultura vikinga. Todos estos pueblos consideraban que era un producto sagrado y que era el que los esperaba después de la muerte.

Sin duda, es una líquido muy versátil. Puede ser más o menos dulce y tener mayor o menor cantidad alcohólica. Puedes encontrarla así desde y hasta los 15º grados. También la puedes comprar macerada con cortezas de frutas como la naranja o bien algún tipo de hierbas o especias. Aunque poco a poco ha ido creciendo la innovación con ella al introducir en la receta otros ingredientes.

No tiene por qué ser dulce y depende, en gran parte, de la cantidad de miel aportada, así como del tipo de levaduras que utilicen en su elaboración. Debemos añadir que es una bebida que no contiene cereales y, por lo tanto, es apta para celiacosEsta es otra de sus ventajas respecto a otros productos.

nueva norma para la miel salvaxe curiosidades

Tarros con miel

De esta forma, puedes tener multitud de tipos de hidromiel que se adapten al gusto y paladar de cada uno. Por supuesto que esto facilita y lo facilitará cada vez más el maridaje con diferentes platos para conseguir una experiencia en la gastronomía en busca de la perfección. Desde las hidromieles más secas a las más dulces, algunas espumosas u otras con especias, encontramos mil sabores y aromas. Una invitación a muchos sumilleres para que se atrevan a combinar algunos platos con esta bebida antiquísima y sana.

Propiedades de la hidromiel

Como hemos comentado, es resultado de la fermentación de la miel con agua. Después de la producción de tal forma, las propiedades del ingrediente amarillo se mantienen en gran parte. Además, se añade la aportación y beneficios de las levaduras siempre y cuando la bebida no haya sido pasteurizada. De esta manera, es una bebida energética y reconstituyente como lo es la miel pero que depende en gran medida del tipo de hidromiel utilizada.

En el proceso de fermentación, las bacterias de ácido láctico introducidas por las abejas y presentes en la miel se mezclan con la levadura, de forma que eliminan agentes patógenos, muchos de ellos resistentes a los antibióticos. Esto ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

En cuanto a minerales, facilita la absorción de dos tan importantes como son el calcio y magnesio para enfermedades como la osteoporosis. Como producto originario de la miel tiene propiedades antiinflamatorias. No obstante, no debemos olvidar que la hidromiel es un producto alcohólico y que debemos beberlo con moderación, como todas las bebidas alcohólicas.

El vinagre de hidromiel

Uno de los productos que tiene es un vinagre. Un producto muy interesante a nivel gastronómico y que se debe conocer para incorporar a recetas, maridados o simplemente a ensaladas. Es excelente ya que aporta un sabor exquisito y diferente. Además, facilita mucho la digestión.

Este vinagre es el producto de una segunda fermentación, en este caso, una acética. Como sucede con el vino, la calidad de este vinagre depende de la calidad de la materia prima, es decir, de la calidad de la hidromiel.

hidromiel copas

Copas con hidromiel

Curiosidades del producto

Hay dos curiosidades para complementar nuestra cultura gastronómica sobre este producto dorado. La primera hace referencia a la llamada “Luna de miel” pues hacía referencia a su consumo durante todo un ciclo lunar en los recién casados. Todo para conseguir la primera descendencia de un hijo varón. La segunda es que era el alcohol preferido por los soldados romanos y también los vikingos porque no produce resaca al tener lípidos en la composición. De esta forma, se les facilitaba la lucha al día siguiente.

Ahora que ya conoces un poco más sobre la hidromiel, ¿te animas a probarla con regularidad? Una marca muy famosa es Valhalla.