Calabizo: fusión de calabaza y chorizo. Una original combinación de palabras que tiene lugar en una empresa gallega. Ya os hablamos de este embutido vegetal hace tres años y ahora, la marca apuesta por la innovación tras haber lanzado un potaje de garbanzos veganos que incorpora ese “chorizo” elaborado con la hortaliza naranja. Te explicamos este particular uso del alimento más famoso de la noche de brujas, este año en casa.

Otra innovación gallega

Es época de calabazas y no solo por Halloween. Como ya mencionamos en un artículo anterior sobre estas, la cosecha ya ha comenzado. La variante de verano de estas hortalizas ya está lista para llegar a las tiendas. Desde estas pasará a nuestras cocinas, donde el uso más extendido es la crema de calabaza. Sin embargo, hay quienes van mucho más allá y las utilizan de formas inconcebibles. El producto que tratamos a continuación es fruto de una empresa visionaria. Así pues, se trata de una que se mueve como pez en el agua ante el auge de la alimentación vegetariana.

La novedad de esta empresa ahora es el lanzamiento del primer potaje de garbanzos vegano. Tres emprendedoras que fundaron Calabizo en Nigrán (Pontevedra) hace cinco años. Estas han logrado un producto con un sabor auténtico similar al de los potajes de antaño. No obstante, se trata de una conserva. Son conscientes de que el ritmo de vida actual aleja a multitud de personas de la ingesta de legumbres. La razón principal es la falta de tiempo. Por ello es que quieren facilitar su consumo mediante este formato. Su solución es un potaje que tan solo requiere de cinco minutos de calor para poder comerlo. 

Potaje de garbanzos y calabizo

Potaje de garbanzos y calabizo / Fuente: @via_exterior

Es vegano y ecológico. Además, destaca por sus reseñables cualidades nutricionales. Su aporte nutricional es cuantioso mientras que el aporte calórico es reducido. Resulta ideal para quienes vigilan el colesterol. Como nutrientes principales señalamos las proteínas de buena calidad, fibra, minerales y vitaminas del grupo B12. Sus ingredientes son garbanzos, espinacas, cebolla, zanahoria, pimiento, tomate, ajo, aceite de oliva Virgen Extra, sal y calabizo. Este último ingrediente es la guinda del pastel. El componente que hace vegano al plato.

¿Pero qué es el calabizo?

Vamos a explicarte el último ingrediente mencionado. Se trata de un “chorizo” hecho a base de calabaza. Técnicamente hablamos de “embutido de calabaza ahumado y curado, 100% vegetal”. A groso modo, consiste en prescindir de la carne en el relleno del chorizo en pro de la hortaliza. Además, la grasa o magro de cerdo se sustituye por aceite de oliva virgen extra. El resto de los ingredientes permanecen: ajo, cebolla, sal, orégano, pimentón… La clave de su sabor es su preparación artesanal: ahumado y curado con madera de roble.

Edurne, Sofía y Keila son sus creadoras y se pueden jactar de haber recibido el premio a la startup más innovadora. Este se lo entregó el Basque Culinary Center aunque no es el único reconocimiento que han obtenido. El surgimiento de la idea en el año 2015 fue curioso. Se sumaron la tradición charcutera de Sofía Calvo por su paso por un restaurante vegano. Tras su éxito, sacaron al mercado la edición picante en 2017 y la ecológica en 2018. Este año es cuando han decidido aventurarse en el terreno de los potajes incorporando su ingrediente estrella.

emprendedoras

Edurne, Sofía y Keila son las creadoras de calabizo / Fuente: @depaseopormico

Un Halloween diferente

En su página web también encontramos otras recetas que incorporan el calabizo. Entre ellas tenemos pizza vegana, risotto, coca valenciana… Llama la atención la palabra samaín. Esta es un término celta que hace referencia a la cosecha que tenía lugar el 31 de octubre. Con el tiempo derivó en lo que hoy conocemos como Halloween. El simbolismo pagano de la calabaza sirvió de inspiración para la startup gallega que no ha dejado de sorprendernos.

En resumidas cuentas, que dejes de comer carne no significa que tengas que despedirte del sabor del chorizo. La ingeniera agrónoma, la cocinera y la economista que lanzaron el proyecto lo han hecho posible. El gusto está muy logrado en el falso chorizo y, además, carece del colesterol del embutido real. Ahora que toca pasar Halloween en casa puedes darte el capricho de degustar este plato caliente. Además, ahora con el frío un buen potaje entra solo. Nuestra sugerencia para comer el día de todos los santos: potaje vegano con calabizo, manta y peli de terror.