Aterrizan los helados veganos Happlant

Hay alimentos que tienen un marcado carácter estacional. Suele pasar con los dulces navideños, como si no tuviera sentido comer roscón de Reyes en mayo. Igual que al llegar el otoño parece raro tomar un helado, porque la temperatura no acompaña. Sin embargo, algunas empresas como Loco Polo ingenian nuevas maneras de elaborar helados que se puedan comer en cualquier época del año, dando lugar a sus Hot Polo. Pero la última novedad no la encontramos en su temperatura, sino en sus ingredientes y forma de elaboración. Llegan los helados veganos a Madrid, de la mano de Happlant. ¿Quieres saber qué los diferencia de los demás? ¡Te lo contamos aquí!

Filosofía sostenible y saludable

La corriente vegana gana cada vez más adeptos y a esta vorágine de alimentos elaborados sin productos de origen animal se suman ahora los helados veganos Happlant. Cada vez son más los que se preocupan por lo que comen y están más comprometidos con el medio ambiente. Como resultado de todos estos factores, en el mercado cada vez encontramos más productos así con, además, una filosofía sostenible. En Madrid acaba de aterrizar esta empresa que apuesta por eliminar la proteína animal y producir helados saludables y basados en la sostenibilidad.

Helados veganos Happlant

¿Pero realmente son saludables? Happlant ofrece opciones sin aditivos ni conservantes perjudiciales, tampoco aceites refinados ni potenciadores del sabor. Los aditivos que utilizan son inocuos para la salud (goma guar y goma garrofín), a diferencia de otros que son muy usados y dañinos como el glutamato.

Por lo general, no llevan azúcares añadidos. Sin embargo, están hechos con azúcares mínimos algunos sabores, como los que llevan trocitos de chocolate, pero solo se trata de entorno al 2 % del helado. Para endulzar estas cremas emplean puré de plátano y pasta de dátiles.

Esta opción vegana tiene una consecuencia con el medio ambiente: se necesita un 92 % menos de agua para producirlos. Por otro lado, las bebidas vegetales que se usan en los helados contribuyen al bienestar animal y a una disminución de las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Envases de los helados veganos Happlant

Pero el compromiso ético de Happlant no acaba aquí. Los helados se sirven en envases hechos de cartón Kraft, un material reciclable, biodegradable y compostable. Esto quiere decir que, tras su uso, el hombre puede realizar otro producto. Pero si eso no sucede, el envase se descompone de forma natural convirtiéndose en abono orgánico. Además, las cucharitas son de madera. Está claro que desde Happlant le declaran la guerra al plástico.

Ingredientes de proximidad

Happlant elabora estos fríos dulces de manera artesanal en Madrid y tratan que los ingredientes sean de comercio local. En algunos casos es complicado, como con los frutos secos o el cacao, pero siempre que es posible se emplean frutas de agricultura de la Comunidad de Madrid. Si una fruta no se cultiva en la capital, recurren a productos nacionales, como los plátanos de Canarias o los mangos de Málaga.

Al no usar frutas que provengan del extranjero, determinados sabores de helados están condicionados por las temporadas agrícolas. ¿Y por qué no comprar frutas de otro país? Porque así disminuyen la huella de carbono que origina el transporte de los ingredientes.

Sabores de los helados veganos Happlant

Poco a poco, Happlant va consiguiendo incluir más sabores en su catálogo. De momento son solo cuatro y cada semana se irá desbloqueando uno nuevo. No son muchos, pero hay que tener en cuenta que la oferta antes de Happlant era casi nula. 

el mango en España

– Banana Split

Plátano de canarias con nibs de chocolate negro (70 % mínimo) y nueces. Las pepitas de chocolate se confeccionan con azúcar, pasta de cacao, cacao desgastado en polvo, manteca de cacao, lecitina de soja y aroma de vainilla.

– Choco salado

Es un helado de cacao puro con una pincelada de sal marina en escamas. Su sabor enganchará a los amantes del chocolate negro. El chocolate con la sal crea una extraña combinación que termina encantando.

– Mango

Su único sabor es frutal (de momento). Utilizan mangos cultivados en Málaga, no en Sudamérica como en la mayoría de los supermercados.

– Peanut Butter con pepitas de choco

Mantequilla de cacahuetes 100 % naturales acompañadas de chips de chocolate negro. Ideal para los amantes de la crema de cacahuete, un producto realfood. Estas pepitas de chocolate son las mismas que las del Banana Split.

Sabor Peanut Butter de los helados veganos Happlant

Sabor Peanut Butter | Foto: @hap.plant

Para disfrutar de uno de estos helados veganos de Happlant tienes que reservarlos a través de su web. Para recogerlo en tienda tardan entre dos y 48 horas en tenerlo preparado; mientras que para el envío a domicilio estiman entre dos y cinco días para la llegada del helado.

¿A qué esperas para pedir el tuyo? Nunca es tarde para sumarse a la saludable moda del realfood y, de paso, contribuir a cuidar el medio ambiente. Sí, con unos helados en otoño también. 

Spread the love
No hay comentarios

DEJAR UN COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.